La jornada electoral inicia en

Pescadores salvados gracias a mensaje de ‘ayuda’ en la misma pequeña isla donde ‘SOS’ salvó a otros tres
Los pescadores varados en el atolón de Pikelot escribieron “HELP” (“ayuda”) con hojas de palmera. Foto: US Coast Guard Forces Micronesia

Tres pescadores varados en un remoto atolón del Pacífico durante más de una semana fueron rescatados tras deletrear la palabra “HELP” (“ayuda”) en la arena con hojas de palmera gigantes.

Una tripulación del cúter Oliver Henry de la Guardia Costera estadounidense rescató el martes a los hombres, de unos 40 años, del atolón de Pikelot, perteneciente a los Estados Federados de Micronesia, después de que su mensaje fuera visto desde el aire.

En un giro extraordinario, uno de los miembros del equipo de rescate de la Guardia Costera que desembarcó para salvarlos resultó ser su pariente, un primo tercero con el mismo apellido y capaz de hablar su idioma local.

El trío llevaba desaparecido desde que no regresó de una expedición de pesca el Domingo de Pascua a bordo de su esquife de 6 metros, y sobrevivió comiendo cocos, según dijeron a sus rescatadores.

Los guardacostas afirmaron que, sin el mensaje con las hojas de palmera, los hombres podrían no haber sido encontrados.

“En un testimonio extraordinario de su voluntad de ser encontrados, los marineros deletrearon “HELP” (“ayuda”) en la playa usando hojas de palmera, un factor crucial en su rescate”, dijo la teniente Chelsea García en un comunicado.

“Este ingenioso acto fue fundamental para guiar los esfuerzos de rescate directamente hasta su localización”.

La búsqueda ya estaba en marcha después de que unos familiares alertaran a las autoridades de que los hombres habían salido del atolón de Polowat, a unos 185 km de donde fueron rescatados, pero no habían regresado. Su embarcación, un esquife tradicional, sólo tenía un motor fuera de borda.

El subcentro de rescate de la Guardia Costera en Guam lanzó una búsqueda aérea sobre una zona de más de 145 mil km2, pero se vio dificultada por el mal tiempo. Finalmente, el domingo, un avión de reconocimiento P-8A de la Marina estadounidense con base en Okinawa (Japón) detectó el mensaje de ayuda y la tripulación de un avión Hércules HC-130J de la Guardia Costera lanzó un paquete de radio y alimentos a la isla.

Los hombres informaron de que se encontraban en buen estado de salud y habían estado comiendo cocos y bebiendo de un pozo de agua dulce en el atolón, que es una parada ocasional para los pescadores de Micronesia. El rescate marítimo se llevó a cabo el martes, y el cabo de la Guardia Costera, Eugene Halishlius, fue uno de los primeros en desembarcar.

“Pude ver en sus caras: ¡Guau! ¿Quién es este tipo que se acerca y habla nuestro idioma?” Halishlius declaró a la CNN en una entrevista el jueves, añadiendo que se sorprendieron aún más cuando les dijo su nombre. “Es un mundo de locos, me enteré de que estoy emparentado con ellos. (Ellos) no podían creer que estoy con la Guardia Costera tratando de rescatarlos”.

Los hombres le contaron que su esquife había quedado inundado por el fuerte oleaje y el motor se había empantanado, así que remaron hasta el atolón.

Pikelot es una diminuta y remota isla coralina de sólo 31 m2, a más de 644 km al sureste de Guam. Según Stars and Stripes, hace cuatro años se produjo un rescate casi idéntico, cuando tres marineros que se quedaron sin combustible y llegaron a la deriva al atolón escribieron “SOS” con hojas de palmera.

Su mensaje fue detectado por un avión de reabastecimiento de las fuerzas aéreas estadounidenses y fueron rescatados varios días después por una patrulla micronesia.

Traducción: Ligia M. Oliver

No te pierdas: ¡Bogotá a ducharse en pareja! Sequía afecta el suministro de agua de la capital

Síguenos en

Google News
Flipboard