El FBI devuelve escultura robada hace 20 años en Jiutepec
La estatua de San Antonio, robada en Jiutepec hace 20 años, fue devuelta por autoridades estadounidenses. Foto: Twitter / Roberto Velasco

Una estatua de San Antonio de Padua, extraída irregularmente de una iglesia ubicada en Jiutepec, Morelos, en 2002, fue devuelta a las autoridades mexicanas por representantes del gobierno de Estados Unidos.

La estatua, elaborada con madera de una sola pieza y con ricos detalles grabados en oro, formaba parte de la colección del Museo de San Angelo en Texas, a donde llegó tras ser extraída de la parroquia de Jiutepec.

“Junto al equipo del FBI dedicado al robo de arte, el FBI de Dallas aprecia la cooperación del Museo de Bellas Artes de San Angelo, el cual ayudó al regreso seguro de la escultura de San Antonio de Padua a México.

“El FBI ha desarrollado relaciones significativas con nuestros socios extranjeros los cuales están comprometidos en la protección de las propiedades culturales. Seguiremos trabajando con ellos para mantener al público informado y actualizado en el tema de los robos de arte”, señaló Matthew J. DeSarno, agente especial del FBI.

La escultura, de 1.10 metros de altura, representa a San Antonio de Padua, reconocido como el patrono de las cosas perdidas, y data del siglo 19. Por sus características, como el hecho de estar elaborada en una sola pieza de madera sólida y su estofado de oro, su costo es elevado entre los coleccionistas internacionales.

De acuerdo con el FBI, esta colaboración forma parte del esfuerzo conjunto que data del 17 de julio de 1970, cuando ambas naciones firmaron un acuerdo para fortalecer la lucha contra el robo de arte en México.

“Los antiguos e históricos monumentos, artefactos y sitios arqueológicos del mundo enriquecen e informan a las sociedades actuales, y nos ayudan a conectar con nuestros orígenes culturales. El gobierno de Estados Unidos está comprometido en combatir el robo y el tráfico de legado cultural, así como preservarlo y protegerlo donde quiera que se encuentre”, concluye.