Los contagios y la ocupación hospitalaria repuntan en la CDMX… pero no habrá cierres
Foto: Alexa Herrera/ La Lista

Con un gracias entre signos de admiración y un video con música que recuerda las escenas en que resurge la esperanza en las comedias románticas, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció el cierre de la Unidad Temporal Covid-19 en el Centro Citibanamex. Fue hace poco más de un mes, el 14 de junio, cuando este espacio auxiliar para atender a pacientes contagiados por el nuevo coronavirus dejó de operar ante la baja en la ocupación hospitalaria en la Zona Metropolitana del Valle de México.

Ese día, la Ciudad de México cumplía una semana en semáforo verde. Aunque, los contagios ya casi duplicaban el mínimo registrado a finales de mayo y comenzaban a mostrar su tendencia al alza, mientras que la tasa de reproducción –un indicador que se refiere al promedio de personas contagiadas por cada persona infectada– se estimaba en 1.13, donde ser mayor a 1 implica una expansión de la enfermedad. Esa cifra era similar a la que se registró a finales de diciembre de 2020, por ejemplo, y era la segunda más alta en casi cinco meses. La última estimación de ese valor, hecha por el Conacyt al 7 de julio, era de 1.5.

Para el viernes siguiente, el 18 de junio, la Ciudad de México tuvo que anunciar a regañadientes el regreso al semáforo amarillo, pues precisamente la tasa de reproducción se había elevado. “Es importante resaltar que todos los indicadores evaluados por el gobierno de México, incluyendo casos Covid-19, hospitalizaciones y defunciones, así como sus tendencias, se encuentran todavía en los mismos rangos que los obtenidos el 3 de junio cuando se determinó el tránsito hacia el semáforo verde”, defendió el gobierno capitalino en un comunicado. Esa misma mañana, las autoridades habían presumido que se mantenía el color verde.

No te pierdas: Vacunación a personas mayores de 30 se completará la próxima semana en la CDMX

Ahora, un mes después del cierre de la unidad temporal en el Centro Citibanamex, que algunos quisieron leer como un punto final para la pandemia, la Ciudad de México reporta un incremento importante en los contagios, aparejado de un alza en las hospitalizaciones y, por ende, la demanda de camas con ventilador y cuidados intensivos.

Por un lado, los contagios superaron los 2 mil casos positivos al día esta semana, más del doble frente a los mil que se reportaron los primeros días de julio. También se duplicó el número de pruebas aplicadas de 8 a entre 16 y 17 mil diarias, según las autoridades capitalinas.

Por otro lado, la ocupación hospitalaria se incrementó en la Ciudad de México, que se ubicó como la tercera entidad con la mayor proporción de camas ocupadas con 52.82%, 30 puntos porcentuales por encima del registro de hace un mes, cuando se cerró la unidad temporal. Y si bien este indicador también ha crecido a nivel nacional para alcanzar el 30%, ha tenido un incremento menor, de 10 puntos porcentuales en el último mes. Esa ocupación se traduce en mil 871 personas hospitalizadas por Covid-19, 650 más que hace una semana, de acuerdo con cifras del gobierno capitalino presentadas este viernes.

“En la última semana hemos tenido un repunte importante, pasando de cerca de 110 ingresos hospitalarios diarios a 208. Sí es claro este repunte; sin embargo, no se ha traducido ahora en un incremento en las defunciones“, acotó Eduardo Clark, director de la Agencia Digital de Innovación Pública de la CDMX, quien se ha encargado de informar sobre la pandemia y que anunció la apertura de la vacunación para los mayores de 30 años en las 16 alcaldías.

Las personas fallecidas al día se mantuvieron la última semana entre 20 y 30, según el gobierno capitalino.

También lee: ¿Por qué las mujeres son más propensas a sufrir Covid largo?

Respecto del riesgo de que próximamente aumente la demanda de camas por el incremento acelerado de contagios, la secretaria de Salud de la CDMX, Oliva López, acotó que se cuenta con una proporción alta de plazas, mismas que se pueden incrementar mediante el plan de reconversión.

“Se está trabajando como sistema unificado de salud y de dimensión metropolitana: todos los hospitales del sector salud, IMSS, ISSSTE, federales y del Estado de México. Así como se tiene el plan de desconversión, se tiene el plan de recuperación de camas covid y se puede desplegar muy rápidamente. De hecho esta semana recuperamos camas en el Hospital Generar de Topilejo. El IMSS está haciendo lo mismo, en caso de necesitar se puede duplicar la capacidad hospitalaria Covid-19 ”, explicó en conferencia de prensa.

Aun en estas condiciones y con la previsión de que en agosto haya un nuevo pico de contagios, se mantiene el semáforo en el mismo color una semana más, mientras el gobierno federal evalúa los nuevos lineamientos para medir el nivel de riesgo epidemiológico, según Clark.

Desde el la tercera semana de junio cuando se regresó al semáforo amarillo, la capital del país dejó abiertas la mayor parte de las actividades económicas y culturales, con excepción de los bares y antros, medidas que se van a preservar incluso con el reciente incremento de contagios de Covid-19 en la tercera ola a nivel nacional.

Esta mañana, Sheinbaum adelantó que incluso se prevé permitir que los estadios de futbol cuenten con público de cara al arranque del torneo el próximo fin de semana. “No estamos cerrando ninguna actividad. Creemos que en este momento el impacto económico que ha tenido la pandemia ha sido muy duro también para la ciudad, por eso el objetivo es vacunar, no disminuir ninguna actividad económica, ni social ni cultural”, insistió.