Síguenos

 

Entretenimiento

El método Luis Miguel: las claves de la fama del ídolo

Ernesto Gilabert, exdirector artístico de Luis Miguel, habla de los aspectos fundamentales que hicieron al mítico intérprete un ícono de la música iberoamericana.

Luis Miguel
Luis Miguel se ha mantenido en el gusto del público latinoamericano desde 1980. Foto: Wiki Commons

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Era 1994 cuando el presentador del Festival Viña del Mar era embargado por la emoción. De fondo, una multitud aclamaba, gritaba y suspiraba porque estaba a punto de aparecer en el escenario uno de los máximos ídolos de la música iberoamericana.

“¡Llegamos al momento estelar de esta noche! ¡Llenos de romances y con su signo de Aries, saludamos a Luis-Migueeeel!”

El alarido del público fue estruendoso y el éxtasis era evidente, mientras el mítico intérprete comenzaba su concierto con una patada al aire que hizo uno de sus sellos característicos. Ese recital fue uno de los momentos cumbre de la carrera de LuisMi. En ese entonces, tenia 24 años, pero su éxito comenzó mucho antes, cuando apenas era un niño con más sueños que realidades.

También lee: Luis Miguel, la serie: el misterio y la nostalgia son las claves del éxito

¿Cuáles fueron esas claves que llevaron a ‘El Sol’ a convertirse en una estrella? ¿Por qué está en el gusto del público todavía? Ernesto Gilabert, quien fuera su director artístico da los puntos fundamentales para que el cantante puertorriqueño se convirtiera en leyenda.

“Luis MIguel es uno de los cantantes más importantes de América Latina, aunque puede ser que sea el mejor. ¿Qué factores son los que veo en él para el desarrollo de su carrera? Definitivamente ese talento con el que nació, la actitud y su actitud. Desde pequeño ha sido muy dedicado, es como una esponja, muy perceptivo para aprender”, señala.

Luis Miguel, en 1985. Foto: Wiki Commons

Aquí, el recuento de los rasgos que llevaron a la fama al intérprete:

Luis Miguel: aprender jugando

El aprendizaje artístico para LuisMi fue con base en el juego. Su padre lo tenía bajo un estricto régimen de disciplina y sin golosinas que lo recompensaran, pero desde la dirección artística modificaron ese esquema, lo que benefició la explosión de talento del cantante.

Muy al principio teníamos que hacer las sesiones con Luis Miguel de una manera lúdica y es lógico porque el niño tenía 11 años y debíamos de tratarlo diferente a como lo hacíamos con otros artistas. Entonces, jugando y estudiando o jugando y aprendiendo. Yo le permitía muchas cosas a Luis Miguel que no le permitían en su casa por la rigidez de Luis Rey y su forma de guiarlo. Lo premiaba con algunos dulces, papitas o algo y él hacía los ejercicios como tenían que ser”, explica Gilabert.

De acuerdo con el ex director artístico del ídolo, el puertorriqueño tuvo una infancia feliz, porque se comportaba “como un dulce” durante las lecciones, además de que “logramos hacer las sesiones sin que su padre estuviera presente para pedir cambios”.

Resaltar sus ademanes

Luis Miguel tenía una fijación con su cabello. Se lo acomodaba demasiadas veces como si se tratar de una obsesión. Tenía una abundante cabellera que le gustaba tocar en casi todo momento y eso, causaba la irritación de su padre Luis Rey, quien lo regañaba.

¡Coño, déjate este cabello, te lo voy a cortar!”, le decía Rey al cantante. Sin embargo, Gilabert reconoció que no había que reprimir al niño LuisMI, sino al contrario, acentuar los ademanes para que el púbico lo ubicara por esos gestos.

“A esas gesticulaciones yo les llamo ‘ganchos’. Cuando un artista tiene un movimiento o una expresión equis y puede ser interesante para la gente que lo sigue, entonces hay que marcarlo, hay que subrayarlo”, señala el también pintor y escultor.

Sin embargo, aclara que este no son forzados, sino que hay que ponerle un acento casual. “Esto formó parte de su estilo. Tan es así que cuando imitan a ‘El Sol’, lo primero que hacen es agarrarse el cabello, al igual que la patada y descubrir un hombro del saco. Eso es lo que llamamos un movimiento intencionado bien aplicado”, indica.

