Empresa china inventa una máquina de besos a distancia
Inventan unos labios robóticos para besar a distancia.

Una start-up china inventó una máquina de besos a distancia que transmite los datos de los besos de los usuarios recopilados a través de sensores de movimiento ocultos en unos labios de silicona, que se mueven simultáneamente cuando reproducen los besos recibidos.

MUA –que debe su nombre al sonido que las personas suelen hacer al dar un beso– también capta y reproduce el sonido y se calienta ligeramente durante el beso, lo que hace que la experiencia sea más auténtica, explicó la empresa Siweifushe, con sede en Beijing.

Los usuarios incluso pueden descargar los datos de besos enviados por otros usuarios a través de una aplicación complementaria.

El invento surgió a raíz del aislamiento durante el confinamiento. En sus momentos más críticos, los confinamientos de China llevaron a las autoridades a prohibir a los residentes salir de sus departamentos durante meses.

“En aquel entonces estaba en una relación, pero no podía reunirme con mi novia debido a los confinamientos”, cuenta el inventor Zhao Jianbo.

El entonces estudiante de la Academia de Cine de Pekín centró su proyecto de fin de carrera en la falta de intimidad física en las videollamadas. Posteriormente fundó Siweifushe, que lanzó MUA, su primer producto, el 22 de enero. El dispositivo tiene un precio de 260 yuanes (unos 700 pesos).

En las dos semanas posteriores a su lanzamiento, la empresa vendió más de 3 mil máquinas de besar y recibió alrededor de 20 mil pedidos, comentó.

La MUA se asemeja a un soporte para celular que tiene unos labios fruncidos incoloros que sobresalen de la parte delantera. Para usarla, los amantes deben descargar una aplicación en sus teléfonos inteligentes y emparejar sus máquinas de besar. Cuando besan el dispositivo, este les devuelve el beso.

Empresa china inventa una máquina de besos a distancia - maquina-besos
Un dispositivo de besos a distancia llamado “Long Lost Touch” exhibido en la mesa de la casa de su propietario, Jing Zhiyuan, en Beijing, China. Foto: Tingshu Wang/Reuters

El dispositivo está disponible en varios colores con los mismos labios unisex. Ha recibido críticas diversas: algunos usuarios comentaban que era intrigante, mientras que otros decían que los hacía sentir incómodos. Una de las principales quejas fue la falta de lengua.

Los comentarios en línea fueron variados. Una persona describió la sensación como “un chupón caliente“.

Muy incómodo, no se siente como un beso de verdad“, comentaron en la plataforma china de compras en línea Taobao.

Otros señalaron que les había ayudado en sus relaciones a distancia. “Antes… puedo verla, pero no puedo tocarla, pero ahora hay un producto que nos ayuda a darnos un beso”.

Otro usuario comentó que era un producto divertido “incluso si estás soltero“.

Algunos internautas en la red social Weibo también expresaron su preocupación ante la posibilidad de que el dispositivo se utilizara para contenidos eróticos en línea, que están estrictamente regulados en China.

Zhao explicó que su empresa cumple la normativa, pero que “poco podemos hacer respecto a la forma en que la gente utiliza el dispositivo“.

MUA no es el primer dispositivo de besos a distancia. Investigadores de la Universidad de Electrocomunicaciones de Tokio inventaron una “máquina de transmisión de besos” en 2011, y el Imagineering Institute de Malasia fabricó un dispositivo similar llamado “Kissinger” en 2016.

Chi Hui Lin contribuyó a este artículo. Con información de Reuters.

Síguenos en

Google News
Flipboard
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales