México recibe de Italia tres piezas arqueológicas sustraídas ilegalmente
Restitución a México de tres piezas arqueológicas: una vasija globular de origen prehispánico (300 a.C.-600 d.C.) y dos figuras antropomorfas elaboradas en cerámica pertenecientes a la cultura de Teotihuacan, fechadas en el Clásico mesoamericano (250-600 d.C.). Foto: SRE

El canciller Marcelo Ebrard recibió en Roma por parte de los Carabinieri tres piezas arqueológicas de 2 mil 500 años de antigüedad sustraídas ilegalmente, informó en redes sociales.

“Con el general Roberto Riccardi, de Carabineros de Italia, entregando reconocimiento de la Secretaría de Cultura y el Director del INAH por su notable y comprometida actuación en favor de la recuperación de piezas patrimonio histórico de México”, escribió en un mensaje.

Desde 2013, la colaboración que México ha desarrollado con los Carabinieri ha permitido restituir a nuestro país 74 piezas arqueológicas, más las tres de hoy, y 594 exvotos.

Las piezas, consideradas patrimonio histórico de la nación mexicana, fueron recuperadas por militares de los Núcleos TPC de las ciudades de Turín y Ancona. Las investigaciones italianas certificaron su exportación ilícita del territorio de México, según un comunicado de la Secretaría de Cultura.

En el caso de las figurillas teotihuacanas, la recuperación fue posible gracias a la actividad de control y de monitoreo del comercio en línea (e-commerce), que los militares de la Unidad Especializada del Arma de los Carabineros desarrollan cotidianamente. La vasija globular fue recuperada tras una investigación dirigida a combatir la comercialización ilícita de obras de arte.  

Desde 1970 la Unesco, a través de la Convención de París, insta a los Estados miembros a adoptar medidas para prevenir la adquisición de bienes exportados ilícitamente y facilitar la recuperación de los que son sustraídos ilegalmente. 

Ebrard se encuentra en Roma para participar mañana en la cumbre de líderes del G20 en representación de Andrés Manuel López Obrador.

En su viaje a Roma, el secretario de Relaciones Exteriores también tuvo una reunión con el consejero delegado de la empresa italiana de construcción naval Fincantieri, Giuseppe Bono, con quien habló de un proyecto de astillero en Puerto Progreso, en Yucatán.

El canciller Marcelo Ebrard calificó la reunión como “muy interesante” en un video y dijo que el proyecto podrá activar el puerto para convertirlo en “un centro de gran escala de cruceros y otras naves”.

“Esta inversión implicaría un cambio estratégico en el sector naval y turístico de México. Venimos al G20, pero también hay que cuidar las inversiones y otras cuestiones de carácter bilateral con Italia”, dijo.

La cumbre del G20 comenzará el sábado a las 10:000 horas locales (8:00 GMT), con la llegada de mandatarios como los presidentes de Argentina, Alberto Fernández, y de Brasil, Jair Bolsonaro, entre otros.

Con información de EFE