La mexicana Mónica Rodríguez gana oro e impone récord en Tokio 2020
La atleta de Jalisco ya había ganado un oro en 2016. Foto: Conade

La mexicana Mónica Olivia Rodríguez y su guía, Kevin Aguilar, se coronaron campeones paralímpicos en los Juegos de Tokio en la prueba de 1,500 metros, clase T11, de personas discapacitadas visuales, en los que además de la medalla de oro, pulverizaron el récord del mundo.

Mónica y Kevin dominaron la carrera desde el principio y, con autoridad, llegaron a meta en un tiempo de 4:37.40, seguidos a más de tres segundos por la pareja sudafricana formada por Louzanne Coetzee y Erasmus Badenhorst, que fueron plata. El bronce se lo llevó la keniana Nancy Chelangat y su guía Geoffrey Kiplangat Rotich.

“He corrido muy segura, decidida y fuerte. Me he sentido bastante bien y ahora tras la victoria me faltan las palabras para expresar lo que siento. Me visualicé logrando la victoria porque los últimos entrenamientos fueron bastante buenos y no terminé rendida como otras veces”, dijo la atleta de Jalisco de 32 años.

Mónica, que perdió la visión como resultado del retinoblastoma, una forma de cáncer que afecta la retina, se consagra en Tokio con esta medalla que se une al triunfo que obtuvo en el Mundial de Dubai de 2019 en la misma categoría.

El triunfo sobre la pista del Estadio Olímpico de Tokio llegó, además, acompañado de récord del mundo, puesto que el tiempo registrado en meta de 4:37.40 mejora el obtenido (4:38.92) por la china Jin Zheng en los Juegos de Río de Janeiro.

La medalla de oro Mónica Rodríguez y Kevin Aguilar supone la número cien de México en los Juegos Paralímpicos.

También es el tercer oro para la delegación mexicana en los Paralímpicos de Tokio 2020.

“Muchas felicidades a Mónica Rodríguez por poner el nombre de México en alto y brillar en los 1,500 metros”, celebró la Comisión Nacional del Deporte (Conade).

Con información de EFE