El reguetón borró buena parte de la cultura musical latina: ‘El Chombo’
Facebook: El Chombo

Era 2004 cuando se surgió esa canción que fue la chispa que dinamitó al reguetón. “A ella le gusta la ga-so-li-na”, entonaba Daddy Yankee, mientras las nuevas generaciones bailaban con movimientos alejados de la salsa, el ballenato o, incluso el pop, y a los que se denominó como ‘perreo’.

Desde entonces, la industria de la música no ha sido igual, pero todo tiene un origen y una explicación. Rodney Clark, mejor conocido como ‘El Chombo’, ofrece los pormenores de un ritmo que cada vez se produce menos –a su juicio– porque ha dado paso a lo que hoy se denomina música latina urbana, donde confluyen artistas como Shakira o Maluma.

El productor musical de ‘rolas’ como El Gato Volador y hoy un exitoso youtuber hace una diferenciación entre el reguetón original ‘o de la mata’ con lo que hoy suena prácticamente en todas las canciones que se genera a gran escala “principalmente por intereses económicos”.

YouTube video

El reguetón es un proceso y la palabra fue inventada en Puerto Rico. La industria musical de allá se inspiró en Panamá y éste a su vez en Jamaica, que no habla español e hizo su propia música con la modalidad del Dancehall, que es música de baile. Entonces a Puerto Rico llegó una canción de Panamá de Nando Boom que tenía el ritmo de la canción Dembow y fue el fósforo que arrancó el incendio para usar ese ritmo y hacer después lo que el mundo conocería como reguetón, que es el término con el que se le bautizó a partir de Daddy Yankee y la Gasolina en 2004″, señala ‘El Chombo’ en entrevista para La-Lista.

Vinieron los años siguientes y los artistas puertorriqueños utilizaron la base rítmica específica que se conoce como ‘tumpa-tumpa’, con arreglos musicales y siempre con una combinación entre lo melódico y lo rapeado. “Eso es el reguetón”, señala Clark.

También lee: El reggaetón no tiene la culpa de la violencia de género que empapa este ritmo latino

Entonces, ¿qué es la música urbana? “Es cuando la industria musical ve que este ritmo está muy popular y los artistas que cantaban los géneros tradicionales como el pop o el rock sintieron el bajón, porque para las nuevas generaciones funcionaba el reguetón. Entonces, se incluyen a esos artistas como Shakira, suavizan las características del reguetón para convertirlo en la versión pop del ritmo original”, señala el experto.

—¿Cuál es o fue la trascendencia histórica del reguetón? —se le cuestiona a El Chombo, quien no duda.

—La trascendencia es que básicamente es el género o la fórmula que borró una gran parte de la cultura latina. El vallenato, el merengue o salsa que existían antes del reguetón fueron cayendo. El rock en español es uno de los más damnificados por el género. La trascendencia histórica es el patrón rítmico que fue borrando la cultura latina tradicional internacional. Si eso no es histórico, no sé qué sería histórico entonces.

YouTube video

De acuerdo con Gervasio Luis García, catedrático de Historia de la Universidad de Puerto Rico, el reguetón tuvo buena aceptación entre los jóvenes porque se convirtió “en la crónica y el periódico de estos tiempos, como lo fueron la plena y la salsa. Además recoge los sentimientos, las carencias y las ilusiones, marcadas por el origen de clase y los horizontes encogidos”.

Georgina Aldaba, socióloga por la UNAM, considera que “no se nos puede olvidar que es una forma de expresión de las juventudes. Les llama la atención porque se están identificando con este género”.

A nivel musical, “El Chombo” afirma que lo ‘pegador’ de esta música fue que las nuevas generaciones “nacieron desconectadas de lo tradicional” y tuvieron esta música estas canciones a la mano para formar expresiones ‘el perreo’.

“A eso le puedes agregar la cultura pop de las redes sociales, como TikTok donde puedes ver bailecitos que tienen que ver con el ritmo. La generación que nació a mediados de los 90 fueron los que hicieron un cambio drástico culturalmente y en la música vinieron desconectados de las generaciones anteriores”, indica.

También lee: Así es como Bad Bunny se convirtió en la estrella del pop más grande del mundo

Hoy, que la música urbana -que desplazó al reguetón original- está de moda, es prácticamente una fórmula que se ha expandido a prácticamente todas las canciones que se producen en la industria. Cada artista nuevo o añejo recurre a este ritmo que se impregnado en el gusto juvenil. ¿Hay un final para este tipo de canciones?

“Todo tiene un punto de salida, no importa qué genero. Los grandes cambios suceden paulatinamente y te das cuenta cuando ves 5-10 años atrás. Vamos hacia un reseteo, avanzamos hacia un punto, pero la gente va a pedir un reset o una fórmula fresca distinta. Todo es cíclico. Tal cual como va a está la música urbana en este momento, no le queda mucho tiempo. Puede ser que vaya al principio o a otra cosa“, vislumbra ‘El Chombo’.

Reguetón y su estigma

El reguetón vivió un estigma: siempre se le vio o ha visto como una música callejera o de barrios. Incluso la industria siempre le denominó de cualquier otra forma para no referirse a este género como originalmente fue llamado.

“Con los primeros cantantes de Panamá y Puerto Rico, la industria no lo veía como un género masivo viable que se podía mercadear al gusto, porque tiene el estigma de música de calle. Durante los años 90, esas canciones pegaron solas, sin ayuda de ninguna empresa discográfica, sino que migró de país, hasta que llegó un punto en que era muy grande. Era algo del underground que se asomo al mainstream“, refiere ‘El Chombo’.

Agrega que en el caso de Puerto Rico se le dio un giro a la fórmula, se hizo más comercial, pero en las premiaciones se les denominaba como ‘rap latino’ o ‘cualquier otro término.

“La palabra reguetón no estaba presente en la industria. El estigma lo tuvo al principio, porque no era reconocido como música legítima o que no está al nivel de J-Lo, Shakira, Alejandro Sanz. Nunca se le vio así, hasta que se dieron cuenta de que la base rítmica tenía una popularidad en el techo y lo metieron a su fórmula. El estigma siempre existió“, apunta el productor musical.

La colombiana Shakira apostó por la música urbana para mantenerse vigente. Foto: Wiki Commons

El problema del rock

El avance tecnológico, aunado a la ausencia de un relevo generacional, ha dejado relegado a otro tipo de géneros como el rock o la salsa con respecto a lo que es la música urbana actual, de acuerdo con Rodney Clark. Esto, sin olvidar que la industria musical es un negocio y resulta más barato producir

“El problema que tiene el rock -que es el mismo de la salsa, el merengue o la bachata- es música que se hace con una banda y no con una computadora. Una banda significa un cambio completo en el modelo del negocio. Usar una orquesta o banda es mucho más costoso de producir que la fórmula de lo urbano que es un sólo productor, el cantante, instrumentos virtuales y se acabó”, explica.

Y añade: “Otra parte de esa ecuación es que no hacemos rock en computadora, porque no suena igual. Si un rockero ve que estás haciendo un solo de guitarra en el teclado o en la computadora, te escupe. También, no es lo mismo transportar a Bad Bunny que a una banda con sus instrumentos. Además, no hubo un relevo generacional importante en los otros géneros con personas interesadas en hacer salsa o rock”.