Síguenos

 

Economía

El capital privado en México no se detiene y está listo para afrontar la crisis: Amexcap

En entrevista para La-Lista, Liliana Reyes, directora general de la asociación, reconoce que en 2020 el levantamiento y las inversiones sufrieron una pausa.

economía México PIB 2021
Foto: AmarADestiempo/Pixabay.com

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

El capital privado está listo para hacerle frente a la crisis y apostar por el mercado mexicano. La industria es dinámica. Muestra de ello son los cerca de 63,000 millones de dólares (mdd) de recursos acumulados y el crecimiento anual compuesto de 13% que ha mantenido en los últimos 10 años.

De los recursos acumulados, alrededor de 41,300 mdd ya se han colocado como inversión y están por invertirse un poco más de 20,000 mdd. “(Es) una industria que aunque no haya levantado mucho el año pasado, sí hay recursos para seguir invirtiendo. La inversión no se detiene”, explica Liliana Reyes, directora general de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), en entrevista para La-Lista.

También lee: Las pymes mexicanas deben salir a buscar capital al extranjero: Álvaro Rodríguez Arregui

Un panorama que se ve prometedor, pues en México la proporción de fondos mexicanos y extranjeros ha cambiado. En 2009, los fondos nacionales representaban solo el 45.4%. Diez años después representan 64.5%.

Los fondos y su expertise en la coyuntura económica

El levantamiento de capital siempre es un reto y 2020 no fue la excepción, más en una coyuntura como la que se vivió y de la que aún se sienten las secuelas. “Vimos que el levantamiento de capital y las inversiones sufrieron una pausa y desaceleramiento, pero sigue siendo una industria relevante”, dice Reyes.

Pese a tener dinero en los fondos, durante la pandemia de Covid-19 los inversionistas se tomaron el tiempo para enfocarse en asesorar a las empresas donde ya habían colocado capital, para ayudarlas a cuidar el presupuesto y la liquidez, generar métodos para mantener las ventas, implementar tecnologías, hacer sinergias y conexiones entre las compañías que tienen dentro de sus portafolios e impulsar las mejores prácticas.

“A un emprendedor le conviene estar con un fondo porque además de la inversión de recursos para crecer, también les darán la asesoría y el expertise para salir de una coyuntura compleja”.

Liliana Reyes, directora general de la Amexcap

Esta asesoría también ayuda a mantener los empleos, lo que se traduce en un impacto positivo en la economía. La industria de capital privado, de acuerdo con Amexcap, ha generado 1.4 millones de empleos durante 2018 y 2019, lo que representa el 11.6% de los empleos nuevos registrados en el IMSS en los últimos años.

Reyes explica que las empresas que contaron con el respaldo de un fondo tuvieron mayor oportunidad para salir adelante, reconvertirse, responder con innovación y recursos, porque al tener una inversión inevitablemente llega, en un tiempo relativamente corto, una segunda, pues los fondos están preocupados por el retorno que se da con el crecimiento.

Te puede interesar: ‘La banca de desarrollo no ha sido receptiva a ser garante de las pymes’: Carlos Serrano, BBVA

Asimismo, hay un interés especial por los inversionistas en las mejores prácticas, inversiones responsables, cuidado del medio ambiente, revalorización de aspectos sociales, gobernanza, códigos de ética, inclusión y género, algo que repuntará en México en los siguientes años.

Venture capital y nuevas oportunidades de inversión

Ante un escenario complejo por Covid-19, los fondos firmaron un compromiso hacia la comunidad de venture capital (inversionistas y emprendedores) para mantener las inversiones planeadas en tiempos correctos y no hacer valuaciones desfavorecedoras, entre otros aspectos.

2020 fue el año con los máximos montos de inversión en venture capital, superando los 10 mdd, cinco veces más que los registrados en 2019 (2 mdd). Algo histórico a lo largo de la historia del capital emprendedor en México. De acuerdo con el reporte VC Overview 2020, de AMEXCAP, las pymes apoyadas por estos fondos tendrán una tasa de supervivencia del 78%, superando los cinco años de vida después de su fundación, comparado con el 35% que tienen las empresas a nivel nacional.

“Desde mi punto de vista, una crisis como la que vivimos dejó lecciones de compromiso y de trabajo en equipo en el gremio. (El venture capital) nos dio noticias muy importantes el año pasado, como la llegada del primer unicornio mexicano: Kavak”.

Liliana Reyes, directora general de la Amexcap

La dinámica para las nuevas transacciones fue complicada, porque antes de la pandemia los acercamientos y negociaciones se realizaban de forma presencial o a través de ferias o eventos. El reajuste natural tomó un tiempo para ir hacia el canal virtual. Las empresas más afectadas, según Reyes, fueron las que no estaban en un proceso de acercamiento con los fondos.

Los fondos apuestan por la tecnología

La pandemia ayudó a desarrollar y acelerar la adopción de sectores tecnológicos como educación a distancia, salud y fintech, así como aquellos donde los servicios y productos al consumidor siguen siendo relevantes. Lo que marca una tendencia de los inversionistas hacia los emprendimientos digitales o basados en tecnología.

“Esto hará que los fondos se interesen en nuevos sectores porque se reafirmó el potencial que se les veía. Recordemos que venture capital vislumbra sectores innovadores hacia el futuro, los que apostaron a esos, transitaron este proceso mucho mejor que aquellos que no vieron esa oportunidad”, señala Reyes.

Lee: Las inversiones ecológicas ‘no funcionarán’, dice exdirectivo de BlackRock

Desde la Amexcap ven al mercado mexicano como un nido de oportunidades debido a su tamaño y población, penetración de internet y telefonía móvil, y las necesidades que presenta. Condiciones que no cambian o desaparecen de la noche a la mañana por la coyuntura política que vive, sin embargo, enfatiza que el tener un entorno favorecedor siempre ayuda a promover mejor el país.

La inversión de venture capital cuenta con una madurez significativa al ver que los inversionistas siguen haciéndolo y que incluso se están recibiendo a emprendedores de otros países, quienes encuentran en México capital para escalar sus proyectos. Los retos estarán en seguir atrayendo inversionistas, mantener el crecimiento del 13% y profesionalizar a la industria con buenas prácticas.

Para Reyes, México es un país con alto potencial en el que pronto se empezarán a ver más historias de empresas convertidas en unicornios. “El talento está llegando aquí porque hay fondos y una industria lista para seguir apostando por México, sus empresas y emprendedores”.

También te puede interesar

Economía

El 2020 demostró que la economía digital es un buen lugar para invertir capital. Sin embargo, las pymes se enfrentan al reto de salir...

Economía

Con la pandemia los emprendedores buscaron alternativas al canal físico y el marketplace fue la respuesta. Y aunque no todos tenían el conocimiento, de...

Multimedia

Este instructor, que trabajó durante ocho años en un gimnasio, encontró una forma para poder continuar dando rutinas de ejercicio al aire libre.

México

La sociedad mexicana ha satanizado el fracaso de los emprendedores, sin comprender que de esta vivencia nacerán los éxitos futuros.

Publicidad