El cabello era motivo de conflicto entre Luis Miguel y su padre

Vestimenta, de juvenil a elegante

Con el paso de los años, la vestimenta de Luis Miguel ha evolucionado junto con su trayectoria artística. Luis Rey quería que el cantante fuera como Elvis Presley, quien es considerado como uno de los mejores intérpretes en la historia de la música anglosajona. Ernesto Gilabert tenía otro plan: buscaba respetar los gustos del joven artista porque la naturalidad es clave para lograr éxito en los escenarios.

“Luis Rey hacía ver videos a Luis Miguel día y noche de Elvis Presley. Después de platicar con Luis Miguel determinamos que las películas de piratas, de soldados ingleses y franceses le llamaban mucho la atención. Entonces, se me ocurre encaminar la imagen que se le dio a Luis Miguel de inicio y le diseñé los trajes que todo mundo conoce. Más adelante Luis MIguel retomó la idea de esta ropa de piel ajustada, de cuero, de colores o trajes”, enlista el exidrector artístico.

LuisMi ha vestido de acuerdo a cada etapa de su vida “porque de alguna manera, cualquier artista es lo que trata de influenciar, ya sea por su música, su forma de vestir, su forma de cantar o por los movimientos que hace. Luis Miguel ha influenciado a una y, quizá hasta a dos generaciones”.

Luis Miguel tiene una estrella en Hollywood. Foto: Wiki Commons

Voz con acento ‘españolizado’

“¿Cómo dishe?”, es una de las frases que han caracterizado a Luis Miguel. La entonación con o que la dice tiene un ligero acento ibérico heredado por su padre. Ese rasgo acompaña a las interpretaciones de “El Sol”, quien tiene una voz suave, poderosa e irrepetible como la de Frank Sinatra o José José.

“Su color de voz (es extraordinario) por el estilo que ha desarrollado, el aporte que le dejó Luis Rey en ese acento medio españolizado cuando hace alegoría con la voz, además de su sello de filtrar las emociones y con su lenguaje corporal muy bien manejado, bien vestido, además de tener muy controlado el escenario. Es un artista punto y aparte”, señala Gilabert.

En total, Luis Miguel ha grabado 20 álbumes de estudio y 2 en vivo, que le han valido más de 120 premios y conquistó su primer premio Grammy a los 14 años de edad.

‘Ocultar’ la vida privada

A lo largo de su carrera, Luis Miguel ha vivido en el misterio. De su vida privada se saben algunas cosas por los paparazzi, los libros que se han escrito sobre él y la serie que está de moda. Además, el cantante prácticamente no ha dado entrevistas y su silencio es constante, incluso ahora que su nombre ha vuelto a estar en el ambiente de la farándula.

El padre del intérprete fue el primero en idear que no se supiera nada del artista fuera de los escenarios, tendencia que se ha mantenido en el tiempo.

La vida de ‘El Sol’ ha estado plagada de controversias como la desaparición sin rastro de su madre Marcela Bastieri o las relaciones sentimentales que tuvo con Mariah Carey, Araceli Arámbula, Issabela Camil o Mariana Yazbek.

“Luis Miguel es un gran personaje afuera y dentro del escenario. Es una persona normal, que puede tener los mismos problemas que tenemos todos. El ser famoso, ídolo y ser bueno en tu profesión hace que la gente voltee mucho a verte y se magnifican tus virtudes y tus problemas. Hay que verlo como un ser humano maravilloso, es un fuera de serie, no puede convivir con la gente como él quisiera; la fama tiene sus pros y sus contras”, concluye Gilabert.

También te puede interesar

Actualidad

No es la primera vez que Diego "El Cigala" es detenido: en 2014 fue condenado por un juzgado de Madrid por una falta de...

Género

Elogiadas por referentes del metal, las mujeres encontraron en la música el medio para elegir un destino diferente para sus vidas.

Entretenimiento

El reclamo de la modelo fue respaldado por suy madre Stephanie: "Me parece reprobable, innecesaria y de mal gusto la manera en la que...

Entretenimiento

La segunda temporada de 'Luis Miguel, la serie' ha provocado polémicas debido a la forma en que se han abordado algunos temas

Publicidad