La Trova cubana es declarada patrimonio cultural de la nación
La nueva trova cubana fue declarada patrimonio cultural de la nación. En la imagen tres de los principales exponentes: Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Leo Brouwer. Foto: Instagram

Famosa por constituir una corriente artística que acompañó al proceso revolucionario, la Trova cubana fue declarada como Patrimonio Cultural de la Nación.

La ceremonia tuvo lugar en el parque central Carlos Manuel de Céspedes, donde artistas, intelectuales y pobladores se dieron cita para celebrar la distinción a esta expresión cultural, que por décadas constituyó la voz y canción de un pueblo, según Granma.

Fernando León Jacomino, viceministro de Cultura de Cuba, expresó que la Comisión para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, perteneciente al Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, hizo válida la solicitud de declaratoria de la Trova cubana con el interés de contribuir a la sostenibilidad, viabilidad y visibilidad de esta importante expresión cultural que ha trascendido el tiempo y el espacio.

La Trova cubana es declarada patrimonio cultural de la nación - pablo_milanes_nueva_trova_cuba_patrimonio_nacional
Pablo Milanés fue uno de los grandes exponentes de la nueva trova cubana. Foto: Instagram

El homenaje a la trova cubana, que también formó parte de la clausura de la XXVII edición del Festival Nacional Carlos Puebla in memóriam, cerró con un concierto protagonizado por noveles y consagrados trovadores como Marta Campos, Eduardo Sosa, Annie Garcés y la argentina Paula Ferret, entre otros.

Leonardo García, trovador integrante del proyecto La Trovuntivitis, afirmó que “cualquier impulso que se le otorgue a la trova en Cuba es una deuda que se zanja, por todo lo que la trova ha contribuido en elevar el espíritu de esta nación”.

“Tendremos que ser consecuentes con ello, tanto los trovadores desde la sinceridad más íntima con su guitarra, como las instituciones culturales que la respaldan. Por el bien de la humanidad” comentó.

La trova cubana contó con grandes figuras dentro del movimiento. Entre sus máximas estrellas destacaron Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, este último fallecido hace unos días a los 79 años de edad.

Fue en la década de los 60 cuando tuvo su momento de auge, es decir un año después de la revolución encabezada por Fidel Castro, quien gobernó Cuba durante décadas.