Paul McCartney y Kate Bush encabezan llamado para cambiar los pagos por streaming
"Devolver el valor de la música a su lugar"… Sir Paul McCartney y Kate Bush. Compuesto: Getty Images; Rex / Shutterstock

Músicos británicos incluyendo a Paul McCartney, Kate Bush y Chris Martin firmaron una carta abierta pidiendo a Boris Johnson que realice cambios al modelo económico de streaming.

“Durante mucho tiempo, las plataformas de streaming, las disqueras y otros gigantes de internet han explotado a los artistas y a los creadores sin recompensarlos de manera justa. Tenemos que regresar el valor de la música a donde pertenece, a manos de los que la hacen”, empieza la carta del primer ministro, firmada por 156 artistas.

Su propuesta se centra en que se cambie la redacción del Acta de Copyright de 1988 para que los pagos de regalías queden en línea con las del radio, y que se reconozca la naturaleza completamente diferente del streaming como bajo demanda. El cambio en la ley, argumentan los firmantes, podría significar que las compañías de streaming tendrían que dar una “remuneración equitativa” a los artistas vía los derechos de colección de una compañía, un método ya aprobado en la legislación británica para la música que se toca en la radio.

Lee: ‘Spotify vende anuncios, no música’: cómo hacer un negocio ético con el streaming

Las estaciones de radio de Reino Unido compran una licencia a una compañía de colección de derechos, que luego usa esos ingresos para distribuir las regalías con los autores y los artistas con base en la frecuencia con la que se tocan las canciones. Con el streaming, los ingresos que provienen de los usuarios se acumulan en las compañías de streaming como Spotify y Apple Music. Los pagos de regalías los distribuye cada compañía a dueño de los derechos, normalmente una disquera, que se queda con una parte de pendiente del acuerdo con el artista, dependiendo del número de reproducciones y otras fórmulas no públicas. Las regalías las establece cada compañía.

Los firmantes se quejan de que el nivel de agencia que tienen las compañías de streaming tiene que cambiar, y también tiene que participar un regulador de Reino Unido.

“En consecuencia, los corporativos multinacionales tienen un poder extraordinario y los autores tienen muchos problemas”, dice el comunicado. “La referencia inmediata del gobierno a la Autoridad de Competencia y Mercados es el primer paso a dar… necesitamos un regulador que asegure el trato legal y justo de los creadores de la música”.

Otros firmantes incluyen a Sting, Gary Barlow, Noel Gallagher, Annie Lennox, Damon Albarn, y Jimmy Page y Robert Plant de Led Zeppelin.

Horace Trubridge, director del sindicato de músicos, que respalda la carta con una petición de campaña, dice que la ley británica “sencillamente no ha mantenido el paso del cambio tecnológico. Los escuchas estarían aterrados si vieran que hay muy pocos artistas y músicos que ganan muy poco siendo que ellos pagan sus suscripciones”.

A las compañías de streaming también se les pide que den una mayor proporción de sus ganancias a los autores y a los artistas, y Crispin Hunt, presidente de la organización de autores Ivors Academy, hizo referencia a las disqueras y las llamó “compañías de marketing”. Sin costos de manufactura y distribución, las ganancias extraordinarias tendrían que compartirse con mayor equidad con los creadores”.

La carta, que ayudó a redactar Tom Gray de la campaña #BrokenRecord, resulta de la encuesta del gobierno sobre la economía del streaming, que se realizó entre noviembre y marzo. Los miembros del parlamento escucharon testimonios de artistas como el solista de Elbow, Guy Garvey, quien dijo que “el sistema como está, pone en riesgo el futuro de la música”.

Entre los llamados a la transparencia y cambios en el sector, Apple Music envió mensajes a los artistas la semana pasada para aclarar que pagan un promedio de un centavo de dólar por stream. Spotify lanzó Loud & Clear, un sitio que explica cómo paga a los artistas en su plataforma. El director ejecutivo Daniel Ek dijo: “Nuestro objetivo es ayudar a los músicos que aspiran a ser, o son, músicos, a ganarse la vida”.

Te recomendamos: La-Lista de plataformas streaming para ver animación japonesa

Charlie Hellman, el vicepresidente de servicio y director de mercado, dijo a Pitchfork que “constantemente prueban” formas para cobrar el servicio para maximizar el ingreso, “porque si logramos encontrar la mejor forma de maximizar el precio, será mejor para Spotify y mejor para todos los artistas. Cuando aumentamos nuestras ganancias, aumentan las ganancias de los artistas. Cuando mejoramos nuestra programación, más artistas pueden entrar y tener la oportunidad de hacer que aumente la audiencia”.

Sin embargo, Spotify y sus rivales con frecuencia se oponen a los esfuerzos para aumentar el pago de regalías, y cualquier definición de “remuneración equitativa” en Reino Unido, aunque sea bajo la ley, probablemente sea cuestionada.

Después de que la ley de EU ordenó que se aumentara el porcentaje de ganancias a los autores de canciones de 10.5% a 15.1%, Spotify, Google, Amazon, y Pandora se opusieron a la ley en un comunicado que la US National Music Publishers Association calificó de “Vergonzosa”. Las compañías tuvieron una victoria parcial en agosto de 2020 ya que la corte encontró fallas en la metodología que se usó para calcular los nuevos índices, y solicitó que se hiciera un nuevo cálculo.  El caso continúa.

Apple Music no quiso comentar al respecto de la carta abierta. The Guardian también pidió a Spotify su opinión.