Productores de <em>Better Call Saul</em> enfrentan una demanda
Los productores de Better Call Saul se enfrentan a una demanda. Foto: Cortesía AMC

Es curioso pero sucede: los productores de la serie Better Call Saul, que aborda las vidas de los abogados Kim Wexler y Saul Goodman, podrían pronto necesitar los servicios de algún buffet de abogados, debido a la reciente demanda en su contra.

Liberty Tax, una firma que se dedica a realizar gestiones de impuestos en los Estados Unidos, demandó a los productores de la serie por hacer uso de forma indebida de una variación de su nombre y logotipo.

Este hecho habría ocurrido en el segundo episodio de la sexta temporada de la serie, cuando Saul Goodman y Kim Wexler representan a una pareja de estafadores, quienes eran dueños de la empresa Sweet Liberty Tax Services.

“De todos los nombres posibles que pudieron emplear para la empresa de impuestos retratada en el episodio 2, decidieron no ser nada originales y retomar las famosas marcas de Liberty Tax, las cuales han sido empleadas por más de 25 años, e imitar un local de Liberty Tax solamente agregando la palabra sweet”, señalan los denunciantes.

La firma demandante cuenta con más de 4 mil oficinas en Estados Unidos y se dedica a brindar asesoría sobre la presentación de impuestos a personas físicas y morales en la Unión Americana.

Por esa razón, los propietarios de la firma consideran que el uso que se le dio a las señas de identidad de la marca en Better Call Saul pueden afectarles, pues en la trama los gestores operan de forma fraudulenta.

Por el momento, ni los productores ni el equipo legal del programa se han pronunciado sobre la demanda y cómo responderán a ella.