¿Cuáles son las 7 palabras que pronunció Cristo en la Cruz y qué significan?
La tradicional corona de espinas, en la versión de los historiadores, era en realidad un casco completo, pero sí es cierto que fue crucificado semidesnudo por una cuestión práctica. Foto: EFE

¿Sabes cuáles fueron y qué significan las 7 palabras que Cristo pronunció en la Cruz? Si vas a aprovechar la Semana Santa para meditar y reflexionar, aquí te dejamos esta información.

Las 7 palabras son las últimas frases que Jesús pronunció durante su crucifixión, antes de morir, de acuerdo con la información de los Evangelios Canónicos.

1

Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen

La frase “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” es parte del libro de Lucas, 23: 34.

De acuerdo con Desde la fe, esta oración la hizo Jesús al padre para quiénes eran culpables de su muerte.

Esta frase podría interpretarse como dirigida a los judíos y soldados romanos o para la humanidad entera, pues él no hizo nada, pero ellos necesitaban la redención de sus pecados.

¿Cuáles son las 7 palabras que pronunció Cristo en la Cruz y qué significan? - que-significa-inri-en-la-cruz-efe-1
El sufrimiento y la muerte de Jesucristo representan los aspectos centrales de la teología cristiana. Foto: EFE
2

Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso.

Esta segunda frase está en el libro de Lucas 23: 43 y fue la respuesta a la súplica del ladrón arrepentido: “Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino”.

Con esto le asegura la salvación y la vida eterna sin que existan obstáculos por sus pecados del pasado debido a que aceptó a Cristo antes de morir.

3

Mujer, ahí tienes a tu hijo… Ahí tienes a tu madre

La tercera palabra pertenece al libro de Juan, 19: 26-27. Cristo entregó el cuidado de su madre al discípulo amado, cumpliendo con su deber filial.

Aquí se reflejó la importancia de atender “las cosas del reino” sin desatender todas las responsabilidades que fueron asignadas desde antes, pues si se ama a Dios, se atenderá al prójimo, pero primero se hará con las personas más cercanas.

Asimismo en Jesús descansaba el deber de cuidar a su madre, quién en ese momento era viuda.

4

¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?

Esta cuarta palabra forma parte de los evangelios de Marcos 15: 34 y Mateo, 27: 46. La interpretación tradicional afirmó que Jesús podría haber recitado el Salmo 22, el cual empezaba con esa frase.

La teología explicó que Jesús se entregó libremente al sacrificio por la humanidad y en algún punto de su naturaleza humana se siente abandonado, pero finalmente acepta su destino.

¿Cuáles son las 7 palabras que pronunció Cristo en la Cruz y qué significan? - 7-palabras-de-cristo-en-la-cruz-efe
Hay muchos mitos sobre la vida y muerte de Jesús que cristólogos e historiadores han desmontado con sus últimos estudios. Foto: EFE

El sufrimiento de Cristo también simboliza el sufrimiento del ser humano pese a la más grande fe.

“Misericordia absoluta. En ese silencio, en esa oscuridad, en esa noche, cabemos nosotros. La soledad de un corazón es garantía de la compañía eterna. No lo podemos entender. Escuchamos y callamos”, explicó Desde la Fe.

5

Tengo sed

La quinta palabra forma parte del evangelio de Juan, 19: 28. Se puede interpretar como dos tipos de ansia, el primero es la necesidad fisiológica, uno de los mayores tormentos de los crucificados al pedir agua.

Mientras que la segunda puede ser la sed espiritual de Cristo por consumar la redención de la humanidad.

6

Todo está cumplido

La sexta palabra es del libro de Juan, 19: 30. Se interpreta como la proclamación en boca de Cristo por el cumplimiento de la sagrada escritura.

Con lo que se manifiesta que Jesús fue consciente de que cumplió con todos los detalles de la misión de su vida.

¿Cuáles son las 7 palabras que pronunció Cristo en la Cruz y qué significan? - 7-palabras-de-cristo-en-la-cruz-efe-2
Las fuentes históricas han llegado a conclusiones tan chocantes como que Jesucristo nació antes del inicio oficial de su propia era y murió con entre 36 y 39 años. Foto: EFE
7

Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

Esta es la última frase que se le atribuye a Jesús el día de su crucifixión. Viene en el evangelio de Lucas, 23: 46. Fue la entrega sin reservas ante la entrada en el mundo espiritual de las postrimerías: muerte, juicio, infierno y gloria.

Con esto, se da un ejemplo de confianza a la humanidad.

-Con información de EFE.

Síguenos en

Google News
Flipboard