Síguenos

 

Economía

Amazon tuvo ventas por 44,000 millones de euros en Europa en 2020, pero no pagó el impuesto corporativo

A pesar del aumento por el confinamiento, la unidad de la empresa en Luxemburgo tuvo una pérdida de 1,200 millones de euros y, por lo tanto, no tuvo retorno fiscal.

Las cuentas de Amazon EU Sarl presentadas en Luxemburgo muestran que las ventas de 2020 aumentaron en € 12 mil millones desde € 32 mil millones en 2019. Fotografía: Bloomberg / Getty Images

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Se han planteado nuevas preguntas sobre la situación fiscal de Amazon después de que sus últimos reportes corporativos en Luxemburgo revelaran que la empresa recaudó ingresos récord por ventas de 44,000 millones de euros en Europa el año pasado, pero no tuvo que pagar ningún impuesto corporativo al Gran Ducado.

Las cuentas de Amazon EU Sarl, a través de la cual vende productos a cientos de millones de hogares en el Reino Unido y en toda Europa, muestran que a pesar de recaudar ingresos récord, la unidad de Luxemburgo tuvo una pérdida de 1,200 millones de euros y, por lo tanto, no pagó impuestos.

De hecho, a la unidad se le concedieron 56 millones de euros en créditos fiscales que puede utilizar para compensar cualquier factura fiscal futura en caso de que genere beneficios. La empresa tiene pérdidas acumuladas por valor de 2,700 millones de euros, que pueden utilizarse contra cualquier impuesto pagadero sobre ganancias futuras.

La unidad de Luxemburgo, que gestiona las ventas para Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Polonia, España y Suecia, emplea a 5,262 personas, lo que significa que los ingresos por empleado ascienden a 8.4 millones de euros.

Lee: Bodegas de Amazon son un peligro para la salud en la región más contaminada de EU

Margaret Hodge, una diputada laborista que ha hecho campaña durante mucho tiempo contra la evasión fiscal, dijo: “Parece que la implacable campaña de Amazon de terrible evasión fiscal continúa.

“Los ingresos de Amazon se han disparado por la pandemia mientras los negocios luchan. Amazon continúa trasladando sus ganancias a paraísos fiscales como Luxemburgo para evitar pagar su parte justa de impuestos. Todas estas grandes empresas digitales dependen de nuestros servicios públicos, nuestra infraestructura y nuestra fuerza laboral educada y saludable. Pero a diferencia de las empresas más pequeñas y los contribuyentes que trabajan duro, los gigantes tecnológicos no aporte justo en el fondo común por el bien común.

“El presidente (Joe) Biden ha propuesto un sistema nuevo y más justo para gravar a las grandes corporaciones y empresas digitales, pero el Reino Unido no ha apoyado las reformas. El silencio es ensordecedor. El gobierno debe actuar y ayudar a aprovechar esta oportunidad única en una generación de desterrar la evasión de impuestos corporativos a una cosa del pasado”.

Paul Monaghan, director ejecutivo de Fair Tax Foundation, dijo: “Estas cifras son alucinantes, incluso para Amazon. Estamos viendo una dominación del mercado exponencialmente acelerada en todo el mundo gracias a ingresos en gran parte libres de impuestos, lo que le permite socavar injustamente a las empresas locales que adoptan un enfoque más responsable.

“La mayor parte de los ingresos de Amazon en el Reino Unido se registran en el extranjero, en la subsidiaria de Luxemburgo, que genera enormes pérdidas, lo que significa que no solo no están haciendo una contribución fiscal significativa ahora, sino que es poco probable que lo hagan en los próximos años, dado el enorme arrastre pérdidas que ahora han acumulado allí”.

Las cuentas de Amazon EU Sarl en Luxemburgo muestran que las ventas de 2020 aumentaron en 12,000 millones de euros, llegando a 44,000 millones desde los 32,000 millones en 2019. Las cuentas, que se extienden a solo 23 páginas (en comparación con cientos de páginas para las grandes empresas del Reino Unido), no desglosan cuánto dinero ha hecho Amazon a partir de las ventas en cada país europeo.

Sin embargo, las cuentas de Amazon en Estados Unidos muestran que sus ingresos en el Reino Unido se dispararon en 51% el año pasado a un récord de 26,500 millones de dólares, ya que las personas en confinamiento por la pandemia recurrieron a esta empresa para comprar en línea debido a los cierres de las tiendas la mayor parte del año, al tiempo que el trabajo en casa impulsó un mayor uso de su software en la nube Amazon Web Services.

Si bien Amazon celebró el aumento en los ingresos recaudados de los clientes del Reino Unido, la empresa no reveló el monto del impuesto corporativo que pagó en Reino Unido en total el año pasado. La compañía, que creó para su fundador y director ejecutivo saliente Jeff Bezos una fortuna de 200,000 millones de dólares, pagó solo 293 millones de libras esterlinas en impuestos en 2019 a pesar de que la compañía recaudó 17.5 mil millones de dólares en ventas en el Reino Unido ese año.

