La artista y promotora cultural María O’Higgins murió a los 101 años
La artista María O'Higgins propuso el proyecto para crear la primera Defensoría de Oficio para Mujeres. Foto: Cortesía Secretaría de Cultura

Recordada como una artista, promotora cultural y luchadora por los derechos de las mujeres, María O’Higgins murió este martes a los 101 años de edad.

La secretaria de Cultura fue quien confirmó el fallecimiento de la creadora cuyo nombre real era María de Jesús de la Fuente Casas, la primera mujer egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

“María fue piedra angular de la construcción del país como lo conocemos ahora, pionera en la defensa de los derechos de la mujer, puso sus pies en el camino de la defensa de las y los más vulnerables; siempre serás recordada como una luchadora incansable, profesora generosa y artista solidaria, comprometida con la promoción cultural”, dijo en un comunicado la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto.

María O’Higgins nació el 18 de octubre de 1920 en el pueblo de Rayones, al sur de Nuevo León. A la par de sus estudios en la UANL cursó pintura. En 1947 fundó en Monterrey la Escuela de Trabajo Social de su alma máter y allí impartió cátedra durante dos años.

En la década de los años 50 propuso el proyecto para crear la primera Defensoría de Oficio para Mujeres, la cual dirigió, y estableció también el primer jardín de niños y los Jardines del Arte en la Alameda Mariano Escobedo, apoyada por el pintor Marco Cuéllar

En Monterrey conoció al artista estadounidense Pablo O’Higgins durante una plática en la primera galería que se creó en la ciudad. Su relación inició cuando el creador volvió a la urbe a buscar cerámica opaca para un mural.

María O’Higgins y Pablo hicieron equipo entre 1962 y 1964 pintando murales en el Museo Nacional de Antropología y organizando un archivo del artista que dató desde su primera llegada a México en 1924, por invitación de Diego Rivera.

Desde 1983, la creadora se dedicó a coordinar exposiciones con la obra de Pablo O’Higgins, tanto en México como en el extranjero, además de realizar el inventario y clasificación de su trabajo mural, de gráfica y de caballete, con el fin de promover su investigación, conservación y difusión.

María de Jesús de la Fuente Casas ocupó la presidencia de la Fundación Cultural María y Pablo O’Higgins desde 1997, donde prestó servicios al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura de la obra del pintor mexicano de origen estadounidense.  

Por su trayectoria y labor como pionera en la defensa de los derechos de las mujeres, María O’Higgins recibió en 2009 la presea Amalia Solórzano Bravo, otorgada por el Gobierno de Michoacán, y en 2019 el reconocimiento del Gobierno de la Ciudad de México.