Martín Altomaro: La violencia contra la mujer es problema de todos
El actor de teatro, cine y televisión Martín Altomaro. Foto: Jaime Martín / Cortesía

La reactivación cultural permite que la gente se pueda reencontrar en los grandes escenarios. Uno de ellos es el actor Martín Altomaro, quien el fin de semana estrenó en el Conjunto Santander de Artes Escénicas de Guadalajara la obra Al pie del Támesis.

Aunque la pandemia frenó muchas actividades, fue un año muy movido para la estrella de cine, teatro y tv, pues hizo la película de Soy tu fan, la segunda temporada de Madre solo hay dos y una serie que saldrá pronto para la plataforma Paramount+, aparte de participar en esta puesta en escena.

Este texto de Mario Vargas Llosa gira en torno a un hombre que se encuentra con la hermana de su mejor amigo e inician una larga conversación sobre su pasado y sus secretos.

Al pie del Támesis contará con una corta temporada en el teatro El Granero, del Centro Cultural del Bosque, los lunes y martes del 4 al 26 de octubre a las 20:00 horas; después irá a la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara el 27 de noviembre a las 20:00 horas.

Martín Altomaro platicó en entrevista para La-Lista sobre su experiencia y los temas que toca esta obra que coprotagoniza junto a Azucena Evans, bajo la dirección de Antonio Castro.

Martín Altomaro protagoniza junto a Azucena Evans la obra de teatro Al pie del Támesis. Foto: Jaime Martin / Cortesía

La-Lista (L-L): ¿Cómo te animaste a formar parte de Al pie del Támesis?

Martín Altomaro (MA): He tenido la fortuna de haber trabajado con Antonio Castro en repetidas ocasiones. No sé si es mi cuarto o quinto montaje con él, es una persona que conozco hace muchos años y en lo que hemos trabajado me gusta mucho.

Al pie del Támesis es una obra de teatro de Mario Vargas Llosa, que si bien no es tan prolífico como dramaturgo a como novelista, la verdad es que tiene muchas puestas en escena.

Castro ya tuvo la posibilidad de hacer La Chunga en 2016, obra que también vi y me gustó. Me dijo que tenía la posibilidad de hacer Al pie del Támesis en una coproducción con la UDG (Universidad de Guadalajara). El plan era tener unas lecturas por Zoom e irnos un tiempo muy corto. Montamos la obra en Guadalajara, estrenamos, venimos a México, damos una temporada corta, pero efectiva en El Granero (del Centro Cultural del Bosque), y cerraremos en la FIL Guadalajara. Me gustó mucho la suma de todas las cosas.

Se trata de una obra que si bien trabajamos arduamente, se podía realizar en un corto tiempo, digamos con ensayos muy largos e intensos. Todo el proceso de lecturas por Zoom fue prolífico, los ensayos en el Centro Cultural Universitario en el Conjunto Santander fueron muy buenos.

Estrenamos el sábado y domingo y fue una buena sensación poder regresar al teatro con la gente.

L-L: ¿Qué fue lo complicado de ponerte en los zapatos de Chispas Bellatin?

MA: Antonio le cambió los nombres de los personajes, entonces Chispas se llama Sopas y Pirulo, Rulo. Fue un proceso muy bueno para mí, de crecimiento personal, muy rico porque el personaje es completamente distinto a lo que yo soy, la manera en la que pienso las cosas y como las veo. Al ser tan distinto es complicado entender el tren del pensamiento del personaje, por qué hace determinadas cosas y para mí fue muy bueno hacer un personaje así.

Antonio Castro es un director con una agudeza especial. Me conoce muy bien desde hace más de 20 años, entonces él sabía detectar esas cosas que yo hacía como Martín, me hacía notar las cosas que encaraba como yo y no como el personaje. Me ayudó mucho a poder darle vida a Sopas.

L-L: ¿Qué opinas del machismo y la sexualidad, temas que toca Al pie del Támesis y están en discusión en estos días?

