Mi intención era apoyarlas: Coco Levy
Más de 500 personas firmaron la carta en donde exigen a Videocine fijar una postura en torno a las acusaciones contra Coco Levy. Foto: Twitter / Coco Levy

Horas después de ser despedido de Videocine a causa de las denuncias de abuso y acoso sexual en su contra, avaladas por una carta en la que más de 500 actrices y técnicas pedían un posicionamiento de la empresa, Jorge “Coco” Levy pidió disculpas.

Mediante un video colgado en su cuenta de Instagram, Levy señaló que no fue su intención incomodar a las mujeres que lo denuncian actualmente por actitudes poco éticas durante su gestión como productor en Videocine.

“Siempre he procurado el respeto para todas las personas, pero en las últimas semanas he tenido tiempo para reflexionar sobre lo ocurrido; he hecho un trabajo de introspección porque quiero entender, sinceramente, qué hice mal”, señala Levy.

Sin referirse directamente a Danna Ponce y a las demás actrices que denunciaron sus conductas de abuso y acoso sexual, el ahora exproductor de Videocine expuso los casos de dos personas que se sintieron vulneradas después de convivir con él.

“Escuché, por ejemplo, cómo una persona se sintió engañada y abusada porque la invité a una fiesta en la que no se sintió cómoda; una más, que me ha visitado de manera regular por casi seis años y con quien tampoco he tenido ningún contacto físico, dijo que las declaraciones de las demás chicas le habían abierto los ojos y que se sentía frustrada y decepcionada”, detalló.

Según Levy, su única intención era brindarles herramientas para sobresalir en el mundo del espectáculo, el cual es regido por ciertos estándares de belleza y sensualidad que deberían explotar.

“A ellas y a muchas otras les dí consejos de cómo conducirse en una industria donde la competencia es feroz. Muchos papeles privilegian la belleza y ciertos estándares estéticos, en ese contexto, nunca pensé que mis palabras sobre verse guapas y explotar su sensualidad podían ofenderlas.

“Con el corazón en la mano, les pido una disculpa a todas las mujeres que ofendí e incomodé con mis palabras, no quise ofenderlas, mucho menos vulnerarlas, mi intención era apoyarlas”, argumentó Levy.

Su mensaje concluye con la idea de convertirse en un promotor de la creación de ambientes laborales seguros para las mujeres, en los que no se sientan vulnerables al abuso.

“Esa será de ahora en adelante mi causa, recuperar el respeto de mis hijas y promover un cambio cultural en favor de la integridad física y mental de las mujeres, hombres y de manera totalmente incluyente”, concluyó.