La odontóloga mexicana que quiere dar la vuelta a la vestimenta médica
Foto: Mr Bon

Con el impulso del empoderamiento femenino, los emprendimientos liderados por mujeres están destacándose cada vez más. Industrias como el cine, la música, los negocios, las finanzas, la tecnología y la medicina parecen estar tomando un tono mucho más femenino, y están abriendo las puertas a la diversidad y equidad de género.

Un ejemplo de todo esto es Mr Bon, una empresa mexicana dedicada a la fabricación y venta de uniformes médicos o scrubs.

En entrevista con La-Lista, la Dra. María Andrea Moncada, odontóloga y cofundadora de Mr Bon explicó que la idea surgió cuando notó que los uniformes médicos eran aburridos y con un diseño “viejito”, que al usar los típicos colores y cortes cuadrados, desanimaban a los trabajadores del sector salud sobre su aspecto físico.

Te recomendamos: Los médicos de farmacia, la frágil esperanza para escapar del Covid-19

Fue así como Moncada lanzó esta compañía en 2019 junto a su esposo Manuel Ramírez. Actualmente, ya tienen presencia fuera de México en países como Chile y Colombia.

Un proyecto con cara de mujer

Si bien los productos que ofrecen son para hombres y mujeres, cerca del 70% de sus usuarios son mujeres.

Ellas ayudan a difundir los productos de boca en boca entre sus compañeras, al mismo tiempo que aportan ideas para sumar más diseños a la marca.

Dra. María Andrea Moncada/ Foto: Mr Bon

“Me gustaría que mi experiencia sirva de ejemplo para otras mujeres con grandes ideas, que no se limiten a ‘no puedo’ o ‘no lo voy a lograr’. ¡Claro que se puede!”, manifestó María Andrea.

Los scrubs que ofrecen tienen el “plus” de una variedad de colores (las 6 colecciones que han sacado contemplan 25 colores en promedio cada una).

Esto, sumado al uso de materiales de alta calidad, la explosión del e-commerce y una buena atención al cliente, ha llevado a Mr Bon a estar presente en otros países de Latinoamérica, hasta que eventualmente sean reconocidos “a nivel global”.

“(El que sea un producto mexicano) es padrísimo, pero a la vez también es complicado, porque los mexicanos somos a veces muy malinchistas. Ven al extranjero y dicen “qué padre”. Muchos creen que porque eres mexicano vas a vender algo que no es tan de alta calidad como si fuera un uniforme americano”, comentó Ramírez.

“Para cuando vuelva a estudiar”

Antes del Covid-19, la compañía dirigía parte de sus ventas a escuelas y clínicas de diferentes sectores, como odontología, spas y cosmetología. Pero con el cierre de estos negocios, la empresa se quedó sin este ingreso.

“En nuestras redes sociales, hemos visto comentarios que la gente deja en nuestras fotos diciendo “para cuando volvamos a entrar a clases” o “para cuando regresemos a trabajar“. 

“Poco a poco se ha reactivado”, dice Moncada. Ahora, la meta es estar presentes globalmente.

El ser emprendedora y estar al frente de Mr Bon puede generar controversia, pero “entrarle sin miedo” ha provocado en la Dra. Moncada un crecimiento profesional y personal.

“Si tienes una meta, tienes que trabajarla y cumplirla. (Mr Bon) me ha ayudado a desenvolverme bastante al estar a cargo de trabajadores y saberles hablar y llamar la atención de la manera correcta”, puntualizó María Andrea.

Lee también: El Covid-19 mató a 3,000 enfermeras y hay riesgo de éxodo masivo

Ella, junto con su esposo, explica que las mujeres tienen que tomar en cuenta 3 factores primordiales a la hora de emprender:

  • Perder el miedo de emprender. Muchas veces por miedo dejamos de hacer cosas o las dejamos inconclusas. El miedo te frena, el chiste es atreverse. 
  • Trabajar en equipo. Hay gente que quiere emprender sola, pero siempre es importante apoyarte en ciertas personas o escuchar distintos puntos de vista. 
  • Las mujeres son capaces. Cualquier mujer tiene la misma capacidad que cualquier hombre y puede realizar cualquier tarea.

María Andrea espera ser un ejemplo para otras personas que estén buscando crecer y sobresalir en un país en el que las mujeres son dueñas del 36.6% de empresas con 100 o menos empleados y dan trabajo a 2.9 millones de personas, de acuerdo con el atlas de género del INEGI.

El slogan de Mr Bon asegura que “la vida es muy corta para usar un scrub aburrido“, y lo es también para no emprender por ser mujer.