Amanda Seyfried quiere una segunda temporada de <em>The Dropout</em>
La actriz Amanda Seyfried da vida a Elizabeth Holmes en la serie The Dropout. Foto: Cortesía Disney

Las historias que relatan el auge y caída de los nuevos líderes detrás de los “unicornios” tecnológicos parece ser la nueva tendencia en las series que llegan a los servicios de streaming. Y el caso de Theranos no parece ser la excepción.

En un meteórico ascenso, Elizabeth Holmes llegó a convertirse en la multimillonaria más joven del mundo, siendo la líder de un proceso innovador en los análisis de sangre: con una sola gota, prometía realizar decenas de análisis que, de otra forma, costarían numerosos pinchazos.

Su empresa, Theranos, logró cautivar la atención de inversionistas de riesgo e incluso personalidades como Henry Kissinger. Pero cuando se descubrieron las artimañas usadas por Holmes y Sunny, su dominante pareja, todo se vino abajo.

Ese es el tema de The Dropout, serie inspirada en el podcast homónimo, la cual retrata la forma en la que esta joven, quien desertó de la escuela tras haber logrado entrar con honores en la Universidad de Stanford, alcanzó la cúspide de las finanzas.

“No sabemos si es verdad, pero tiene sentido. Y con los fundamentos que encontramos en estos documentales, en el periodismo de investigación. Se trata de tener la mayor cantidad de datos posible. Y nuestro trabajo era crear una realidad imaginada entre los hechos”, señaló Amanda Seyfried en el podcast Little Gold Men.

Holmes actualmente es juzgada por defraudar a los accionistas de su empresa, la cual llegó a valer varios millones de dólares en su época de mayor auge.

“Creo que aprendí más sobre de dónde venía ella y por qué podría haber tomado las decisiones que tomó. Siento que entré en el mundo de un humano redondo, opuesto al de un villano bidimensional”, recuerda.

La primera temporada de la serie, creada para Hulu pero que se puede ver en la plataforma de streaming Star Plus, consta de ocho capítulos pero, a juicio de la actriz, aún hay más por saber de la historia de Elizabeth Holmes.

“Por eso creo que debe haber una segunda temporada. Lo sigo promoviendo porque no sabía cuánto iba a disfrutar el papel hasta que lo hice. Y luego fue como “no lo voy a volver a hacer”. Fue muy difícil. Y ahora lo extraño, y siento que hay mucho más qué decir”, puntualiza la actriz.

Síguenos en

Google News
Flipboard