La-Lista de los mejores momentos de la relación entre ‘Pelé’ y México
La relación de "Pelé" con México tuvo momentos importantes en la vida del astro del futbol. Foto: Instagram

Edson Arantes do Nascimento, mejor conocido como “Pelé”, tuvo una relación cercana con México, país en el que incluso se paraban las actividades para ver su “jogo bonito”.

“¡Hoy! no trabajamos porque vamos a ver a Pelé”, se lee en una fotografía antigua que difundió el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para dar muestra del amor que le tenían los mexicanos a “O Rei”.

“El Rey” estuvo en varias ocasiones en nuestro país, donde no solo jugó y dio muestra de su talento, sino también participó en otras actividades.

La relación de “Pelé” con México

“El Rey” y su “no gol”

Fue en 1970 cuando “Pelé” vino por primera vez a nuestro país, una ocasión donde terminó de consagrarse cómo “el rey”, pues varios medios de comunicación le dieron ese título en esa ocasión.

No solo fue por el trato que le externaron como muestra de amabilidad, sino porque logró un récord al convertirse en el jugador con tres Mundiales ganados en la historia.

Además en nuestro país fue donde tuvo una jugada importante en su juego contra Uruguay que se llamó “no gol”, que fue cuando llevó al balón ante la portería enemiga y logró que el portero cayera al suelo mientras el de la Canarinha intentó recuperar el balón.

Aunque lo logró y luego hizo un tiro, el cual también venció a un jugador uruguayo, la pelota no logró entrar en la red de los contrincantes, pero la jugada se volvió una de las más importantes del exfutbolista.

“Pelé” se refirió a esa jugada en entrevistas que le hicieron en años posteriores, donde reconoció que si bien fue una jugada espléndida, aún soñaba con que el balón hubiera entrado para convertirse en uno más de sus goles.

La-Lista de los mejores momentos de la relación entre 'Pelé' y México - pele-1
“Pelé” se convirtió en uno de los futbolistas extranjeros más queridos en nuestro país. Foto: Sebastiao Moreira/EFE

México 1970

El Mundial de México en 1970 se volvió el último que jugó el “Rey Pelé” en su carrera, además que fue donde consiguió su tercer Copa Mundial, logrando un récord que nadie más ha logrado desde entonces.

La competencia paró a todo el mundo, sobre todo los partidos que tuvo la Canarinha contra Uruguay e Italia, los cuales fueron dos de los más importantes en la carrera de Edson Do Nascimento.

La final fue Brasil contra Italia y el marcador lo abrió Pelé, cuando con un remate de cabeza llevó a la pelota hasta la portería. Aquel día, la “verde amarela” ganó 4-1, y regaló instantáneas que se volvieron clásicas en el futbol.

Sombreros de charros llovieron en el Estadio Azteca para celebrar el triunfo de Brasil, pero en especial en honor a Pelé, quien regaló a los asistentes una fecha imborrable en nuestro país.

Visitas a Monterrey

Luego del éxito que tuvo en el Mundial de México 1970, “Pelé” regresó al año siguiente a nuestro país, pero ahora para un partido que tenía un fin benéfico.

De la mano del Santos de Brasil disputó un partido contra los Rayados del Monterrey el 24 de julio de 1971, donde los fondos recaudados apoyaron a la Clínica Santa María.

Luego de esa ocasión tuvo dos visitas más, una en 1976 y otra en 1982, cuando recibió las llaves de la ciudad de manos del alcalde Pedro Quintanilla.

Santos Laguna

Una de las últimas visitas que “Pelé” hizo a nuestro país fue en 2009, cuando “O Rei” visitó la Comarca Lagunera de Coahuila para participar en la inauguración del nuevo estadio del Santos Laguna.

El Territorio Santos Modelo no solo recibió al considerado mejor futbolista en la historia, sino al equipo que creyó en él cuando nadie más lo hizo: el Santos de Saõ Paulo.

El Santos Laguna y el Santos de Saõ Paulo tuvieron un partido amistoso con motivo de la inauguración del nuevo estadio, en el que Pelé estuvo como asistente, invitación que aceptó tanto por el cariño a nuestro país como por su admiración a los Laguneros.

“Para mí es una ilusión y un orgullo muy grande estar aquí, porque siempre dije que estando en México estoy como en mi casa, estoy con mi familia. La otra razón es que soy amante del Santos y saber que se iban a enfrentar aquí los dos equipos, definitivamente me motivó a venir”, aseguró el brasileño en aquella visita al México que lo vio coronarse como leyenda.