Se mueve el mercado global de rentas de yates y botes
¿Se aproximan mejores horizontes para el negocio de los yates? Foto: Strikers/Pixabay.com

Si bien los brotes de coronavirus en grandes cruceros han sido fuente de historias de terror durante la pandemia, hay algunos rubros en el sector de los viajes de placer en los mares y océanos que ya se están reactivando en México y el mundo.

Uno de estos nichos es el de la renta de yates y botes bajo el modelo de charters. Es un negocio que, a nivel global, generó 47.7 mil millones de dólares, de acuerdo con la firma de investigación de mercados CMI. 

En 2020, como la mayoría de las industrias en el sector del turismo, el de la renta de yates y botes se vino a bajo, pero CMI calcula que a partir de 2021 habrá una recuperación del mercado, a razón de un crecimiento compuesto de 6.7% anual hasta 2027.

Así, CMI predice que en 2027 el sector tendrá un valor de 79 mil millones de dólares.

¿En qué basa CMI sus predicciones? En que hay bastante base instalada de yates y botes de dueños que los pondrán a operar a medida que se reactivan los destinos turísticos. Muchos son dueños particulares y otros son operadores.

En este sentido, tanto particulares como operadores buscarán ganar adeptos a los viajes por los mares a los grandes cruceros, con una oferta de control más específica en cuanto a protocolos de sanidad para evitar los brotes de Covid-19 en las embarcaciones.

En el caso de México, el interés de los operadores de charles se manifiesta debido al atractivo de los destinos del país, que va del Caribe a Los Cabos, pasando por toda la costa del Pacífico y hasta el Golfo de México.

Prueba de ello es que hace unos días el gigante Dream Yacht Charter abrió una nueva base en México.

Se trata de una oficina en Marina Las Velas, Isla Mujeres, con la que la empresa busca servir la Riviera Maya, la zona aledaña a Cancún y la península de Yucatán.

La empresa ya está tomando reservaciones para charters a partir de enero 2021 y sus ofertas se ajustan a lo que busquen los viajeros, incluyendo rentas con tripulación y todos los servicios de alimentos y bebidas que se requieran, así como experiencias tipo pesca o visitas a ruinas y lugares atractivos.