Pablo Lyle aún no recibirá sentencia: posponen su audiencia otra vez
Pablo Llyle espera la audiencia en la que recibirá su sentencia. Foto: Instagram

Pablo Lyle no recibirá su sentencia este mes por el homicidio de un hombre en una pelea de tránsito. La corte aplazó nuevamente su audiencia, informó esta mañana Sale el Sol.

En el programa matutino, se indicó que en la nueva audiencia se revelaría un estimado de años que se propone pase el actor en la cárcel, al ser hallado culpable del delito de homicidio involuntario.

Los abogados del intérprete mexicano también explicarían que buscan un nuevo juicio bajo el argumento de que por lo mediático del caso, el jurado estuvo influenciado y no se tomó la decisión de manera imparcial.

Pablo Lyle aún no recibirá sentencia: posponen su audiencia otra vez - actor_mexicano_pablo_lyle_culpable_homicidio_involuntario
El actor mexicano Pablo Lyle fue declarado culpable por homicidio involuntario. Foto: EFE/ José A. Iglesias/ POOL

La nueva audiencia en la que Pablo Lyle recibiría su sentencia está prevista para el 28 de noviembre. El abogado defensor comentó hace dos semanas que se trata de una “moción para un nuevo juicio“.

El caso del actor se remonta al 31 de marzo de 2019, cuando el intérprete iba rumbo al aeropuerto de Miami en un coche donde iba con su cuñado, Lucas Delfino.

Juan Ricardo Hernández, la víctima de Lyle, los alcanzó en un semáforo y reclamó por una maniobra que hizo Delfino. Hubo un intercambio de palabras y en un momento el famoso se bajó del automóvil y agredió al señor de 63 años.

Pablo Lyle aún no recibirá sentencia: posponen su audiencia otra vez - pablo_lyle-actor
El actor Pablo Lyle está bajo vigilancia por estar involucrado en la muerte de una persona. Foto: EFE/David Ovalle/Pool

Pablo Lyle dio un golpe a Juan Ricardo Hernández que desplomó al hombre de la tercera edad. El actor se fue a la fuga, pero los hechos quedaron grabados en unas cámaras de seguridad.

Los abogados del actor mantuvieron que Pablo Lyle actuó en defensa propia y solicitaron la desestimación del caso bajo la ley de defensa propia del estado de Florida.