El barrio argentino que se volvió una ‘galería’ tras la muerte de Maradona
Una chica realizando una ofrenda floral a un mural dedicado Diego A. Maradona en el barrio Lomas de Marilo. Foto: EFE/Demian Alday Estevez

EFE.- A pocos menos de ocho meses de la muerte de Diego Maradona, las personas que viven el barrio de la provincia de Buenos Aires en el que fue enterrado el astro del futbol le dijeron a EFE que la zona vivió una “revolución”, tanto artística como comercial, y que, aún fallecido, el ídolo deportivo sigue dándoles alegrías.

Los restos de Maradona, que murió el 25 de noviembre de 2020 a los 60 años, descansan en “Jardín Bella Vista”, un cementerio privado de la localidad de Bella Vista, perteneciente a municipio de San Miguel, de la provincia de Buenos Aires.

También lee: Un Porsche de Maradona se subastó en París por 574,000 dólares

A pocos metros del ingreso al cementerio se ve un mural con la frase “Aquí descansa D10S”, junto a una imagen de un joven Maradona futbolista, de espaldas, con la camiseta argentina y la cinta de capitán en su brazo izquierdo, como luciera en el Mundial de México 86.

Revolución en un barrio en Argentina en homenaje a Diego Armando Maradona
Foto: Mural dedicado al desaparecido futbolista argentino Diego Maradona en el barrio Lomas de Marilo, localidad de Bella Vista en la provincia de Buenos Aires. EFE/Demian Alday Estevez

Desde que el astro del futbol fue enterrado en esta zona, las calles aledañas se llenaron de murales del excampeón del mundo con Argentina en esa justa. En la mayoría aparece el propio Maradona, pero en muchos otros solo se ve una Copa del Mundo o el número 10.

‘Los sentimientos son muchos’

El artista plástico y vecino de la zona Damián Díaz, cuyo nombre artístico es Damián Ferro, es el autor de varios de esos murales y, en diálogo con EFE, aseguró que el barrio vivió una “revolución grande” desde que Maradona fue enterrado allí, a metros de Doña Tota (Salva Salvadora Franco) y Don Diego (Diego Maradona), los padres del ídolo.

“Venía con poco trabajo: cuadritos, remeras, y cuando vino Maradona me encargaron muchos murales. Los sentimientos son muchos, tenerlo a Diego en el barrio es muy importante. De todos los lugares que podría haber estado, tenerlo cerquita de mi casa y en el barrio en el que vivo es muy lindo, pero a la vez es un poco triste”, sostuvo.

“Cuando pasó lo de Maradona hubo una revolución grande acá en el barrio. Este barrio no era tan conocido, yo tengo a mi madre en el mismo cementerio donde está él, traerlo a Maradona le dio una reforma a los negocios, todo lo que es comercial, en el cementerio mismo”, añadió.

Te puede interesar: Maradona levanta la Copa del Mundo: la mejor fotografía de David Yarrow

Díaz le regaló un mural de Maradona a la peluquería Pablín, que está a pocos metros de la entrada del cementerio. “Le dije al dueño que iba a atraer clientes porque iba a ser un lugar único, emblemático y con un clima que no tienen todas las barberías”, explicó.

Este vecino y artista también contó que la mayoría de los que ingresan al cementerio a ver a sus familiares “lo primero que hacen es buscar” la zona en la que está enterrado el exfutbolista.

“Pero no podés pasar porque hay un policía custodiando esa parte. Le da un emblema a este barrio, lo hace único. Las inmobiliarias han cambiado los precios para estar más cerca de Maradona a la hora de vender los terrenos. Eso implica lo que fue Maradona acá, le dio mucha alegría al barrio, cambió mucho”, indicó.

Díaz utilizó el arte para “cambiar” el llanto y el dolor de la muerte de Maradona por “alegría”. “La gente se junta en esa esquina a charlar, hay anécdotas y alegría. Era tristeza, ahora ese mural trae alegría. Todos los que pasan se sacan fotos. Para mí, eso es gratificante”, concluyó.

No te pierdas: Maradonalandia: Nápoles piensa en estatuas y un museo en honor de ‘San Diego’

Un impulso laboral

Néstor Fabián Castillo trabaja desde hace dos años a pocas cuadras del cementerio vendiendo el tradicional asado argentino, que prepara en una pequeña parrilla al aire libre.

“Desde hace ocho meses que pasó lo de Diego, en lo laboral, podemos ver un cambio en el barrio, en la zona”, contó a EFE.

“Estamos acá, lo tenemos cerca, le hemos llevado comida a la gente que cuida ese sector. En lo laboral alentó muchísimo a toda la zona. La gente viene y pregunta si está ahí, es algo que revolucionó la zona”, explicó.

Para Castillo, la presencia de Maradona “cambió totalmente” el barrio. “Los vecinos pasan y se sacan fotos en los murales y paran a comer. Es algo más que Maradona nos está dando, una alegría más”, dijo.

Liliana Pezz, una vecina de la zona que pasó a metros del cementerio, le dijo a Efe que “Diego significa un montón para el barrio”.

“En todos lados es un antes y un después, no solamente en este barrio en el que él descansa en paz, sino en todos los lugares. Sea Capital Federal o en las provincias. Como se dice, Diego no murió, Diego está vivo y está en el corazón de cada uno de todos nosotros, por siempre y para siempre”.