Síguenos

 

Entrevista

‘Las películas de los Avengers fueron una poderosa herramienta política’: hermanos Russo

Este par de directores de Marvel charla sobre dirigir películas de superhéroes que instruyan a los líderes políticos y rodar un sombrío drama experimental de opioides, protagonizado por Spider-Man.

'Siempre estamos felices de hablar sobre Marvel': Joe Russo, Chris Evans y Anthony Russo filmando Avengers: Infinity War, 2018. Fotografía: Marvel / Disney / Kobal / Rex / Shutterstock

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

¿Qué puedes hacer después de haber dirigido la película más taquillera de la historia y que tus últimos tres rodajes generaran un total de 6 mil millones de dólares? Solo dos personas han tenido que lidiar con esta pregunta. Joe y Anthony Russo han pasado casi una década inmersos en el universo Marvel, tejiendo una maraña de hilos de sus tramas, reuniendo un elenco enorme, montando escenas de acción cada vez más espectaculares… y llevando toda la saga a aterrizar sana y salva en contra de las expectativas.

Además de Avengers Endgame e Infinity War, los Russo dirigieron Captain America: The Winter Soldier (2014) y Captain America: Civil War (2016), el último de los cuales introdujo al Black Panther del fallecido Chadwick Boseman y el Spider-Man de Tom Holland. Por un lado, se podría decir que han ganado Hollywood, pero ahora enfrentan el desafío de sus vidas después de Marvel, lo cual podría ser aún más difícil.

¿Ha habido un momento de crisis existencial posterior a Marvel? “Realmente no tuvimos tiempo, si nos permites ser honestos”, dice Joe, el mayor de los Russo (de pelo corto y gris, un poco más fornido, con un aire de tipo duro), desde sus oficinas de producción de Los Ángeles. Está ansioso por pasar directamente a su nueva película, Cherry, adaptada de una novela de Nico Walker y protagonizada por Tom Holland. “Nos encontramos con este libro mientras seguíamos inmersos en Endgame. Así que no habíamos pasado mucho tiempo pensando en lo que haríamos después. El libro realmente nos impactó”.

¿Es doloroso hablar de la experiencia Marvel? “No, en absoluto”, se ríe Anthony desde una habitación separada en la misma oficina. Más delgado, con cabello oscuro y lentes, parece que podría ser el padre de Tom Holland, lo cual no suena mal. Joe está de acuerdo: “Siempre estamos felices de hablar de ello. Quiero decir, fue una parte muy satisfactoria de nuestras carreras. Gran experiencia con la gente de Marvel. Priorizamos la calidad de vida tanto como priorizamos la calidad del trabajo”.

Quizás toquemos de nuevo el tema de Marvel. Como declaración de cuánto han avanzado los Russo, Cherry roza la exageración. Es como si hubieran sacado una carta blanca y hubieran decidido hacer todos los géneros de películas a la vez. En Cherry seguimos la surte de un joven descontento de Cleveland durante casi dos horas y media. La película comienza como un romance adolescente, luego pasa a ser una película sobre la guerra de Irak, luego a una película sobre adicciones, luego a un thriller policial con una pizca de drama carcelario al final, sólo para un buen remate. También parecen estar cubriendo todas las bases estilísticamente. Hay tomas operísticas en cámara lenta, montajes ágiles, grandes tomas de seguimiento, escenas de acción épicas (obvio), un trabajo de cámara enérgico, e incluso una toma desde el punto de vista de la cavidad rectal de Holland.

Cherry está, improbablemente, basada en una historia real, un relato ficticio de las propias experiencias de Walker. Como tal, en lugar de unir géneros, la historia subraya los vínculos causales entre ellos, desde la angustia hasta el servicio militar, el trastorno del estrés postraumático, la adicción (primero al opioide OxyContin, luego a la heroína) y el crimen. “Aunque el viaje de Cherry es único”, dice Anthony, “en un nivel, es muy representativo. En el sentido que el sistema médico, en primer lugar, recurriría a los (opioides) como respuesta para el trastorno de estrés postraumático. Y en segundo lugar,al  permitir que las compañías farmacéuticas maximicen las ventas de su medicamento presionando a las personas. Eso sucedió una y otra vez”.

