Dr Martens dejará su huella en la bolsa con un paso inicial de 5.1 mil MDD
Foto: Kilian Seile/Unsplash.com

Dr Martens hará su debut en el mercado de valores a 370 peniques por acción (un poco más de 5 dólares), lo que le otorga una valuación de unos 5.1 mil millones de dólares (mdd) como máximo, después de que la gran demanda de los inversores por la famosa marca de botas significó que la oferta se suscribió ocho veces más.

Como parte de la salida a bolsa, el propietario, Permira, un fondo de capital privado, y otros accionistas existentes han vendido 350 millones de acciones a 370 peniques cada una, lo que les permitirá dividir una ganancia de 1.27 mdd. La participación de la familia Griggs, que vendió a Permira por 400 mdd en 2013 pero retuvo una participación accionaria cercana al 10%, equivale a unos 177 mdd de lo que ganarán por la colocación. Permira posee alrededor del 75% de Dr Martens, por lo que su participación ronda los 1,330 mdd.

También lee: Dr Martens planea debut en bolsa de Londres por 3 mil millones de libras

La compañía había fijado el precio de su oferta pública inicial entre 5.1 y 15.11 dólares, y ha llegado al tope. Como resultado de la demanda, los principales accionistas han optado por vender 52.5 millones de acciones adicionales mediante el ejercicio de una opción de sobreasignación, lo que generará una ganancia inesperada de más de 2.05 mil mdd. Esto elevará el número total de acciones en manos públicas a 403 millones, lo que representa el 40.3% del capital social emitido total de Dr Martens.

Las acciones subieron un 16% en las operaciones condicionales este viernes entre inversionistas a los que se asignaron acciones en la oferta inicial, pero la negociación en el mercado abierto comienza el 3 de febrero.

Aproximadamente 22 empleados de alto nivel se han convertido en multimillonarios, en el papel, de la noche a la mañana, recibiendo premios en acciones por valor de más de 480 mdd en la flotación. Entre ellos se encuentra el director ejecutivo, Kenny Wilson, que se unió a la compañía en 2018 y está a la espera de una participación por valor de más de 82 mdd. Anteriormente trabajó para Cath Kidston, que colapsó el año pasado. El presidente de Dr Martens, Paul Mason, quien alguna vez fue el director ejecutivo de Asda, también recibirá una ganancia de varios millones de libras.

Un grupo de antiguos empleados de Dr Martens recibirá acciones por valor de al menos 205 mdd entre todos, mientras que se espera que unos 2,200 empleados más jóvenes reciban bonificaciones en efectivo.

También lee: Franka Potente: Cómo hicimos Corre Lola Corre

“Estamos encantados con los fuertes niveles de interés, compromiso y apoyo de una selección de inversionistas institucionales de tan alta calidad”, dijo Wilson. “La exitosa transformación de Dr Martens es una gran historia, y lo que es aún más emocionante es el enorme potencial que tenemos por delante. Estamos orgullosos de ocupar nuestro lugar como empresa que cotiza en Londres, tanto como una firma privada exitosa como, lo que es más importante, continuar haciendo crecer nuestra marca en todo el mundo”.

Bajo la propiedad de Permira, Dr Martens ha aumentado significativamente su presencia de marca global, abriendo nuevas tiendas y expandiendo su oferta de comercio electrónico, y las ventas de sus distintivas botas gruesas han aumentado drásticamente en los últimos años.

El primer par de botas Dr Martens fabricadas en el Reino Unido se produjo en 1960. Las ventas de la clásica 1460 y otras botas Dr Martens se han cuadruplicado en los últimos siete años, de 220 mdd en 2013 a 922 mdd a marzo de 2020.

Dr Martens, que vende 11 millones de pares de zapatos y botas al año en más de 60 países, ha logrado capear bien la pandemia de Covid-19, a pesar de los confinamientos que obligaron a cerrar sus 130 tiendas principales. Las ventas aumentaron un 18% a 436 mdd en seis meses hasta septiembre, mientras que las ganancias crecieron un tercio, a 118.4 mdd. La mayoría de las ventas provienen de su negocio mayorista, que vende a minoristas.

La marca de calzado comenzó como una colaboración entre una pequeña fábrica de zapatos en Northamptonshire y dos médicos en Múnich, uno de los cuales, el Dr. Klaus Märtens, había desarrollado una suela gruesa con amortiguación de aire en 1947 después de una operación en el pie tras un accidente de esquí. La familia Griggs, fabricante de calzado, adquirió la licencia y diseñó el 1460 en abril de 1960 (de ahí el nombre del modelo).

Las botas crecieron en popularidad después de ser adoptadas por los skinheads en la década de 1960, y luego se convirtieron en elementos básicos de la moda entre punks y góticos. Más recientemente, las botas gruesas se han convertido en la moda principal, con la modelo y actriz Agyness Deyn y la cantante Rihanna entre quienes las usan. Dr Martens estuvo cerca de la bancarrota en 2003, cuando recortó puestos de trabajo en el Reino Unido y trasladó su manufactura a China.