Desde el Senado, Américo Villarreal denuncia persecución contra su familia; PAN y PRI se quejan por uso del recinto
Américo Villarreal denuncia persecución política contra su familia. Fotografía: Especial

El candidato de Morena al gobierno de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya, denunció que existen órdenes de aprehensión contra sus hijos, producto de la persecución política de las autoridades judiciales del estado.

“Como no han generado una repercusión a mi persona, lo han escalado – la persecución – incluso a mi familia y ahora mis hijos tienen orden de aprehensión y orden de cateos en su contra”, apuntó Américo en una reunión junto a legisladores y otros morenistas en el Senado de la República.

El candidato responsabilizó al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, y al representante del PAN-PRI-PRD al gobierno de esa entidad, César Verástegui Ostos, de infundir el miedo y la intimidación a quienes simpatizan con su candidatura.

“Si eres de la cuarta transformación o hasta por pensar distinto, te pueden meter preso”, aseguró.

Además, Américo acusó que al interior de las instituciones del estado existe la orden de votar en favor de Verástegui Ostos, y amenazaron con despedir a los funcionaros que no lo cumplan.

“Se ha documentado que, si no manifiestan su preferencia electoral, son despedidos o los cambian de sus sitios de trabajo”, detalló.

Villarreal señaló que la campaña de desprestigio en su contra no surtirá efecto y aseveró que será el vencedor en las elecciones del próximo 5 de junio.

“Las encuestas dicen lo que dicen, ellos lo saben y por eso quieren perturbar todo, pero la intentona de Cabeza de Vaca y César Verástegui no tendrá éxito”, dijo.

El abanderado de Morena en Tamaulipas pidió a los legisladores presentes que sirvan de gestores ante instituciones federales, para que sean estas quienes garanticen la seguridad y tranquilidad de los tamaulipecos durante la jornada electoral.

En la reunión también estuvo presente la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero; el senador de Morena, Ricardo Monreal; así como el presidente del partido guinda, Mario Delgado.

Cada uno de ellos respaldo la candidatura de Villareal y aseguraron que harán valer la voluntad popular de los tamaulipecos que quieren que llegue la cuarta transformación a su estado.

Por su parte, la exsecretaria de Gobernación llamó a García Cabeza de Vaca a que no intervenga con trampas y hostigamiento el proceso electoral que se lleva a cabo en Tamaulipas.   

“No podemos aceptar que los gobernadores se metan a operar en las elecciones como pasaba en otros años”, dijo

“Cuando yo fui secretaria de Gobernación, el gobierno federal respetó las elecciones del 2019, 2020, 2021. Nunca hubo una intromisión de nuestra parte”, abundó.

En tanto, Monreal llamó a “cerrar filas” con Villarreal y no lo dejarán solo.

“Ya no hay forma de revertir la voluntad popular. La elección democrática. Lo merecen los ciudadanos y las ciudadanas de Tamaulipas”, enfatizó.

Oposición se queja por uso del recinto

Luego del mensaje que hicieron los morenitas desde el Senado, los partidos PAN y PRI se quejaron por el uso del recinto y de recursos públicos de la Cámara para promocionar la candidatura de Villarreal Anaya.

En un comunicado los senadores panistas calificaron de vergonzoso el uso indebido de las instalaciones del Senado de la República como sede de eventos de campaña.

“Morena se ha caracterizado por ser el principal violador de la normatividad y golpeador de las instituciones”, destacaron.

En tanto, en la cuenta de Twitter de los senadores del PRI lamentaron lo ocurrido y señalaron: “¡Las y los mexicanos necesitan mejores condiciones de vida, no mítines; hay mucho por legislar!”.

Para los procesos electorales de 2020-2021 la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores firmó un acuerdo en el que se prohíbe el uso de recursos del Senado para influir en el voto en favor o en contra de cualquier partido político.

“Queda estrictamente prohibido la utilización de recursos humanos, materiales o financieros del Senado de la República para promover o influir de cualquier forma, en el voto a favor o en contra de un partido político, coalición, aspirante, precandidato, o la abstención”, señala el texto.