Primicia mundial: la vacuna contra la malaria comienza a distribuirse en Camerún
Viales de Mosquirix en un depósito de Kisumu (Kenia), uno de los tres países que probarán la vacuna contra la malaria entre 2019 y 2021. Foto: Lameck Orina/Fondo Mundial

El lunes comenzó en Camerún el despliegue de la primera vacuna mundial contra la malaria, que se considera un capítulo transformador en la historia de la salud pública de África.

La vacuna contra la malaria RTS,S (con 662 mil dosis) se administrará a los niños del país de África occidental, los primeros en ser vacunados tras el éxito de las pruebas del medicamento en Ghana, Kenia y Malawi entre 2019 y 2021.

Esto supone una intensificación de la lucha contra la malaria en África, donde se produce el 95% de las muertes por esta enfermedad, la mayoría entre menores de cinco años.

“Con la vacuna contra la malaria no sólo estamos presenciando sino participando activamente en un capítulo transformador en la historia de la salud pública de África”, declaró el Dr. Mohammed Abdulaziz, jefe de división de los Centros Africanos para el Control y la Prevención de Enfermedades, con sede en Etiopía, en una sesión informativa conjunta en línea con la Organización Mundial de la Salud. “Llevamos mucho tiempo esperando un día como éste… aporta algo más que esperanza, aporta una reducción de la mortalidad y la morbilidad asociadas a la malaria”.

Los expertos en salud pública afirman que la comunicación con el público será crucial para el éxito de la vacuna contra la malaria, para garantizar que la gente confíe en ella, lleve a sus hijos para que reciban las cuatro dosis y que entienda que será más eficaz cuando se combine con otras medidas, como dormir bajo mosquiteros tratados con insecticida.

“Necesitamos mensajes, comunicación y voces de confianza”, afirma Abdulaziz. “Tenemos que recurrir a trabajadores sanitarios que estén muy cerca de la comunidad. Tenemos que escuchar a la comunidad, lo que dicen, y también observar cómo nos reciben con la vacuna contra la malaria”.

Kate O’Brien, directora del departamento de inmunizaciones y vacunas de la OMS, afirmó que, según los datos del ensayo, la RTS,S (también conocida como Mosquirix) salvaría decenas de miles de vidas.

Otros 19 países africanos tienen previsto introducir la vacuna contra la malaria este año, con la esperanza de poder llegar a 6.6 millones de niños. Las entregas están previstas para Burkina Faso, Liberia, Níger y Sierra Leona.

Mbianke Livancliff, de la organización camerunesa sin fines de lucro Value Health Africa, afirmó que desde que se entregaron las vacunas en noviembre ha habido un gran entusiasmo en el país. La organización ha celebrado reuniones comunitarias y debates abiertos para presentar la vacuna y su proceso de aprobación, responder a las preocupaciones de la gente y disipar cualquier posible duda.

“Ha sido un momento emocionante. Las familias están entusiasmadas, felices por este gran avance y dicen que es eficaz y que es lo que estábamos esperando”, afirmó Livancliff.

En la ciudad camerunesa de Douala, en la clínica privada Angels, Nobah Adel, de seis meses, gritó cuando sintió la aguja que le administraba la primera dosis de la vacuna contra la malaria el lunes por la mañana.

“Aunque llore, hoy estoy muy contenta”, dijo su madre, Dani Widal, que se enteró de la campaña de vacunación contra la malaria hace una semana. “Tengo tres hijos y todos están siempre enfermos de malaria. Espero que la vacuna le ayude por fin a no enfermar como sus hermanos.”

Widal había hecho cola con su hija durante tres horas para conseguir la vacuna. “Vivo en un barrio donde hay muchos mosquitos. Gasto más de 30 mil francos (850 pesos) cada tres meses a causa de la malaria”.

Kamela Isabelle Madjouwou, enfermera del centro, afirmó que la vacuna contra la malaria es “esencial”. Camerún registró más de 6 millones de casos en 2022 y la malaria fue responsable del 12% de las muertes de niños menores de cinco años en 2021. “La vacuna reducirá la mortalidad y las consecuencias de esta terrible enfermedad”, afirmó.

Thomas Breuer, director de salud mundial de GlaxoSmithKline, fabricante de la vacuna contra la malaria, afirmó que se trata de un avance significativo: “Después de más de 35 años de trabajo dedicado con nuestros socios para desarrollar la primera vacuna mundial contra la malaria, Mosquirix, es gratificante verla por primera vez en uso rutinario. Nos entusiasma que más países donde la malaria es endémica se estén preparando para introducir la vacuna en los próximos meses.”

Una segunda vacuna contra la malaria, R21/Matrix-M, producida por la Universidad de Oxford, se introducirá a finales de este año.

Traducción: Ligia M. Oliver

No te pierdas: Corea del Sur se enamoró de los perros y prohibió sacrificarlos para obtener su carne

Síguenos en

Google News
Flipboard
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales