‘But I’m A Cheerleader’, la película que ‘salvó’ a Elliot Page en su adolescencia
Foto: Instagram @ElliotPage

Como parte de su lucha por los derechos de la comunidad LGBTQ+, el actor Elliot Page recibió un Premio a la Trayectoria en el Festival Outfest de Los Ángeles, en el que se homenajea a creadores y artistas de dicha comunidad.

Page, reconocido por su participación en la serie Umbrella Academy, reveló públicamente ser una persona trans en diciembre de 2020, cuando explicó que sus pronombres son “he/they” y dijo: “Me siento agradecido por la gente increíble que me ha acompañado durante este viaje (…) He estado profundamente inspirado por muchos en la comunidad trans. Gracias por su valentía y generosidad”.

Desde entonces, el actor se ha dedicado a promover el respeto hacia la comunidad LGBTQ+, como en sus redes sociales, en donde comparte contenido sobre la protección a los niños trans.

Durante su discurso en el Festival Outfest, Page hizo referencia a la película But I’m A Cheerleader, una comedia dramática estrenada en 1999, que habría impactado en el actor debido a la representación en el cine de casos como el suyo.

“Si no hubiera visto representación en el cine de casos como el mío no sé si habría superado los momentos de aislamiento y soledad y vergüenza y auto-odio que eran tan extremos y poderosos y que lo abarcaban todo que apenas podías ver fuera de ellos”, aseguró Page, quien se topó con la película cuando tenía 15 años.

En But I’m A Cheerleader, protagonizada por Natasha Lyonne en el papel de la animadora de 17 años Megan Bloomfield, los padres de Megan la envían a un campamento de terapia de conversión homosexual, pero ahí aprende a aceptar su orientación sexual. 

“Los diálogos y las escenas de esa película transforman tu vida. Casi creo que no hablamos lo suficiente de lo importante que es la representación y de cuántas vidas salva y cuántos futuros permite”, dijo al respecto el actor.

Además, insistió en que se debe hacer mucho más para que el colectivo LGBTQ+ se vea más representado en el cine y la televisión.

“Son festivales y organizaciones como ustedes los que están cambiando por completo la cantidad de representación en el cine y ayudando a sacar historias al mundo que sé que están llegando a la gente en momentos en los que se sienten desesperadamente solos y asustados y como si no tuvieran sentido de pertenecer a una comunidad. Ofrece a alguien un salvavidas. Esa película hizo eso por mí”, recalcó.