Joey Jordison, icónico baterista de Slipknot, murió a los 46 años
El baterista Joey Jordison en un video de Slipknot. Foto: Captura

Joey Jordison, uno de los fundadores de la banda estadounidense de nu metal Slipknot, falleció a los 46 años años mientras dormía, aseguró su familia en un comunicado.

En el reporte que dieron a conocer a Billboard, los familiares de Nathan Jonas Jordison Aldrich, nombre real del artista, indicaron que estaban con el corazón roto del prolífico baterista.

“La muerte de Joey nos ha dejado con corazones vacíos y sentimientos de tristeza indescriptible. Para quellos que conoccieron a Joey, entendieron su ingenio rápido, su personalidad gentil, corazón gigante y su amor por todo lo relacionado con la familia y la música”, indicaron.

Joey Jordison fue uno de los integrantes originales de Slipknot, agrupación conocida por usar siempre máscaras para guardar su identidad, aunque cuando emprendieron otros proyectos se pudo apreciar sus verdaderos rostros.

Te recomendamos: ¿Rockeando en el mundo libre? Porqué la derecha se apropia de la música de protesta

En el caso del baterista, usó en sus primeros videos, como Spit it out, una máscara blanca la que posteriormente le fue añadiendo algunos aspectos mínimos, como si fuera un arlequín.

La última transformación de su careta, como se pudo apreciar en los sencillos que formaron parte del disco All hope is gone, tuvo una mayor transformación pues se colocó una corona de espinas y ramas que le salían por el cuerpo.

YouTube video

Joey Jordison salió de Slipknot en 2013, siendo el último álbum en el que participó el Antennas to Hell, el cual fue un recopilatorio de los éxitos de la banda originaria de Des Moines, Iowa. Quedó en su puesto el baterista Jay Weinberg.

Pese a formar parte de la agrupación encabezada por Corey Taylor, el músico también formó parte desde 2002 de Murderdolls, banda de horror punk que creó junto a Wednesday 13.

También lee: Barry Gibb de los Bee Gees: ‘Está la fama y la ultrafama que puede destruirte’

Esa banda tuvo algunas interrupciones, pero uno de sus mayores éxitos fue Dead in Hollywood, en el que contó con la participación de otras estrellas underground, como Marilyn Manson.

Scar the Martyr, Sinsaenum y Vinic fueron algunos de los últimos proyectos en los que estuvo involucrado.

En 2016 dio a conocer en el Metal Hammer Golden Gods Awards que sufría mielitis transversa, enfermedad a la que dos años después buscó sobreponerse volviendo a la música.