Los 19,500 millones de libras esterlinas que los clientes del Reino Unido gastaron en Amazon en 2020 son aproximadamente el doble de lo recaudado en Marks & Spencer, el minorista de 137 años, y subraya cómo la pandemia de Covid-19 está revolucionando la forma en que compramos y amenazando el comercio tradicional. La semana pasada, Amazon informó su mayor ganancia trimestral de 8.1 mil millones de dólares sobre ventas de 109,000 millones.

Te recomendamos: Bezos reconoce deuda con empleados y busca que Amazon sea ‘el mejor lugar para trabajar’

Un portavoz de Amazon dijo: “Amazon paga todos los impuestos requeridos en todos los países donde operamos. El impuesto corporativo se basa en las ganancias, no en los ingresos, y nuestras ganancias se han mantenido bajas debido a nuestras fuertes inversiones y al hecho de que el comercio minorista es un negocio altamente competitivo y de bajo margen.

“Hemos invertido más de 78,000 millones de euros en Europa desde 2010, y gran parte de esa inversión está en infraestructura que crea muchos miles de nuevos puestos de trabajo, genera importantes ingresos fiscales locales y apoya a las pequeñas empresas europeas”.

Doug Gurr, el director gerente de Amazon.co.uk recientemente retirado, ha explicado que: “El sitio web de Amazon.co.uk es operado por Amazon EU Sarl, una entidad con sede en Luxemburgo, que es la sede europea de Amazon”.

En Luxemburgo viven poco más de 600,000 personas, pero muchas de las empresas más grandes del mundo tienen su sede en este país de bajos impuestos.

Amazon llegó a Luxemburgo en 2003 y, en pocos meses, consiguió un acuerdo confidencial con las autoridades fiscales del país.

Bob Comfort, jefe de impuestos de Amazon hasta 2011, dijo a un periódico de Luxemburgo que Jean-Claude Juncker, exprimer ministro del país y expresidente de la Comisión Europea, se había ofrecido personalmente a ayudar a Amazon.

“Su mensaje fue simple: ‘Si encuentra problemas que parece que no puedan resolver, por favor regresen y dígame. Intentaré ayudar’”. Comfort fue posteriormente nombrado cónsul honorario de Luxemburgo en Seattle, la ubicación de la sede de Amazon en Estados Unidos.

El mes pasado, Joe Biden presentó planes en la OCDE para cambios radicales en el sistema tributario global, incluida una tasa impositiva corporativa mínima en un intento por detener a las empresas multinacionales que explotan las lagunas en el país. Alemania y Francia han respaldado los planes, pero el Reino Unido se ha mantenido en silencio.

Washington se había resistido durante mucho tiempo a los pedidos de tratados globales que, según los reformadores, eran necesarios para garantizar que las poderosas empresas multinacionales paguen su parte justa de impuestos.

Según las propuestas del presidente de Estados Unidos, las grandes empresas y corporaciones de tecnología se verían obligadas a pagar impuestos a los gobiernos nacionales en función de las ventas que generen en cada país, independientemente de dónde se encuentren.

No te pierdas: Amazon quiere aumentar número de mujeres y afroamericanos en puestos de liderazgo

También se acordaría un piso impositivo global. Estados Unidos ha sugerido una tasa del 21%, aunque es más alta que en varias jurisdicciones, incluidas Irlanda, Hungría y el Caribe, y podría ser un obstáculo.

Bezos, la persona más rica del mundo, dio la bienvenida a las propuestas de Biden y dijo que Amazon estaba “a favor de un aumento en la tasa de impuestos corporativos”.

Amazon no está sola en la creación de estructuras corporativas complejas para evitar impuestos. Las seis grandes firmas de tecnología de Estados Unidos: Amazon, Facebook, Google, Netflix, Apple y Microsoft han sido acusadas de evitar 100,000 millones de dólares en impuestos globales durante la última década, según un informe del grupo Fair Tax Foundation. Todos han dicho que pagan la cantidad correcta de impuestos.

El informe señala a Amazon como el peor infractor. Dijo que el grupo pagó solo 3.4 mil millones de dólares en impuestos sobre sus ingresos en lo que va de la década, a pesar de lograr ingresos de 961,000 millones y ganancias de 26.8 mil millones.

La Fair Tax Foundation dijo que esto significaba que la tasa impositiva efectiva de Amazon fue del 12.7% durante la década en la que la tasa impositiva general en Estados Unidos había sido del 35% durante la mayor parte de ese período.

Amazon dijo que las “sugerencias del informe son incorrectas” y que la empresa tenía “una tasa impositiva efectiva del 24% sobre las ganancias de 2010-18”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Tecnología

La compañía dice que las redes se tardan mucho en actuar cuando se les advierte del intercambio de reseñas falsas que sucede en sus...

Tecnología

Los expertos dicen que tres multimillonarios volcaron el modelo tradicional de viajes espaciales tripulados y le dan forma a una nueva y emocionante era

Opinión

El eCommerce es cada vez más una dinámica de ventas que pronto se podrá fusionar con experiencias de entretenimiento.

Mundo

La subasta para el vuelo en el que estará Jeff Bezos, fundador de Amazon, comenzó hace un mes. El ganador se dará a conocer...

Publicidad