Un piloto de avión estadounidense adopta a un perro abandonado por un viajero en el aeropuerto
La organización protectora de animales y United Airlines colaboraron después para encontrar un hogar definitivo para Polaris. Foto: Anadolu Agency/Getty Images

Un chico muy bueno por fin tiene un hogar muy cariñoso. Un cachorro abandonado en el Aeropuerto Internacional de San Francisco fue adoptado por un piloto de avión justo a tiempo para las fiestas.

El joven perro, llamado Polaris, llegó al aeropuerto estadounidense en un vuelo internacional, sin embargo, su dueño decidió seguir viajando sin él tras las dificultades de documentación relacionadas con el animal, según informó la Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales de San Francisco (SPCA) y la prensa.

La organización protectora de animales y la aerolínea United Airlines colaboraron después para encontrar un hogar definitivo para Polaris, y el capitán William Dale, piloto de United Airlines, y su familia adoptaron al perro.

“Solo espero que podamos cuidar de él la mitad de bien de lo que lo ha hecho el personal de United”, citó el periódico Washington Post a Dale. “Más de un empleado me dijo: ‘Será mejor que cuides bien de él… o si no’. Incluso me advirtieron con el dedo”.

Según la Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales de San Francisco, la aerolínea trabajó para garantizar que Polaris cumpliera con los requisitos de entrada a Estados Unidos, como un periodo de cuarentena. “Desde el momento en que Polaris aterrizó a nuestro cuidado, todo nuestro personal de SFO United cuidó de él las 24 horas del día, los 7 días de la semana, hasta que pudimos obtener permiso para mantenerlo a salvo en Estados Unidos”, indicó en un comunicado Vincent Passafiume, director de atención al cliente de United Airlines.

“Es una gran sensación ver que esta historia se ha completado y que Polaris tendrá un hogar lleno de amor con el capitán Dale de United Airlines y su familia, justo a tiempo para las fiestas”.

La aerolínea celebró la adopción de Polaris en el aeropuerto el 15 de diciembre y entregó una donación de 5 mil dólares a la Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales de San Francisco “para apoyar su labor de salvar vidas durante todo el año ayudando a los animales enfermos, heridos, sin hogar o que necesitan un defensor”, según se indicó en un comunicado de prensa emitido por la organización.

Lisa Feder, jefa de rescate y bienestar de la Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales de San Francisco, comentó: “El equipo de atención al cliente de United asumió todo un reto para garantizar que Polaris estuviera a salvo, sano y encontrara un hogar cariñoso”.