Un año sin Maradona. <i>Sueño bendito</i> habla a la orfandad argentina
El actor Nazareno Casero es una de las cuatro estrellas que protagoniza "Maradona. Sueño bendito". Foto: Cortesía Prime Video

Luciano Vittori nació predestinado para aparecer en Maradona. Sueño bendito. El 22 de junio de 1986, cuando vino al mundo el actor que da vida al asistente de Carlos Bilardo, el Pelusa y Argentina le ganaron a Inglaterra en el Estadio Azteca con “la mano de Dios”. Hoy, en el marco del primer aniversario luctuoso del futbolista, llega el último episodio de su serie biográfica.

La producción de Amazon Prime Video narra la infancia, juventud y adultez del también llamado Pibe de Oro, quien pasó por equipos como el Barcelona y alcanzó el éxito con el Napoli, pero que también vio opacado su éxito por su adicción a las drogas, en especial por la cocaína, como se muestra en la producción.

Juan Cruz Romero, Nicolás Goldschmidt, Nazareno Casero y Juan Palomino son quienes dieron vida a Diego Armando Maradona en las distintas etapas de su vida. En entrevista para La-Lista, los últimos dos actores nos comentaron lo que representó su participación, así como lo que significó la muerte de D10S.

Maradona. Sueño bendito cuenta con 10 capítulos, el último de ellos se estrena en el primer aniversario luctuoso del futbolista. Foto: Cortesía Prime Video

El intérprete de 60 años recordó que cuando se enteró de la muerte del astro argentino en la calle fue como recibir el golpe de un mazo en el corazón y fue inevitable llorar, pero lo hacía porque una etapa de su vida había terminado con esa noticia.

“Terminaron los días de Diego Armando Maradona y para mí terminó una etapa de mi vida, a la vez que empezó otra. Nos dimos cuenta de la gran responsabilidad que teníamos, porque todavía no se había estrenado la serie y era decir ‘Estamos haciéndole un tributo, un homenaje’, esperemos que para el público sea así. Hubo mucho respeto y amor por él y su entorno”, añadió la estrella de Nafta Súper y Sálvame María, entre otros largometrajes.

El argentino Nazareno Casero coincidió con su compañero, pues a su consideración con la muerte del futbolista hubo una especie de orfandad en el país sudamericano porque era una figura muy importante para ellos, además que veían con un gesto de inmortalidad y de cómo resurgir a pesar de las situaciones que vivió.

“A mí me generó parte de esta orfandad. En el momento en que Diego murió fue como un shock. Personalmente estuve esperando dos días que dijeran que no era verdad y que él apareciera en un hospital”, pero con su fallecimiento enseñó que también esas figuras que representan, para bien o para mal, a una comunidad, también desaparecen, como algo inexorable de la vida.

También lee: Fotogalería: Así es la primera iglesia de Maradona en México

El peso que tuvo el 10 en su país ha sido tal, que consideran que Maradona sería la mejor persona en la historia para representar a Argentina ante el mundo. Para Juan Palomino, el deportista era el punto intermedio entre el papa Francisco y Ernesto Che Guevara, “una persona que trascendió en todas partes del mundo con su futbol y esa actitud irreverente de los argentinos”.

La vida del Pibe de Oro estuvo ligada a la polémica, como se muestra en los capítulos de Sueño bendito, ya fuera por su vida personal o por su ideología política. Esos fueron de los puntos por los que el actor Luciano Vittori no logró congeniar con el astro comparado con el rey Pelé.

Juan Palomino fue el actor que interpretó a Diego Armando Maradona de adulto. Foto: Cortesía Prime Video

En entrevista para La-Lista comentó que como persona no le interesaba mucho su vida y que no era un modelo a seguir, pero que era consciente que como futbolista dio mucha alegría al pueblo argentino y que “como jugador fue un dios. Antes de que sucumbiera a la droga, era una buena persona, con buenos valores, hasta que cayó en eso”.

De ascendencia argentina, su padre, hermano y abuelo fueron a celebrar su nacimiento al partido de Argentina contra Inglaterra. Reconocían el valor como deportista del Pelusa.

“No sé mucho de su época como futbolista consagrado, pero sí que mi papá lo veía como un Pelé o un Messi hoy en día. Se le veneraba y se le agradecía mucho”, añadió Luciano Vittori.

Luciano Vittori interpreta a Gustavo Flores, asistente de Carlos Bilardo, director técnico de la selección argentina en el mundial de México 86. Foto: Cortesía

Juan Palomino espera que Maradona. Sueño bendito permita sacar al futbolista de sus últimos años de vida, para que Argentina y sobre todo las nuevas generaciones, entre los 20 y 25 años, puedan conocer su devenir y comprender algunas de las acciones que tomó.

“Básicamente en lo que se puso énfasis fue en poder encontrar este significado de lo que es Maradona. Seguimos al día de hoy debatiendo sobre lo que sucede. Tiene que tocar a casi todos porque eso es lo que generaba Diego, cosas buenas o malas, pero muy difícilmente indiferencia“, comentó Nazareno Casero.

La serie dirigida por Alejandro Aimetta está contada desde el punto de vista de Diego Armando, pues él dio el aval para que saliera. Además de sus primeros pasos en las canchas, también muestra cuando fue internado en Punta del Este, Uruguay, por una arritmia en el miocardio. Además, se exhiben sus problemas de adicción y algunas polémicas con su exesposa Claudia Villafañe y su representante Guillermo Coppola.

Para los actores, formar parte de Maradona. Sueño bendito les permitió conocer la soledad a la que fue condenado el deportista, así como su final abrupto que calificaron como el término de una etapa en la vida de Argentina y el futbol.