Síguenos

 

Economía

Los empleados de Amazon en Estados Unidos siguen luchando para sindicalizarse, pero ¿prevalecerá la empresa?

A pesar de una derrota en Alabama, los trabajadores luchan por formar y dirigir sindicatos en varios frentes del gigante tecnológico.

Chris Smalls trabajó en Amazon durante casi cinco años antes de ser despedido en marzo del año pasado. Fotografía: Lucas Jackson / Reuters

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

A raíz de un intento fallido de sindicalizar un almacén de Amazon en Alabama, los trabajadores continúan luchando para formar y dirigir sindicatos en el gigante tecnológico en varios frentes.

En otro almacén de Amazon, en Staten Island, Nueva York, los trabajadores han comenzado una nueva campaña de organización sindical, mientras que los pilotos de aerolíneas que trabajan para Amazon todavía se encuentran en medio de una batalla de cinco años por un nuevo contrato sindical.

Chris Smalls trabajó en Amazon durante casi cinco años antes de ser despedido en marzo del año pasado, luego de organizar un paro laboral y protestas en las instalaciones de Staten Island contra la falta de protección para los trabajadores durante la pandemia.

También puedes leer: Amazon tuvo ventas por 44,000 millones de euros en Europa en 2020, pero no pagó el impuesto corporativo

A finales de abril, Smalls y otros empleados anteriores y actuales de Amazon en el almacén JFK8 comenzaron una campaña de organización sindical. Con una lona colocada en una parada de autobús afuera del almacén, Smalls y otros organizadores buscan obtener tarjetas de autorización sindical de al menos el 30% de los trabajadores del almacén para tener quórum para una elección bajo las normas de la Junta Nacional de Relaciones Laborales para formar un sindicato independiente, el Sindicato Laboral de Amazon.

“Cuando hablo con los trabajadores, les digo que me despidieron injustamente porque traté de proteger su salud y su seguridad, y que eso les puede pasar a ustedes”, dijo Smalls. “Puedes presentar una queja o presentar una queja, y ellos podrían simplemente despedirte o apuntar a que te despidan o tomar represalias en tu contra. Y no hay protección, así que la única forma en que vamos a estar protegidos es formando ese sindicato”.

Amazon ya ha respondido a la campaña de organización sindical; los trabajadores allí y en los centros de distribución y clasificación cercanos han informado que han recibido mensajes de texto y correos electrónicos alentando a los trabajadores a no firmar las tarjetas de autorización, bajo el argumento de que hacerlo limitará las opciones para los trabajadores. Los televisores del almacén y los carteles de los baños han desplegado mensajes similares.

Smalls dijo que los trabajadores ya han comenzado a ser convocados a reuniones con la gerencia para que reciban lecciones sobre la campaña de organización sindical.

Hemos obtenido firmas y los trabajadores de Nueva York tienen una energía diferente. Así que estamos optimistas de que no solo podremos llegar a la votación de las elecciones, sino que esta vez tendremos éxito”, agregó Smalls.

Mientras Amazon se ha opuesto enérgicamente a los esfuerzos de sindicalización en sus almacenes de Estados Unidos, los pilotos que trabajan para los contratistas de Amazon son actualmente los únicos empleados dentro de la red de la empresa con representación sindical. Pero estos trabajadores están en medio de la lucha por un nuevo contrato colectivo contra lo que caracterizan como oposición antisindical de Amazon y la aerolínea que los contrata.

Alrededor de 2,000 pilotos de Amazon en el contratista Atlas Air han estado luchando desde 2016 para negociar un nuevo contrato con su empleador. Los pilotos dicen que se han enfrentado a salarios bajos, malas condiciones de trabajo y altas tasas de deserción.

El sindicato de los pilotos, Teamsters Local 2750, afirma que el contratista ha comprado repetidamente otras aerolíneas para forzar el arbitraje sobre el nuevo acuerdo contractual sindical.

