Síguenos

 

Entretenimiento

Jero Medina: ‘Si fueras víctima del narco, ¿lo glorificarías en una serie?’

El actor reflexiona sobre la importancia de que las series de televisión den voz a las víctimas del narcotráfico, en vez de enaltecer al crimen organizado.

Jero Medina, de la serie Somos
Jero Medina en el papel de Benjamín en "Somos", de James Schamus. Foto: Ricardo Jardon / Netflix.

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Fue en marzo de 2011 cuando la ciudad de Allende, en Coahuila, se llenó de sangre por la violencia del narcotráfico. Una falla en el operativo de la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos provocó que el poblado fuera masacrado por el crimen organizado en defensa de los líderes del cartel de los Zetas.

La historia de esos días es recordada en la serie de Netflix Somos, de James Schamus, que retoma la investigación periodística de Ginger Thompson en ProPublica. Este reportaje dio línea para que la escritora Fernanda Melchor y la guionista Monika Revilla trazaran a los personajes que dan vida a esta producción marcada por un elenco que prioriza a intérpretes de piel morena.

Uno de estos personajes es Benjamín, interpretado por el actor Jero Medina, quien en entrevista para La-Lista habla sobre la importancia de que las series den voz a las víctimas del narcotráfico en vez de glorificar a los criminales, además destaca la importancia de que el público exija este tipo de contenidos.

Jero Medina en "Somos"
Jero Medina en Somos, de James Schamus. Foto: Ricardo Jardon / Netflix.

¿Qué fue lo que te llevó a audicionar y a querer formar parte de Somos?

Yo venía de salir de una sesión con mi terapeuta y me entró el casting de Benjamín. Me llamó mucho la atención lo que decía porque era el responsable de la tragedia de su familia y de su pueblo. Fui al casting con Bernardo Velasco y, al mes, me dijeron que me querían dar un callback. Como estaba a punto de irme de viaje traté de cambiar la fecha y me dijeron que ya no fuera, que el personaje era mío. Somos es un gran proyecto. Fue una gran experiencia el poder ser parte de algo que tiene mucho qué decir. 

Te recomendamos: ‘Cuando me subieron a la cajuela, mi familia estaba viva’, el relato de una sobreviviente a la matanza en Reynosa

Llevas dos papeles muy marcados por el tema del narcotráfico…

Hay muchas historias que se hacen alrededor del narcotráfico. Sin embargo Narcos: México y Somos son dos lados opuestos, dos mundos diferentes. De un lado la mentalidad es otra, y del otro es una vida más cotidiana, natural. Además, la oportunidad de Somos fue la de crear un personaje más completo que tiene su buen arco y que tiene su significado de lo que sucede en el pueblo. 

¿Qué opinas de la abundancia de series que retoman historias del narcotráfico?

La producción de James Schamus no es una serie sobre narcotráfico, es una historia sobre el pueblo que está en su vida cotidiana, pero sufre la tragedia por la operación fallida de la DEA tratando de encontrar a los Zetas (Z-40 y Z-42) que vivían en Coahuila en ese entonces. De ahí surge la historia de cómo dentro de esta vida diaria se va nutriendo lo que va tomando lugar. 

Es la primera serie que hay desde el punto de vista de las víctimas, desde lo que la gente vivió. Hay muchas series del narco que lo glorifican y es hora de ver al otro lado, lo que no nos ha gustado ver. Esta historia tiene además el valor de ser un elenco primordialmente moreno, casi en un 90%, y eso tampoco se ha visto. Es una oportunidad para contar más historias que tengan esos elementos.

Gran parte de los actores no eran profesionales…

Así es, entonces había una dinámica donde ellos ponían el tono de la serie y nosotros nos metíamos en ese tono, más que ellos meterse en el nuestro. Los apoyamos en las cosas técnicas del set, la cámara…. Ahora, algunos tienen experiencia en teatro, entonces era padre porque te ofrecían otras cosas con las cuales salir a escena. 

¿La serie tuvo complicaciones que impidieron que filmaran en Allende?

Se trató de hacerlo mejor en Durango. No lo intentamos hacer en Allende porque por seguridad no se podía hacer ahí. No vas a ir a meterte donde sucedió una masacre, no sabes en qué grado están las cosas, si los Zetas siguen ahí y te paran la producción. Para qué correr este riesgo, mejor se trata de reconstruir en otro lado. 

Te sugerimos: A 10 años de la masacre de Allende, ‘Somos’ da voz a ciudadanos

¿Cuál consideras que es el peso más importante de hacer estas historias desde la visión de las víctimas?

El hecho de que no se han contado antes. Es una historia que le sucedió a cientos de personas al mismo tiempo en un mismo lugar por culpa de la DEA, del gobierno. Entonces, el valor que hay es que creo es una historia que merece ser vista. Una historia de ficción basada en hechos reales de hace 10 años y que fue muy fuerte. Fue muy fuerte lo que ocurrió. 

¿Provoca una mayor reflexión al lado de las otras series que glorifican al narco?

Definitivamente. Esto te deja de qué hablar y reflexionar, de querer cambiar. No sé qué tiempo y efecto tenga en cada persona. A mí la producción me dice: “Yo quiero tratar de ser un mejor ser humano después de ver esas cosas, en la manera que yo pueda”. Para mí y para los demás, que estos hechos no les sucedan. Trato de ver a la gente con más empatía. Te pone las cosas en perspectiva, sí está muy gacho lo que sucede en el país, duele mucho. 

Jero Medina en "Somos"
El actor Jero Medina considera que la serie permite reflexionar y ser más empático. Foto: Ricardo Jardon / Netflix.

Incluso seguimos viendo las mismas masacres por parte del crimen organizado 10 años después…

Exacto, ahí sigue, una de muchas historias qué contar. Entonces es por eso que se debe voltear al otro lado y ver eso, exigir ver esas historias.

¿Consideras esencial seguir viendo estas historias en torno al narcotráfico?

Sí, pero no desde el punto de vista del narcotráfico, sino el de las víctimas. No regresar a hacer una serie de ver cómo es que este cartel conquistó tal cosa, no; hay más historias y que se vea, se muestre, la realidad que se vive en muchas partes del país y en las que se vivieron ciertos hechos. 

Eso es lo que le pasa a la gente inocente, ¿por qué no iríamos a ver estas historias? ¿Por qué vamos a ver al que genera la violencia y no al que la recibe? Si a nosotros nos tocara, ¿quisiéramos que se siguiera glorificando a los narcos, a quien te mató? No. Hay una memoria, una atrocidad, eso lo tenemos que exigir como población, como gente espectadora, querer ver cosas más creativas. Hay muchas historias.

Exigir más producciones en las que incluso se involucre a gente morena en el reparto, ¿por qué esas historias no se cuentan? En México lamentablemente la mayoría de la gente que tiene estos eventos en sus territorios es pobre, marginada, donde el gobierno no entra. A eso me refiero, ahí hay todo un mundo de historias qué contar.

También te puede interesar

Medio Ambiente

El análisis indica que la contaminación se debe a "la gran demanda de electricidad de los servidores de los que dependen los portales de...

Seguridad

En los primeros cinco meses del 2021 Zacatecas acumula la tasa más alta de homicidios dolosos México por cada 100 mil habitantes.

Actualidad

Habitantes de Aguililla y personas que salieron del municipio relatan la situación de inseguridad y sus efectos en la vida de la población.

Entretenimiento

El documental de Manuel Alcalá ahonda en la figura de Manuel Buendía, su asesinato y la libertad de expresión en México

Publicidad