La “mala hierba” que florecería en el espacio
La arabidopsis, considerada una hierba mala, logró crecer en suelo lunar. Foto: Wikimedia

Dice la canción que uno no es mala hierba, sino hierba en mal lugar, y eso podría aplicarse a la arabidopsis, planta que no tiene un aprovechamiento en la Tierra pero que podría florecer en la Luna.

Científicos de la Universidad de Florida descubrieron que unos retoños de esta planta lograron crecer en arena traída de la superficie lunar, lo cual es un gran descubrimiento en materia de la exploración espacial.

“Usando muestras de las misiones Apolo 11, 12 y 17, demostramos que la planta terrestre arabidopsis podría germinar y crecer en distintos terrenos lunares. Sin embargo, nuestros resultados muestran que el crecimiento es difícil, las plantas lunares crecen más lentamente y muchas mostraron morfologías estresadas”, señala el estudio.

Las plantas fueron sembradas en entornos que recrean los posibles ambientes que se encontrarían en la Luna, para poder cosechar los datos más precisos en caso de tener qué sembrarse en dicha superficie.

Las muestras de suelo lunar fueron conservadas durante años en el laboratorio del Johnson Space Center, de donde fueron extraídas para realizar este experimento, el cual permitió conocer algunos detalles sobre la forma en la que crecerían las plantas en nuestro satélite natural.

“Todas las plantas que crecieron en suelos lunares expresaron genes que indican estrés iónico, similar a las reacciones de las plantas a la sal, metales y especies reactivas al oxígeno. Además, aunque el suelo lunar puede ser útil para la producción de plantas en hábitats lunares, no son sustratos benignos”, destacan los investigadores.

La arabidopsis es una planta perteneciente a la familia de las crucíferas, de la que también forman parte el brócoli y la coliflor. Aunque no tiene un uso como comestible o forraje, es preferida por los científicos debido a su corta secuencia genómica y su adaptación prácticamente a cualquier clima y situación del terreno.