Deshaun Watson es sancionado por la NFL debido a conducta sexual inapropiada
El quarterback de Cleveland, Deshaun Watson, fue sancionado por la NFL. Foto: Instagram / Deshaun Watson

La NFL y el sindicato de jugadores alcanzaron un acuerdo para sancionar por 11 partidos a Deshaun Watson, de los Cafés de Cleveland, por las acusaciones en su contra por conducta sexual inapropiada presentadas por más de una veintena de mujeres.

La decisión, que cierra el proceso disciplinario contra Watson, implica que el talentoso mariscal de campo está autorizado a regresar a las canchas en la jornada del 4 de diciembre precisamente ante su exequipo, los Texanos de Houston.

Watson, de 26 años, se perdió la totalidad de la temporada 2021 con los Texanos a raíz de las acusaciones de más de una veintena de masajistas, por las cuales el jugador se declaró inocente y la NFL le abrió una investigación.

A principios de este mes, la responsable del proceso disciplinario de la NFL, Sue L. Robinson, recomendó una sanción de seis partidos para Watson en la temporada que arranca en septiembre.

La NFL, sin embargo, apeló esta decisión y ahora ha alcanzado un acuerdo con el sindicato de jugadores (NFLPA) para sancionar 11 partidos a Watson por violaciones a la política de conducta personal de la liga, según un comunicado.

El jugador también afrontará una sanción de cinco millones de dólares que, unidos a otro dos millones aportados por la NFL y los Browns, servirán de apoyo al trabajo de organizaciones sin ánimo de lucro de todo el país en educación y prevención de agresiones sexuales.

Watson, traspasado en esta temporada baja por los Texanos a los Cafés, también tendrá que seguir con su actual programa de tratamiento y recibir una evaluación por parte de expertos en comportamiento, señaló el comunicado de la NFL.

“Deshaun se ha comprometido a hacer el trabajo duro sobre sí mismo que es necesario para su regreso a la NFL”, declaró el comisionado de la liga, Roger Goodell.

“Estoy agradecido de que el proceso disciplinario haya terminado y extremadamente agradecido por el tremendo apoyo que he recibido a lo largo de mi corto tiempo con la organización de los Cafés.

“Me disculpo una vez más por cualquier dolor que esta situación haya causado. Asumo la responsabilidad de las decisiones que tomé. Mi foco en el futuro es trabajar para convertirme en la mejor versión de mí mismo dentro y fuera del campo”, dijo el propio Watson en otro comunicado.

La prometedora carrera de Watson, seleccionado con el número 12 del Draft de 2017, se vio frenada en seco la temporada pasada al emerger una avalancha de 25 acusaciones en su contra por agresión y conducta sexual inapropiada durante sesiones de masaje en su etapa en Houston.

El jugador, que no enfrentó cargos penales por sus actos, llegó a un acuerdo con una veintena de las masajistas para resolver las demandas civiles y este mes pidió disculpas públicas a las acusadoras.

Los Texanos, a su vez, llegaron por separado a acuerdos con 30 mujeres que estaban dispuestas a presentar demandas contra la franquicia por su supuesta responsabilidad en facilitar los actos de Watson.

El equipo de Houston traspasó en marzo a su estrella a los Cafés a cambio de tres elecciones de primera ronda, una de tercera y otra de cuarta.

A pesar de sus problemas legales, los Cafés le entregaron a Watson un monumental contrato de cinco años por 230 millones de dólares garantizados.

“Desde que Deshaun llegó, ha sido un miembro destacado de nuestra organización y ha mostrado una verdadera dedicación a trabajar en sí mismo tanto dentro como fuera del campo”, dijeron en un comunicado Dee y Jimmy Haslam, dueños de los Cafés.

“Seguiremos apoyándolo mientras se centra en ganarse la confianza de nuestra comunidad”, recalcaron.

Watson, quien lideró la NFL en yardas por pase en la temporada 2020, jugó el pasado fin de semana un partido de pretemporada contra los Jaguares de Jacksonville, cuyos aficionados le abuchearon repetidamente.

Con información de AFP

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales