Kevin Spacey pagará 31 mdd a productora de <i>House of Cards</i>
El actor Kevin Spacey interpretó durante cinco temporadas a Frank Underwood en "House of Cards". Foto: Captura

Kevin Spacey, actor acusado de conducta sexual inapropiada, deberá pagar 31 millones de dólares a MRC, productora de House of Cards, como indemnización por sus acciones detrás de escena y que derivó en la salida del actor de la serie.

La casa productora presentó los documentos en el Tribunal Superior de Los Ángeles para confirmar el laudo arbitral, informó The Hollywood Reporter. Por el incumplimiento de contrato, el intérprete pagará 29.5 mdd por daños y 1.4 mdd por costos legales.

JAMS, empresa dedicada al arbitraje y las mediaciones, fue la encargada de definir la disputa, en la que encontró que el actor violó en repetidas veces sus obligaciones contractuales de proporcionar servicios de “manera profesional” y de conformidad con las “instrucciones, prácticas y políticas de MRC”.

En un comunicado, la productora aseguró que era de suma importancia la seguridad de sus empleados, escenarios y entornos de trabajo, lo que les llevó a impulsar la rendición de cuentas.

Kevin Spacey dio vida durante cinco temporadas a Frank Underwood, un político que asciende al poder de Estados Unidos a través de las artimañas dentro de ese mundo. Sin embargo, al revelarse sus denuncias por acoso y abuso sexual, quedó fuera de la serie y su personaje murió para la última temporada de House of Cards.

Ese destino para el congresista no era el que pensaron los guionistas de la producción, así que tuvieron que reescribir la historia y acortarla de 13 a ocho episodios para cumplir con el plazo de entrega, lo que representó pérdidas para MRC, según su demanda.

Las acusaciones hechas en 2017 contra el intérprete incluían a cerca de 20 hombres que dijeron haber sido víctimas de Kevin Spacey entre 1995 y 2013, cuando él residía en Londres.

Las acusaciones afectaron su carrera y él se alejó de los reflectores desde entonces, hasta que fue contratado por Franco Nero en mayo pasado para el filme L’uomo che disegnò Dio. “Lo considero un gran actor y no veo el momento de empezar a trabajar con él”, aseguró en su momento el cineasta italiano.