Francia vence 2-1 a España se corona en la Nations League
La Selección de Francia celebra su triunfo en la Nations League. Foto: AFP

Francia ganó a España la segunda edición de la Nations League, con un resultado de 2-1 este domingo en Milán, Italia, con goles de sus estrellas Karim Benzema (66) y Kylian Mbappé (80), que sirvieron para remontar el tanto de Mikel Oyarzabal ( 64).

La vigente campeona mundial sucede en el palmarés a Portugal, que ganó como local la primera edición de la Nations League en 2019. El tercer puesto fue para el anfitrión Italia, que horas antes venció 2-1 a Bélgica en Turín.

En San Siro el partido estuvo dormido más de una hora hasta que una jugada cambió la tendencia. Theo Hernandez se topó con el larguero (64) y en la continuación Sergio Busquets puso un balón largo para Oyarzabal, que ganó el cuerpeo a Dayot Upamecano y se convirtió en un tiro cruzado.

Dos minutos después respondió Francia: Paul Pogba sirvió en largo para Karim Benzema, que se inventó un tiro a la escuadra desde el pico del área.

España estaba contra las cuerdas y Mbappé, desacertado hasta entonces, logró el gol del triunfo al convertir un pase al hueco de Theo, en el que los españoles reclamaron fuera de juego.

Hasta que cayeron los goles el duelo había respondido a lo prometido por sus técnicos: España tejía con el balón y Francia aguardaba su momento para dar el golpe.

Pudo llegar pronto, cuando tras un robo Paul Pogba jugó al hueco para Karim Benzema, que no fue capaz de driblar a un Unai Simón que aguantó muy bien (6).

La apuesta de la Roja pendía de un hilo. Un error en el pase y Francia montaba un contraataque letal. Eric García, titular en sustitución de Pau Torres con respecto a semifinales, ganó la partida con anticipación en las dos primeras galopadas que tuvo Mbappé.

En ataque España se movía al ritmo que marcaban Gavi -17 años y dos meses-, al que no le pesaba ni el rival ni el escenario, y Ferran Torres, punzante desde la derecha tras haber entrado como titular en el último minuto por unas molestias en un pie.

Según pasaban los minutos, Francia prácticamente no olía el balón, para desesperación de sus mejores peloteros, mientras que España daba un recital de juego de pases, que sin embargo no se materializaba en ocasiones claras.

Con información de AFP