Te recomendamos: Bezos vende acciones de Amazon por 2,400 mdd a unos meses de dejar la dirección

Los principales clientes de Atlas Air son Amazon y DHL, aunque el sindicato ha notado que muchos envíos de DHL transportados por los pilotos también son pedidos de cumplimiento de Amazon. La aerolínea opera desde un centro en Cincinnati y, a menudo, transporta carga de Amazon a los almacenes en EU. Amazon también es inversor en Atlas Air.

Bob Kirchner, fideicomisario de Teamsters y piloto retirado de Atlas Air, dijo que la aerolínea anunció la adquisición tan pronto como comenzaron las negociaciones del contrato en 2016 y rechazó diferentes propuestas del sindicato para negociar el contrato fuera del arbitraje. Recientemente, Kirchner señaló que la aerolínea ha interpuesto comunicados de respuesta para continuar demorando un fallo de arbitraje de contrato con la Junta Nacional de Mediación.

“Simplemente siguen empujando esto”, dijo Kirchner. “El mismo día que comenzamos a negociar anunciaron la compra de Southern Air, y dijeron que las iban a fusionar y, básicamente, el arbitraje quedaba para el final. No había posibilidad de ningún tipo de negociación significativa si la empresa no lo quería“.

Kirchner criticó la manera en que Atlas Air había abordado las negociaciones con el sindicato, ya que las ganancias para la compañía se dispararon durante la pandemia, pasando de una pérdida operativa en 2019 a una ganancia de más de 360 millones de dólares en 2020. La aerolínea recibió 407 millones en fondos de la Ley Cares y rechazó la solicitud del congresista de Carolina del Sur Jim Clyburn de devolver los fondos.

Atlas Air insiste en que ha actuado de buena fe.

Un piloto de Atlas Air, que solicitó el anonimato, dijo que la aerolínea había sufrido altas tasas de deserción de pilotos antes de la pandemia, pero debido al cierre de las aerolíneas de pasajeros por el coronavirus y al aumento en la demanda del negocio de Amazon, Atlas Air experimentó un aumento en la demanda de contrataciones y prestaciones. Pero el piloto dijo que Atlas Air aún no había negociado un contrato con el sindicato.

Nuestra lucha es por conseguir un trato justo: hacer que la empresa se siente a la mesa de negociaciones, dirigir la empresa de manera responsable, actualizar nuestras reglas de trabajo para que sepamos lo que se espera de nosotros y no tengamos que preocuparnos por el antagonismo o que se aplique la disciplina bajo un ambiente punitivo”, dijo.

Amazon no respondió a múltiples solicitudes de comentarios. En mayo de 2019, un portavoz de Amazon culpó a ambas partes por asuntos derivados de la negociación de los contratos.

Atlas Air culpó al sindicato por las demoras en la negociación del contrato, ya que el sindicato argumenta que intentaron rechazar el arbitraje forzoso.

No te pierdas: Bodegas de Amazon son un peligro para la salud en la región más contaminada de EU

“Hemos sido claros y consistentes acerca de querer un nuevo acuerdo de negociación colectiva conjunta para nuestros pilotos y hemos trabajado para acelerar el proceso”, dijo un portavoz de Atlas Air.

“A medida que trabajamos hacia un nuevo contrato que aumente el pago de nuestros pilotos, los líderes sindicales han difundido mucha información errónea en un intento de ganar influencia en las negociaciones del contrato”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Mundo

La fría realidad se cuela en los primeros meses de Biden, mientras que a los demócratas de izquierda les frustra que la agenda del...

Mundo

El incidente ocurrió al comienzo del desfile LGBTQ+ en la ciudad de Wilton Manors; el conductor fue detenido.

Fotografía

Desde que el matrimonio entre personas del mismo sexo se legalizó en Estados Unidos se dio un boom de bebés en la comunidad gay,...

Moda

Las nuevas voceras de la marca incluyen a Megan Rapinoe, Priyanka Chopra Jonas, Valentina Sampaio y Amanda de Cadenet

Publicidad