MA: Era una incógnita saber cómo iba a reaccionar el público. No estoy nada de acuerdo con lo que piensa y actúa Sopas, pero yo hago el personaje, entonces en lugar de atacarlo tuve que hacerlo auténtico, es cómo lo vive él.

Me parece que más allá del machismo, esta obra relata esa historia de una persona llena de odio contra otras. Es una persona que por la forma en que fue educado, su época y de qué manera vivía, tiene muy arraigados una serie de conceptos que obviamente ya son muy caducos y le cuesta mucho trabajo y por eso sufre tanto.

Es la obra de una persona muy solitaria que está en un momento de su vida muy malo y no sabe cómo cambiar, cómo aprender, cómo crecer. Estoy en otro lado y entonces trato de entenderlo. Me parece que debe haber gente en ese proceso.

Supongo la obra trata de ayudar al crecimiento de las personas, que seamos más empáticos, justos y reales con el mundo que nos rodea, no vivir en esta burbuja. Creo que la obra puede hacer bien en muchas cosas.

Martín Altomaro interpreta a Sopas en Al pie del Támesis. Foto: Jaime Martin / Cortesía

L-L: ¿Cuál es tu opinión de la situación que viven las mujeres en México?

MA: Es muy grave el asunto. No puedo creer que sean tantos años y esto siga siendo así de grave. Me parece que tiene que haber un cambio radical en nuestra forma de ver y vivir la vida, esto no puede ser. Es un problema de todos como país, como sociedad, como grupo. Cada uno tiene que hacer lo mejor que pueda y más. Creo que no es nada más una cuestión de gobierno, también es de casa, de cómo educamos a nuestros hijos y vivimos el día a día. Esta violencia tiene que parar, creo que lo debemos entender todos ya en este momento. Me entristece y me molesta mucho que siga sin arreglarse, que no podamos entender cómo lo podemos cambiar, digamos.

L-L: ¿Puestas en escena como Al pie del Támesis nos permiten comprender un poco más esta situación?

MA: En general creo que el arte también nos ayuda a crecer como sociedad, a lograr una empatía, a entender que puede haber distintos puntos de vista, pero no perder de vista que lo más importante somos todos como un colectivo. Creo que Al pie del Támesis, como la obra de teatro que es y la manera en que lo cuenta, sí nos puede ayudar a tratar de entender, empatizar y conocer otros puntos de vista, así como tratar de aprender del otro.

L-L: Tienes un papel bastante opuesto al de Nico en Soy tu fan…

MA: He sido muy afortunado. He podido interpretar papeles muy distintos y de todos aprendí y me llevé cosas, tanto de los personajes como de los procesos. Estoy muy contento con esta nueva experiencia.

El actor Martín Altomaro
Foto: Jaime Martín / Cortesía

L-L: ¿Cómo va la película del regreso de Soy tu fan?

MA: La verdad no tengo idea y me encantaría saber cuándo podemos ver algo. Creo que todos los que estamos o fuimos parte de ese proyecto tenemos una ilusión muy grande de ver qué onda, qué pasó, cómo quedó. Supongo que el año que viene, tal vez a mediados, podamos ver la película, pero no tengo idea, no tengo fecha real de cuándo.

L-L: ¿Qué representa para ti la reactivación cultural tras casi dos años de pandemia?

MA: Me parece muy importante, que lo extrañábamos todos, tanto los que participamos como el público en solo dos funciones en Guadalajara nos hicieron notar su cariño, su agradecimiento por regresar y la verdad ha sido muy gratificante. Vamos a ver la reacción ahora en la CDMX, seguro que será muy positiva. Me da mucho gusto que la gente pueda volver al teatro, que se reactiven esta serie de eventos culturales porque son muy importantes.

L-L: También se acerca la presentación en la FIL de Guadalajara…

MA: Es increíble, es como la cereza del pastel. Ya tuvimos un proceso en Guadalajara, nos consintieron y abrazaron mucho, ahora nos toca a apapacharlos a los que vienen de allá para acá, y cerramos en la FIL. Falta un montón, pero qué alegría poder estar en ese marco.