Te recomendamos: ¡’Karate Kid’ llega a Netflix! Aquí las series y películas que estarán disponibles en marzo

Cleveland es la ciudad natal de los Russo. Joe la describe como “el Newcastle de los Estados Unidos”, una ciudad postindustrial de clase trabajadora que atravesó tiempos difíciles. “La gente se burla de ella desde hace años”, dice. “Tuvimos un complejo de inferioridad al crecer en Cleveland, porque el río se incendió, el pelo del alcalde se incendió y nuestros equipos deportivos perdieron todos los campeonatos”. Walker es una generación más joven que los Russo (tienen 51 y 49 años) pero sus biografías se superponen: crecieron en familias de clase media, en los mismos vecindarios y asistieron a escuelas privadas similares. Walker incluso trabajó en el mismo restaurante en el que Joe había trabajado 10 años antes (y que aparece en una escena de la película). “Hay un nivel de detalle con el que estamos muy familiarizados”, dice Joe. “Y hay una sensación de deterioro existencial con la que también estamos muy familiarizados”.

Tom Holland es protagonista en ‘Cherry’, la cual se basa parcialmente en Cleveland, la ciudad natal de los Russo..

Cleveland ha sido un centro de la crisis de opioides de Estados Unidos, la cual se ha visto ensombrecida y exacerbada por la pandemia de coronavirus, pero que continúa. La mayoría de las personas de la ciudad se han visto afectadas, dicen los Russo, incluidos ellos mismos. “Es una experiencia profundamente triste no poder ayudar a alguien que amas profundamente”, dice Joe. “Perdimos a un primo más joven a causa de los opioides, y fue un funeral muy, muy doloroso para nosotros. Y para su madre, nuestra prima, de quien somos muy cercanos. Hemos perdido a buenos amigos de la infancia”.

Lo que ayudó a mantener a los Russo fuera de ese camino fue su familia de inmigrantes italianos, unida y comprometida políticamente. Su padre, Basil, era un concejal demócrata. “Así que veíamos de cerca muchos debates políticos cuando éramos niños“, dice Joe, “mirando a nuestro padre, yendo a iglesias con él, donde hablaba con los electores y hablaba sobre cómo salvar a la ciudad de la bancarrota”.

Los hermanos tomaron caminos separados para irse a estudiar, luego unieron fuerzas para lanzar sus carreras cinematográficas. “Creemos en este concepto llamado el principio de la mente maestra”, dice Joe, “que establece que dos mentes no son doblemente mejores que una; son exponencialmente mejores. Creemos que estamos en nuestro mejor momento cuando ambos cerebros entran en una historia y en las decisiones creativas del día a día que se toman cuando estás ejecutando una película“. Una fuente interna caracteriza a Joe como “el estratega y general”, y a Anthony como “el filósofo”.

Su debut autofinanciado, Pieces, fue una típica comedia independiente de bajo presupuesto de los 90, pero Steven Soderbergh vio potencial en ellos. Él y George Clooney produjeron su siguiente película, la comedia de atracos Welcome to Collinwood (que también se desarrolla en Cleveland). Antes de Marvel, además de otra comedia mediana, You, Me & Dupree, trabajaban principalmente en televisión, incluidas las exitosas comedias Arrested Development and Community. (Hay numerosos miembros del elenco en pequeños cameos y huevos de pascua de ambas series que se encuentran en sus películas de Marvel).

