No solo Djokovic: Investigan a otros no vacunados en el Abierto de Australia
Novak Djokovic iba a participar en el Abierto de Australia. foto: Alessandro Di Marco/EFE.

Al menos dos personas más entraron a Australia sin vacunar, informaron las autoridades fronterizas del país que ya investigan los casos vinculados al Abierto de Australia, después de que se cancelara el visado del tenista serbio Novak Djokovic.

Los casos que son investigados por el gobierno australiano se relacionan a un tenista y a un oficial a los que se les permitió entrar en el país para acudir al torneo que se jugará en la ciudad de Melbourne, entre el 17 y el 30 de enero, detalló el diario Sidney Morning Herald.

“Estoy al tanto de esas acusaciones y puedo asegurarles que la Fuerza Fronteriza Australiana está investigando eso ahora”, dijo la ministra australiana de Interior, Karen Andrew, en declaraciones a la emisora de radio 2GB.

La federación de tenis de Australia aseguró previamente que a otros participantes del Abierto de Australia se les permitió ingresar al país después de contraer covid en los últimos seis meses, utilizando la misma exención que solicitó Djokovic.

La investigación se lleva a cabo mientras el tenista serbio se encuentra retenido en un hotel de Melbourne después de que las autoridades de Australia le revocaran su visado por incumplir las medidas contra Covid-19 y a la espera de que un tribunal decida el lunes sobre su deportación.

El número uno del mundo llegó la noche del miércoles a Australia con una exención médica que le permitía defender su título en el Abierto de Australia a pesar de no estar vacunado, pero poco después las autoridades fronterizas le cancelaron el visado.

Los abogados del tenista ya trabajan en el caso sobre la decisión de las autoridades y el Tribunal del Circuito Federal que programó una vista para el próximo lunes para decidir si Djokovic es deportado del país.

El diario Sidney Morning Herald cita a tres fuentes de manera anónima que aseguran que la exención presentada por el jugador serbio era “mínima” y solo estaba respaldada por un médico.

“No es apropiado para mí ver el historial médico del señor Djokovic. No sería justo que lo hiciéramos (…) Pero todo lo que puedo decir es que la prueba de exención médica que se proporcionó se consideró insuficiente”, manifestó el primer ministro australiano, Scott Morrison.

La vacuna es obligatoria para entrar en Australia, pero hay exenciones temporales para las personas que tienen “una condición médica grave”, que no pueden ser vacunadas por haber contraído Covid-19 en los seis meses anteriores o han tenido reacción adversa al fármaco, entre otras razones.

Con información de EFE.