Netflix quiere acabar con las cuentas compartidas para 2023
Tras un 2022 con una gran perdida de suscriptores, Netflix busca medidas para levantarse. Foto: Wikimedia Commons.

Tras un año complicado por la perdida de suscriptores, Netflix está en la búsqueda de distintas alternativas que le ayuden a recuperar clientes, entre ellas la suscripción con publicidad más barata y ahora tienen pensado acabar con las cuentas compartidas en un intento desesperado por recuperarse.

De acuerdo con The Wall Street Journal, Netflix tiene pensado implementar un sistema que obligue a los usuarios a pagar por compartir sus contraseñas en la plataforma con dispositivos fuera de sus hogares.

La compañía ya comenzó a probar este sistema en países como Argentina, República Dominicana, El Salvador, Guatemala y Honduras, en el que solicitan a los usuarios que se encuentren fuera del hogar a ingresar un código de verificación que aparece en la pantalla y caduca en 15 minutos.

Netflix quiere acabar con las cuentas compartidas para 2023 - netflix-busca-eliminar-las-cuentas-compartidas
Pinocho, de Guillermo del Toro, encabeza la lista de lo más visto en Netflix. Foto: Getty Images.

Si los usuarios no desean pasar por este proceso, el titular principal de la cuenta puede agregar hasta dos usuarios adicionales. Al igual que con la suscripción con publicidad, el control de cuentas de Netflix es un intento por sumar nuevos suscriptores, en lugar de los que ya tienen actualmente un perfil, pues al limitar el acceso a aquellos que estén fuera del lugar es probable que los que se dieron de baja vuelvan a suscribirse.

Pero también es posible que la plataforma no obtenga los resultados esperados, al igual que ha ocurrido con la suscripción con publicidad. Según los primeros informes de la prueba de uso compartido, los consumidores ya se han quejado de cómo funciona esta nueva característica y este tipo de estrategias podría resultar contraproducente y provocar la disminución, aún más, de su base de suscriptores.

La intención de Netflix con esta estrategia de acabar con las cuentas compartidas tiene el objetivo de recuperar, o atraer clientes, que aumenten su base de suscriptores, tras un 2022 desastroso.