Al igual que Soderbergh, los Russo adoptan un enfoque de “uno para ellos, uno para mí”, haciendo películas convencionales para financiar proyectos menos ortodoxos, como la película de guerra, con elenco principalmente árabe, Mosul y la de terror australiano Relic. Pero gracias a las películas de los Avengers, su estrategia parece más de “uno para ellos, 10 para mí”. También parecen estar ejecutando algún tipo de plan de rehabilitación para sus superhéroes. Además de Holland, trabajaron con Chris Hemsworth (Extraction) y Chadwick Boseman (21 Bridges). Además, están dirigiendo a Chris Evans en un thriller de espías, The Grey Man, escrito por sus colaboradores de Marvel, Christopher Markus y Stephen McFeely, mientras que Paul Bettany interpretará a Alexander Nix en su dramatización del asunto Cambridge Analytica. Por todo esto ya se habla de una especie de Avengers Reassemble. Y tienen más en camino: la nueva serie de espías Citadel, con Priyanka Chopra; una de ciencia ficción coproducida con los Obama; y una adaptación de acción en vivo de Hércules, de Disney (la cual suena como “una para ellos”).

Las primeras reseñas de Cherry no han caído en el éxtasis, hay que decirlo. Una queja común ha sido que se siente poco auténtica, como sacada de otras películas, pero para los Russo, ese es el punto: “El personaje no puede separar su vida de sus influencias ficticias”, dice Joe. “Está atrapado en el artificio, y eso se refleja en la ejecución de la película”.

Los Russo no quieren ser autores de autor, al parecer; están más interesados ​​en inyectar sus creencias políticas honestas en las películas principales, en las que indiscutiblemente han tenido éxito. Si fueras a contrarrestar la ahora infame afirmación de Martin Scorsese de que las películas de superhéroes están más cerca de los “juegos de parques temáticos” que del “cine”, las películas de Marvel de los Russo serían las principales evidencias de ello. Capitán América: el soldado de invierno, en particular, que llegó luego de lo que se supo de Snowden criticó el panorama estadounidense de la vigilancia estatal y la extralimitación antiterrorista. “Esto no es libertad; es miedo”, dice el superhéroe al que descongelaron luego de varias décadas, que pasa de ser un activo patriótico a insurgente radical. (Mientras tanto, Scorsese estaba haciendo una película sobre los jesuitas en el Japón del siglo XVII).

Lee: La-Lista de las películas que ‘sobreviven’ rumbo al Oscar 2021

Debajo del espectáculo y el spándex, sus posteriores películas de Marvel lidiaron con “temáticas políticas” similares, como lo expresan los Russo. Su saga de los Avengers podría reflejar más su época de lo que se les ha atribuido. “Esas películas tratan mucho sobre lo que sucedió en este país durante los últimos cuatro años”, afirma Joe. “Se trataba de defender lo que uno cree, independientemente del costo, y creo que lo estamos perdiendo de vista. Por alguna razón, en el Reino Unido y en los Estados Unidos, algunas de las peores personas se sentían atraídas por la política y nos representaban colectivamente. Afectaba nuestra salud mental colectiva y se reflejaba mal en nuestro carácter. Creíamos firmemente que el alcance de esas películas era tan significativo que podrían influir en ayudar a las personas a tomar mejores decisiones.

En lugar de que los Russo se lo pasen mal sin Marvel, es Marvel la que podría pasarla mal sin ellos. La buena noticia es que no descartan volver a ese mundo. “Siempre habrá una película comercial más grande de los hermanos Russo en el horizonte“, dice Joe, “porque está arrastrando una estela de muchas películas con conciencia social y política”. Los Russo no necesitan “moverse” a ningún lado; parecen perfectamente felices donde están.

 Cherry se lanza digitalmente en el Reino Unido el 12 de marzo.

También te puede interesar

Opinión

Con apenas dos capítulos de su serie, pero una larga trayectoria en el cine y los cómics, Loki nos recuerda cuánto amamos la redención

Entretenimiento

Esta iniciativa busca trasladar la experiencia de la función presencial al mundo digital a todo el territorio nacional.

Multimedia

Carlos Vives le cuenta a #LaLista sobre su proceso creativo musical y su más reciente colaboración con Ricky Martin, “Canción Bonita”.

CINE

El actor, que ha sido señalado de conducta sexual inapropiada, interpretará a un detective en una película sobre un hombre acusado de abuso infantil.

Publicidad