El avance de la variante Delta tira las bolsas en el mundo
Las bolsas asiáticas, entre las golpeadas por la variante Delta. Foto: EFE

Las bolsas mundiales bajaron este lunes, en especial en Europa, en una sesión marcada por la preocupación creciente debido a la variante Delta del coronavirus y el repunte de casos en el Viejo Continente, que también golpea al petróleo.

Tras una jornada en la que la mayoría de los índices en Europa llegaron a caer más del 3%, París cerró en retroceso de 2.54%; Londres, de 2.34%; Fráncfort, de 2.62%; Milán, de 3.34%; y Madrid, de 2.40%.

Hacia las 16:35 horas, Wall Street registraba cifras similares: el índice estrella Dow Jones perdía un 2.52% , en tanto que el Nasdaq se dejaba un 1.38% en la apertura. 

Lee también: Los contagios de covid y la variante Delta ponen en alerta a México

Los mercados asiáticos también cerraron su sesión del lunes con pérdidas a causa de la elevada inflación en Estados Unidos y la propagación de la variante Delta del coronavirus.

“Los temores por el crecimiento (económico) en el futuro ante el avance de la variante Delta son sin duda motivo de preocupación”, reconoció Sebastian Paris Horvitz, analista en LBPAM.

El petróleo acusaba igualmente el impacto de la progresión del virus, con una caída de 6%, por los casos de covid y también por el aumento de la oferta de crudo de la OPEP.

Hacia las 16:30 horas, la referencia europea, el Brent, para entrega en septiembre perdía un 6.02%, a 69.16 dólares el barril en Londres, mientras que el WTI estadounidense para entrega en agosto caía un 6.62%, a 66.82 dólares en Nueva York.

Lee más: La variante Delta es detectada en al menos 22 entidades de México

Los principales productores mundiales de petróleo decidieron el domingo proseguir con los ligeros aumentos de producción a partir de agosto, después de que Emiratos Árabes Unidos bloquearan otro acuerdo a principios de julio. 

La reunión de la OPEP+ (los 13 países de la OPEP más otros 10 liderados por Rusia), decidió el domingo un aumento de 400.000 barriles por día (bpd) al mes a partir de agosto para ayudar a la recuperación económica global tras la pandemia de coronavirus, afirmó el grupo instalado en Viena en un comunicado de prensa.