La ONU lanza licitación para vender el avión presidencial
AMLO habló sobre el avión presidencial en su conferencia de prensa. Fotografía: Presidencia de la República.

La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) puso en marcha una licitación para contratar un servicio especializado que ayude a la venta del avión presidencial de México, José Maria Morelos.

Tras dos años y medio de que se anunció la puesta en venta de la aeronave Boeing 787-8 Dreamliner VVIP, la oficina del organismo internacional hizo pública la licitación.

El primer objetivo es que se realice un estudio de mercado que ayude a identificar posibles compradores potenciales del avión, cuyo precio mínimo de venta es de 2,286 millones de pesos. El segundo contempla la publicidad y promoción a nivel local e internacional.

También lee: Durante la 4T, las adjudicaciones directas alcanzan su punto más alto: IMCO

En caso de que se cumpla el objetivo el encargado de realizar las negociaciones de la venta con el comprador será directamente el gobierno mexicano, pero contará con el apoyo de UNOPS y del contratista en los acuerdos contractuales y el proceso de entrega.

La licitación inició el 14 de mayo y estará vigente hasta el próximo 4 de junio.

El avión fue adquirido por el expresidente Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) y se encuentra resguardado en el antiguo Hangar Presidencial del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, luego de pasar más de un año en Estados Unidos a donde fue enviado cuando se oficializó su puesta en venta.

Cifras de la Secretaría de la Defensa Nacional, la conservación y mantenimiento les ha representado una erogación superior a los 420 millones de pesos.

Lee más: AMLO estrena Santa Lucía a bordo del primer avión que aterriza en sus pistas

La aeronave presidencial sólo fue usada por el expresidente Enrique Peña Nieto y ha sido expuesto por el gobierno federal como un símbolo de los excesos cometidos por los gobiernos pasados.

El avión que no tenía “ni Obama”, como aseguraba López Obrador cuando era líder opositor, ya ha sido motivo de un a rifa en medio de la pandemia, en la que no se jugó la aeronave sino su valor, fue ampliamente publicitada por el gobierno federal, que solicitó a empresarios mexicanos comprar gran parte de los boletos.