Síguenos

 

Economía

Con el Covid, nuestro negocio explotó: Canasta Rosa

Covid-19 no solo aceleró la adopción del ecommerce entre consumidores y negocios, sino también la respuesta de los marketplace como Canasta Rosa, que tuvo un crecimiento acelerado que los enfrentó a uno de sus mayores retos para atender al doble de emprendedores y usuarios.

Deborah Dana. Foto: Canasta rosa.

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

El crecimiento del comercio electrónico en México aceleró la respuesta de cada actor involucrado en el sector. Desde los usuarios, negocios y empresas que son parte del canal de ventas y Canasta Rosa no fue la excepción. Este marketplace de productos locales y hechos a mano fundado en 2017 por Deborah Dana, su actual CEO, quien afirma “que antes de la pandemia tenía una oportunidad enorme, con la llegada del Covid explotó”.

En México, el valor del e-commerce en 2020 creció 81%, es decir, 316 mil millones de pesos, debido al confinamiento prolongado, según datos de la Asociación Mexicana de Ventas Online.

Te puede interesar: El comercio electrónico traza el camino para afrontar la crisis: AMVO

Para Canasta Rosa esa explosión se debió a tres factores:

  1. Las personas que necesitaban un ingreso nuevo después de perder el empleo o las que buscaban uno adicional.
  2. La plataforma es flexible para trabajar desde casa y el repartidor puede ir a recoger los productos a su domicilio.
  3. Los compradores, por la situación, estaban interesados en recibir sus productos en su hogar, un objetivo a donde ya estaba encaminado Canasta Rosa.

“No hay día que no escuchemos palabras de agradecimiento de las personas que debido a covid se quedaron sin empleo, pero que con nosotros tienen un ingreso de su negocio propio”.Deborah Dana, CEO de Canasta Rosa

Canasta Rosa funciona con dos modelos: los emprendedores suben sus tiendas y productos para que los compradores puedan adquirirlos; y conectan a los emprendedores con otros servicios para crecer, como marketing, materia prima y en un futuro cercano con préstamos.

Un crecimiento doloroso

Cuando llegó el confinamiento, Deborah al frente de su empresa priorizó la salud de los colaboradores y el establecimiento de una comunicación con cada uno de los emprendedores para brindarles información fidedigna y pudieran mantener sus ingresos, por lo que lanzaron un programa de apoyo absorbiendo los gastos de envío durante un mes.

Así como una estrategia para hacerle frente al crecimiento acelerado que estaban viviendo. Lo que los obligó a invertir en la operación y la logística “porque no queríamos que ningún producto se quedara fuera por falta de capacidad nuestra”, dice. Un crecimiento que dolió porque por lo general suele ser gradual y programado para alcanzarlo con seis meses más de diferencia.

“El poder entrenar a tanta gente y usar tecnología para mayor orden fue el reto más grande que tuvimos. Fue un esfuerzo para que cada orden llegue bien”.Deborah Dana, CEO de Canasta Rosa

De acuerdo con Canasta Rosa, a diciembre de 2020 cerraron con 16 mil emprendedores, cifra que se duplicó en comparación a lo que tenían antes de la pandemia, al igual que el número de compradores, lo que les ayudó a tener un equilibrio entre compra-venta. “Reajustamos nuestro plan de crecimiento y quedamos bien calificados en calidad tanto con emprendedores como con compradores”, afirma.

Publicidad

El omnicanal para los ganadores

Con el encierro detectaron movimientos en la forma de consumir, al principio una alta demanda por cubrebocas y sanitizantes, una categoría nueva y creció, artículos para ejercicio en casa y actividades para niños.

Meses después la turbulencia bajó para recuperar los hábitos que había antes de Covid. Siendo la comida la que representa el mayor porcentaje de venta con 40%, seguida de salud y belleza, relacionado con la ecología y remedios naturales, casa y decoración, infantil, mascotas, flores y regalos.

También lee: Mercado Libre, la plataforma latinoamericana que duplicó sus ventas en el año de la pandemia

Sin embargo, lo que estos cambios demostraron es que aún los emprendedores cojean de algunos puntos para la venta en línea como la formalidad y conocer cuál es el valor agregado que tiene cada producto para sobresalir en los marketplaces.

“Lo que hizo la pandemia en México fue normalizar la adopción de ecommerce, nos obligó a confiar, a que los consumidores probaran una plataforma digital, pero ojo: no todo se volverá digital, sino en el omnicanal. Ahí estarán los ganadores”.

También puedes leer

Actualidad

Las investigaciones muestran que las bodegas, que se multplican en el Inland Empire de California, provocan la contaminación que afecta desproporcionadamente a las comunidades...

México

El informe criticó la respuesta de las autoridades mexicanas contra la pandemia y el enfoque de mitigación que se adoptó para hacer frente al...

México

México reflejó un 43% más de muertes en 2020 de lo que se hubiera esperado en relación con el promedio de 2018-2019 (sin crisis...

Tecnología

La cifra de 1,100 mdd es casi el triple de los 420 mdd que la firma argentina de comercio electrónico invirtió el año pasado...

Publicidad