Las celebridades apuestan por los NFT

Cristiano Ronaldo, Kylian Mbappé, Snoop Dogg… El interés de las estrellas del deporte y del espectáculo por los NFT se multiplica, entre proyectos, colaboraciones e inversiones en empresas especializadas, una manera de dar a conocer a sus numerosos fans estos objetos digitales únicos.

Los ‘NFT’, iniciales en inglés de ‘non-fungible token’ (o ficha no fungible), es un formato digital que permite asociar a cualquier objeto virtual, ya sea una imagen, una foto, una animación, un video o una canción, un certificado de autenticidad grabado en una cadena de bloques (o ‘blockchain’), la misma tecnología en la que se basan las criptomonedas como el ‘bitcoin’.

Recientemente se han realizado dos anuncios que simbolizan la aceleración de una tendencia iniciada hace un año: menos de una semana después de hacerse oficial una colaboración exclusiva y plurianual entre la plataforma de cambio de criptomonedas Binance y la estrella del fútbol Cristiano Ronaldo para crear una colección de NFT, fue el turno para otro de los ídolos del balón, Kylian Mbappé, el que desveló su interés por el universo de la web3, el nuevo internet.

El campeón del mundo con los Bleus se va a asociar como inversor y embajador exclusivo de la start-up francesa Sorare, creadora de un juego en línea de intercambio de cromos de deportistas que combina dos sectores al alza: los NFT y las ligas deportivas virtuales.

Tras la campeona de tenis Serena Williams, convertida en consejera del consejo de administración y asociada a Sorare desde enero pasado, y los futbolistas Gerard Piqué, Rio Ferdinand y Antoine Griezmann, la empresa francesa ficha a otra estrella.

“Mi relación con los fans es muy importante para mí, por lo que la idea de aportar experiencias y un acceso sin precedentes a través de esta plataforma NFT es algo de lo que quería formar parte”, declaró Cristiano Ronaldo, una de las personalidades más seguidas en el mundo, con más de 500 millones de followers en sus redes sociales.

Si el actor francés Omar Sy o el basquetbolista de la NBA Rudy Gobert apoyan a The Metaverse Marauders, una colección de 12 mil NFT que representan todo un panel de criaturas extraterrestres, otras estrellas del deporte y el espectáculo, como Neymar, Eminem o Paris Hilton, se han unido a Bored Ape Yacht Club, un círculo cerrado de poseedores de NFT relacionados con imágenes únicas de signos y vendidos a más de 200 mil dólares cada unidad.

El cantante Justin Bieber, por ejemplo, pagó 1.3 millones por el suyo el pasado enero.”Es realmente como el verdadero mundo de los coleccionistas: hay gente en los NFT que saben mucho, se interesan y pasan tiempo, y después hay otros que se unen a la moda y compran lo que les han dicho de comprar”, explica John Karp, presidente de NFT Factory y experto en el sector.

Un caso contrario al de Snoop Dogg. El rapero estadounidense reveló en septiembre que se escondía detrás del perfil anónimo de Cozomo de Medici, un afamado coleccionista en el mundo de los NFT por la compra de numerosas obras de arte norteamericanas reconocidas, más allá de los Bored Ape Yacht Club.

“Comprendimos que había un paso bastante auténtico, un verdadero conocimiento. Sus consejos cuentan, su punto de vista es importante. Está reconocido como una persona informada”, destaca John Karp.

Al contrario, existen casos de influencers que lanzan sus colecciones de NFT para monetizar sus audiencias, aunque numerosos ejemplos han mostrado que estos activos pierden rápidamente su valor en el mercado secundario, donde no se producen los ingresos esperados.

Tras haber ganado un millón de dólares gracias a la compra casi inmediata de NFT por sus fans, el cantante Shawn Mendes ha visto su valor dividirse por cuatro en solo un año.

Después de generar 44 mil 200 millones de dólares en 2021, el mercado de los NFT ha sufrido una caída del volumen de los gastos del 75% entre febrero y mediados de abril, según el gabinete Chainalysis.

Con información de AFP