La violencia que cometió Bernini contra su expareja, a revisión en los Uffizi
La galería de los Uffizi expone un busto de Bernini en el que se presenta a Constanza Bonarelli. Foto: uffizi.it

La visibilización de la violencia contra las mujeres es el problema que da tema a la más recién que exposición de la galería de los Uffizi, cuya estrella es un busto de Constanza Buonarelli hecha por Gian Lorenzo Bernini.

Si bien se trata de una de las piezas más importantes del escultor, la historia detrás de esta pieza está enmarcada por la tragedia, ya que la joven fue agredida por el artista.

Esto se ve contextualizado en la muestra con unas fotografías contemporáneas de Ilaria Sagaria que abordan las agresiones y violencias que viven las mujeres en el mundo.

Las imágenes de Sagaria que acompañan el busto de Bernini surgen a partir de una serie de 2018 llamada Pain is not a privilege (El dolor no es un privilegio, en español) en la que se muestran a víctimas de ataques con ácido.

Las fotografías que a través de los juegos de luces y sombras logran contrastes íntimos y en los que se refleja la desesperación, el dolor y la soledad muestran a jóvenes con los rostros cubiertos o bien que sufrieron una lesión ocular por el ataque del que fueron víctimas.

Lo Sfregio (El grito, en español) es el nombre de esta exposición que recibe la galería de los Uffizi en el marco del Día Internacional Contra la Violencia de Género, que se conmemora el 25 de noviembre.

Con estos retratos, Ilaria Sagaria busca hacer una revisión de Gian Lorenzo Bernini más allá de ser el referente del barroco, pues él agredió a la comerciante y noble joven cuando supo que tenía una relación con su hermano menor.

La fotógrafa aseguró que la historia de Constanza Buonarelli la indignó pues mientras ella fue descalificada en la esfera pública, el daño que le hizo el artista quedó impune.

Sagaria afirmó a través de un comunicado que los ataques con ácido es un fenómeno global que no respeta ideología, raza, religión o posición social.

Añadió que anualmente hay cerca de mil 500 casos de este tipo de violencia, pero que hay un subregistro ante el miedo que tienen las víctimas a denunciar y sufrir venganza de sus victimarios.

“Las víctimas se ven obligadas a tolerar torturas inconcebibles: son golpeadas con chorros de ácido corrosivo en el rostro, quedan ciegas, ensordecidas, aniquiladas (…) Además de sus cicatrices físicas, a menudo permanentes, hay un trauma psicológico desarrollado por la incapacidad de reconocerse a uno mismo, la depresión y el aislamiento”, añadió la artista.

La exposición Lo Sfregio, con el busto de Bernini y las fotografías de Ilaria Sagaria, estará en la galería de los Uffizi hasta el 19 de diciembre.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales