‘Nos mostró cómo alcanzar las estrellas’: Despiden a Sidney Poitier
Barack Obama colocando la Medalla al Mérito al actor Sidney Poitier. Foto: EFE/EPA/MATTHEW CAVANAUGH

La comunidad artística en Estados Unidos quedó sin la figura de Sidney Poitier, el primer actor afrodescendiente que ganó un premio Oscar en la categoría a Mejor Actor, en 1963 por su papel en Los Lirios del Valle.

A través de películas como No way out, The defiant ones y Lilies of the field, el intérprete aportó a la conciliación entre las personas con distinto color de piel.

El actor nació en Miami, pero creció en las Bahamas junto a sus hermanos en el seno de una familia humilde. Cuando tenía 14 años regresó a Estados Unidos y debutó en Broadway en 1946, lo que posteriormente le abrió las puertas a la pantalla grande.

Entre sus las películas más conocidas de Sidney Poitier se encuentran Semilla de maldad (1955), Adivina quién viene a cenar esta noche (1967), En el calor de la noche (1967), Rebelión en las aula (1967), Ahora me llaman Mr. Tibbs (1970), A double life (1985) y Shoot to kill (1988).

No te pierdas: Quiero ver una película donde un bato moreno sea superhéroe: Horacio García Rojas

Según sitios internacionales esos papeles, que en su mayoría hablaban del racismo, ayudaron a derribar las barreras sociales entre afroamericanos y blancos y abrieron la senda para que en años posteriores se incorporaran a la industria más actores, como Denzel Washington, Jamie Foxx o Will Smith.

Diversas figuras públicas expresaron su pésame ante la muerte del intérprete de Noah Cullen en The Defiant Ones. Entre ellas, se encontró el expresidente Barack Obama, quien lo reconoció con la Medalla Presidencial de la Libertad en 2009.

“A través de sus papeles innovadores y su singular talento, Sidney Poitier personificó la dignidad y la gracia, revelando el poder de las películas para acercanos más”, aseguró el exmandatario en una imagen donde estaban los dos con Michelle Obama en el Despacho Oval.

Viola Davis también dedicó unas sentidas palabras por la estrella de la actuación, quien influyó notablemente en su vida. Gracias a él, dijo, es que tomó la decisión de convertirse en actriz.

“La dignidad, la normalidad, la fuerza, la excelencia y la pura electricidad que apostó con sus interpretaciones nos demostraron que nosotros importamos“, aseguró la intérprete de cintas como Historias cruzadas, Barreras y El escuadrón suicida.

También compartió que el actor le comentó una frase que quedó grabada en su memoria e incluso pintó en la habitación de su hija. “Si tus sueños no te asustan, ¡no son lo suficientemente grandes!”.

Para la conductora de televisión Oprah Winfrey este viernes cayó el más increíble de los “árboles grandiosos”.

“Fue un honor tenerlo como mentor, amigo, hermano, confidente y maestro de sabiduría. El mayor respeto y elogio por su vida más magnífica, graciosa y elocuente”, escribió la periodista.

Oprah publicó la imagen de ella abrazando a Sidney Poitier, una instantánea que superó los 240 mil me gusta, a la que se le sumaron varias oraciones de los fans de la estrella televisiva.

El actor y productor de cine Jreffey Wright calificó a la leyenda de Hollywood como un actor emblemático y singular sin el que no habría sido posible que generaciones de afrodescendientes ingresaran a la Meca del cine.

“No hay nadie en su clase y nunca habrá nadie porque no es necesario. Lideró la carga. Rompió la puerta con un puño de terciopelo e hizo posible todo lo que le siguió. Para mi generación y para los actores negros es simplemente todo”, aseguró en su publicación de Instagram.

Colman Domingo, de Fear the walking dead, coincidió en estas palabras y afirmó que, como con Viola Davis, se convirtió en actor gracias a sus películas.

Otra de las figuras de la comunidad afrodescendiente en Hollywood que compartió un mensaje por Sidney Poitier fue Whoopi Goldberg, quien además de enviar sus condolencias aseguró que el intérprete “nos mostró cómo alcanzar las estrellas”.

Los intérpretes John Cusack y Wendell Pierce enviaron unos cortos mensajes lamentando la muerte del intérprete. Este último escribió toda una reflexión en torno al teatro y señaló que Sidney se volvió inmortal sobre los escenarios.

Otra de las figuras de la comunidad que envió su pésame fue Morgan Freeman, quien aseguró que compartió con el actor una amistad, a la vez que fue su inspiración y luz guía.

Samuel L. Jackson fue otra de las figuras que se refirió al intérprete e incluso publicó una fotografía a su lado, sosteniendo que aprendió mucho de él.

El actor de Avengers escribió: “El gigante más amable, gentil, sensible y generoso que he conocido en mi vida. Si no hubiera habido un él, no habría un yo”, aseguró.

No solo la Meca del cine reaccionó a la muerte de la estrella, también la industria musical tuvo sus palabras en medio de este fallecimiento.

El cantante Billy Porter compartió una imagen de Poitier y escribió: “Si me recuerdan por haber hecho algunas cosas buenas y si mi presencia aquí despertó algunas buenas energías, eso es suficiente”.

Lenny Kravitz aseguró que la luz del actor nunca se apagará y que los caminos que abrió seguirán para todos los que tienen un sueño.

“Le mostraste al mundo que con visión y gracia todo es posible. Tu excelencia será siempre el referente”, añadió el compositor y multiinstrumentista.

El último papel de Sidney Poitier fue en The Last Brickmaker in America, en 2001, un año antes de que la Academia de Hollywood le entregase el Oscar honorífico de manos de Denzel Washington, su gran sucesor en la industria.