La jornada electoral inicia en

Divorcio por error: abogado presionó el botón equivocado
Ayesha Vardag, la autodenominada “diva del divorcio”, dijo que el juez tomó una “mala decisión”. Foto: Antonio Olmos

El bufete londinense admite el error, pero el juez dice que no se puede anular una sentencia definitiva de divorcio.

Una pareja se divorció por error después de que los abogados de un importante bufete cometieran un error informático, pero un juez superior ha dicho que no se puede anular una sentencia de divorcio.

La pareja, a la que el alto tribunal se refiere como el Sr. y Sra. Williams, estuvo casada durante 21 años hasta que se separaron en 2023.

Los abogados del bufete londinense Vardags, dirigido por Ayesha Vardag, la autodenominada “diva del divorcio”, utilizaron un portal en línea para solicitar por error una orden definitiva para la pareja, que seguía intentando llegar a un acuerdo económico para su separación.

Sir Andrew McFarlane, presidente de la sala de lo familiar, explicó que los abogados habían pretendido solicitar el divorcio para otro cliente “pero inadvertidamente abrieron el expediente electrónico del caso ‘Williams contra Williams’ y procedieron a solicitar una orden final en ese caso”.

Dijo que los abogados de Vardags, que representaban a la esposa, utilizaron el portal en línea “sin la instrucción o autoridad de su cliente”. Dijo que el sistema en línea funcionó con “su velocidad ya habitual” y concedió la orden de divorcio de los Williams en 21 minutos.

Los abogados se dieron cuenta de su error dos días después y solicitaron al Tribunal Supremo que anulara la sentencia definitiva de divorcio. Describieron el error como el simple hecho de que alguien en Vardags “presionó el botón equivocado” y argumentaron que, dado que la orden final se había solicitado por error, debía anularse.

Pero McFarlane rechazó la solicitud y dijo: “Hay un gran interés de orden público en respetar la certeza y finalidad que se derivan de una sentencia definitiva de divorcio y mantener el statu quo que ha establecido”.

Añadió que era necesario corregir la impresión de que el portal de divorcio en línea “entregaría una orden final de divorcio donde no se quería simplemente por hacer clic en el botón equivocado”.

“Como en muchos procesos similares en línea, un operador sólo puede llegar a la pantalla final en la que se da el último clic con el ratón después de recorrer una serie de pantallas anteriores”, dijo.

Vardag, una de las abogadas de divorcios mejor pagadas del Reino Unido, dijo que el juez había tomado una “mala decisión” y que había “decidido, efectivamente, que la computadora dice no, están divorciados”.

No te pierdas: Cuchareo a bordo: ¿es aceptable cucharear a 12 mil metros de altura?

Vardag, que en 2010 logró una sentencia histórica que declaró legalmente vinculante el acuerdo prenupcial de la heredera alemana Katrin Radmacher, añadió: “El Estado no debería divorciar a la gente por un error administrativo. Tiene que haber intención por parte de la persona que se divorcia, porque el principio de intención sustenta la justicia de nuestro sistema legal”.

“Cuando un error se pone en conocimiento de un tribunal, y todo el mundo acepta que se ha cometido un error, obviamente hay que deshacerlo… Eso significa que, por ahora, nuestra ley dice que te puedes divorciar por un error cometido en un sistema en línea. Y eso no es correcto, ni sensato, ni justo”.

Vardag declaró a la Law Society Gazette que apoyaba al abogado que solicitó por error la sentencia definitiva para los Williams al dar clic en el nombre equivocado de un menú desplegable del portal de divorcios.

Vardag ganó un acuerdo de 64 millones de libras (mil 355 millones 708 mil pesos) para Pauline Chai, la esposa del magnate de Laura Ashley, Khoo Kay Peng, en 2017.

Ella fue noticia en 2019 después de enviar un memorando al personal prohibiendo los suéteres de punto en la oficina. En un nuevo código de vestimenta publicado el año pasado, dijo que el personal podía evitar las mancuernillas y los trajes de negocios que visten “banqueros y agentes inmobiliarios” y mejor usar chaquetas de lentejuelas azul eléctrico y pantalones de cuero dorado para la oficina.

Traducción: Ligia M. Oliver

No te pierdas: Huesos de zorro en antiguo enterramiento sugieren que pudo haber sido mascota

Síguenos en

Google News
Flipboard