La jornada electoral inicia en

Los mouse automáticos desafían a los jefes entrometidos
Algunos ratones móviles utilizan un disco giratorio dentro de una base para mantener el cursor en movimiento. Foto: Cortesía de Tech8 USA

Ver los partidos de la Premier League puede ser una tarea difícil cuando se vive en Estados Unidos. En el caso de los partidos entre semana, el saque inicial suele ocurrir a mitad de la jornada laboral, lo que supone un reto incluso para los trabajadores remotos: ¿cómo puedes evitar que tu estado en línea pase a ser inactivo?

La solución es un “mouse mover”: una herramienta que mantiene el cursor en movimiento incluso cuando el usuario dedica toda su atención al partido. El mes pasado, el canal de Twitter de la Premier League en Estados Unidos promovió la diversión ofreciendo un “mouse mover PLinUSA” a un afortunado ganador.

Estos dispositivos existen desde hace muchos años, pero su popularidad aumentó cuando las personas comenzaron a trabajar desde casa al principio de la pandemia. Existen distintas variedades, desde bases con discos giratorios en el centro hasta creaciones DIY hechas con Legos. Sin embargo, constituyen un símbolo de resistencia contra la vigilancia en los lugares de trabajo, aunque su simple existencia apunte a un futuro distópico.

A medida que el trabajo desde casa se normalizaba en 2020, crecía la preocupación respecto al bossware, un software que vigila minuciosamente a los trabajadores remotos mediante, por ejemplo, el seguimiento de sus movimientos con el ratón.

Las plataformas de comunicación laboral como Teams, de Microsoft, pueden ser menos propias de un “Big Brother”, pero aún así pueden mostrar cuándo un trabajador ha estado “inactivo”, una palabra que implica que está en una hamaca tomando un cóctel cuando podría tener razones perfectamente legítimas para haberse alejado de su computadora: cuidar a un niño, ir al baño, rescatar al perro de un enfrentamiento con un mapache rabioso. E incluso si solo se está tomando un descanso, ¿tiene que saberlo realmente el jefe?

Cuando los jefes vigilan tan estrechamente a su personal, esto fomenta una “falta de confianza entre empleador y empleado”, señala Diana Rodríguez, de Tech8 USA, una empresa con sede en Texas que fabrica los populares “mouse movers”, entre los que se encuentran pequeñas almohadillas que mueven físicamente el ratón y memorias USB que simplemente desplazan el cursor. Además, gran parte del trabajo remoto –leer informes, escuchar reuniones– no requiere que el trabajador mueva el ratón.

“Ese tipo de talento no se puede microgestionar”, comenta Rodríguez, por lo que medir el rendimiento en función de “cuánto tiempo llevas en la computadora… no tiene mucho valor”. Y la investigación parece respaldar esta afirmación: un estudio realizado en 2021 sobre “microdescansos” –en los que empleados cansados comen un bocadillo o trabajan en un crucigrama– los ayudó a recuperarse de la fatiga y a trabajar mejor.

Tech8 comenzó a fabricar los “mouse movers” pensando en los jugadores que no querían que se interrumpieran sus sesiones cuando se tomaban un descanso.

Al principio los “mouse movers” eran fabricados con una impresora 3D. “Y entonces, cuando empezó la pandemia, la gente empezó a comprarlos para usarlos en casa. Y nosotros pensamos: ‘Está bien, esto se está volviendo una locura’. Las cinco o seis impresoras que teníamos no podían satisfacer la demanda”. Las ventas siguen creciendo, y la empresa espera que su volumen de ventas de 2023 sea el triple que el de 2020.

Incluso con el regreso de los trabajadores a la oficina, las ventas han aumentado, quizás en parte debido a la gran variedad de usos del producto. Los profesionales del sector salud utilizan los “mouse movers” para mantener prendida su computadora mientras hablan con los pacientes; los equipos informáticos los usan para probar softwares; los estudiantes pueden necesitarlos para que les sea más fácil tomar apuntes mientras ven una clase. (Por supuesto, es posible configurar las computadoras para que permanezcan encendidas durante largos periodos de tiempo, pero muchas veces estos ajustes son inaccesibles cuando la organización controla el dispositivo).

Claro, aunque estos usos sean completamente legítimos, los comentarios en Amazon sugieren que muchas personas están más interesadas en ser más astutas que la vigilancia en los lugares de trabajo, y les encantan los resultados.

“Un artículo imprescindible para cualquier empleado que trabaje desde casa”, escribió un usuario en una reseña de un “mouse jiggler” fabricado por una empresa llamada Phiginoo. “¿Necesitas alejarte para comer un bocadillo? ¡No hay problema! ¿Quieres jugar un rato con tu celular? ¡Te ayudará! ¿Quieres echarte una siesta? ¡Adelante!”.

Otros simplemente intentan evitar la frustración tecnológica: “Funciona muy bien, para dar la apariencia de estar “ocupado” en todas las laptops de trabajo. No es que no esté trabajando, pero tengo varios sistemas en los que “se supone” que debo estar conectado, en varias laptops, y no puedo estar en dos sitios a la vez. ¿¿O sí puedo :)??”

Por supuesto, a medida que los “mouse movers” se vuelven más populares, también lo hace el sofisticado sistema de seguimiento en los lugares de trabajo que supervisa los movimientos del teclado o utiliza software de reconocimiento facial.

Ocho de cada diez de las mayores empresas privadas de Estados Unidos realizan un seguimiento de la productividad individual, según indica el periódico New York Times. Y es posible que las computadoras del lugar de trabajo puedan detectar el uso de periféricos, lo cual podría revelarle a tu jefe el uso de algunos “mouse movers”. Si tu jefe tiene acceso remoto a la pantalla de tu computadora, podría detectar movimientos repetitivos del ratón que supondrían una señal de alerta.

“Nos encantaría quedarnos obsoletos, pero observamos que los “mouse movers” como este ayudan a aumentar la productividad y las personas están menos estresadas, lo crean o no, porque no les preocupa que se les apague la computadora”, explica Rodríguez. “Pueden alejarse e ir a ocuparse de un asunto personal o ir a poner la ropa en la lavadora o a ver cómo está el bebé”.

Síguenos en

Google News
Flipboard