Un misterioso monumento es destruido en Georgia
Conocido como Georgia Guidelines, este monumento fue considerado "satánico" por algunos cristianos conservadores. Foto: Wikimedia

Las autoridades del estado de Georgia, al sur de Estados Unidos, buscan a los responsables de la explosión que destruyó parcialmente un extraño monumento de granito lleno de inscripciones esotéricas en doce idiomas, considerado “satánico” por algunos cristianos conservadores.

Estos seis bloques de piedra fueron erigidos en 1980 en esta zona rural a petición de una persona anónima y en condiciones enigmáticas. 

El monumento atraía a muchos turistas y curiosos, pero se había convertido en el blanco de teorías conspirativas. 

Sobre la piedra unas inscripciones llamaban a “buscar la armonía con el infinito”, a “unir a la humanidad con un nuevo lenguaje vivo” o a “mantener a la humanidad por debajo de los 500 millones de individuos, en permanente equilibrio con la naturaleza”. 

Unos desconocidos detonaron un explosivo, informó en Twitter la Oficina de Investigación de Georgia (GBI), a cargo de las pesquisas. 

En las imágenes de videovigilancia publicadas por las autoridades se ven rocas de granito explotando parcialmente a la luz azulada de faros de coche. Ninguna persona resultó herida. 

Según los investigadores, la explosión ha destruido gran parte de la estructura, que se acabó de derribar por razones de seguridad, precisó la agencia, que publicó imágenes de un vehículo saliendo del lugar.

La oficina estatal de turismo destacaba este monumento de seis metros llamado “Georgia Guidestones” y aseguraba que era también un calendario astronómico. Estaba situado cerca de la pequeña ciudad de Elberton, “la capital mundial del granito”.

Kandiss Taylor, candidata fallida en las primarias republicanas para el cargo de gobernadora de Georgia en mayo, se alegró de la destrucción de este monumento que calificó de “satánico”.

Alex Jones, una figura de la extrema derecha complotista que en el pasado denunció la existencia de este edificio maléfico, lamentó sin embargo su destrucción diciendo que su presencia era útil para probar la existencia de un complot para “limitar la población mundial”.

Con información de AFP