Mariachi Arcoíris, el grupo que representa a la comunidad LGBT+ en la música tradicional
El Mariachi Arcoíris de Los Ángeles comparte el mensaje de la inclusión en la música tradicional mexicana. Foto: Cortesía.

Música, aceptación y orgullo son algunos de los elementos detrás del Mariachi Arcoíris de Los Ángeles, quienes se autodenominan como la primera agrupación de este tipo que representa a la comunidad LGBT en la música tradicional mexicana en esta ciudad de California. 

Lo creó Carlos Samaniego, de 41 años, hijo de padres mexicanos en Los Ángeles, California, luego de recibir la influencia de la música de mariachi desde muy pequeño, pues le permitía convivir con la cultura mexicana aun viviendo en otro país. 

Samaniego creció en la comunidad de El Sendero, una zona de Los Ángeles con una población grande de latinos y asiáticos, por lo que la diversidad cultural siempre estuvo presente, según explica en entrevista con La-Lista. Ahí, entre el idioma inglés y español, la música de Juan Gabriel y Rocío Dúrcal y la herencia musical de su padre y su abuelo, Carlos Samaniego descubrió su pasión por la música tradicional mexicana.

Las distintas etapas escolares de Samaniego estuvieron acompañados de la música. En la secundaria, preparatoria y universidad, él se integró a diferentes grupos que se dedicaban a tocar música de mariachi. Pero su creación, el Mariachi Arcoíris, inició en el año 2000, cuando Carlos se había declarado públicamente gay y formaba parte de un grupo LGBT+ en la universidad. 

El grupo al que pertenecía decidió hacer un evento de “boda falsa” entre dos personas del mismo sexo a modo de protesta porque no estaba permitido el matrimonio igualitario y gracias a que muchos de sus compañeros también eran latinos, propusieron un mariachi para el evento y fue Carlos Samaniego quien lo lideró.

“Se me ocurrió decir que sería muy bueno que el mariachi fuera gay, que todos fueran gay. Fue una de esas cosas que uno dice sin pensar (…) Al final de cuentas formé por primera vez mi Mariachi Arcoíris de Los Ángeles para este evento”, recuerda Samaniego. Sin embargo, actualmente, ser parte de la comunidad LGBT+ no es requisito para poder formar parte de su grupo. 

Comenzaron a tocar en antros gay y eventos, pero poco a poco el grupo se fue alejando, hasta que años después, alrededor del 2016, y después de experiencias de bullying, rechazo y burlas en otros grupos, Samaniego volvió a su idea del Mariachi Arcoíris de Los Ángeles y buscó a distintos músicos para conformarlo.

Un espacio libre y abierto

Mariachi Arcoíris, el grupo que representa a la comunidad LGBT+ en la música tradicional - mariachi-arcoíris-853x1280

Para “mis compañeros de mariachi en ese entonces (ser gay) no era algo muy aceptable, era algo tabú, entonces para ellos en primer lugar supongo que nunca habían trabajado con alguien que era abiertamente gay y no sabían qué hacer”, explica el músico. 

“Hubo un comentario que escuché acerca de mi y dije basta, fue la gota que derramó el vaso y dije ‘okay, voy a formar de nuevo el Mariachi Arcoíris de Los Ángeles, pero es ahora porque yo siento que lo necesito, es una necesidad personal de tener un espacio en donde yo me sienta libre y aceptado, en donde pueda ser abiertamente como soy‘”, relata sobre el segundo nacimiento de su grupo. 

Desde entonces, el Mariachi Arcoíris de Los Ángeles se dedica a presentarse en eventos, conciertos, fiestas, la marcha LGBT, entre otros, para compartir el mensaje de que la música de mariachi también es para las personas de esta comunidad. Entre sus integrantes está Natalia, quien se asume como la primera mujer trans que es mariachi.

La “cultura mexicana es muy machista, (las personas) ven esas imágenes de esas películas viejitas de que el hombre le está llevando la serenata a la mujer, la mujer sale a la ventana y es una cosa muy romántica. Y a lo mejor un hombre al ser gay piensa que él nunca va a poder pasar por una experiencia como esta, pero ahora con el Mariachi Arcoíris de Los Ángeles sí puedes”, dice a La-Lista

Como anécdota, Carlos Samaniego recuerda que en una ocasión lo contactó una persona homosexual que se encontraba buscando a un mariachi para que cantara en su boda, pero no lo encontraba por el miedo a que los músicos estuvieran incómodos asistiendo a una boda LGBT+. 

“Hazme el favor, que si el mariachi va a estar cómodo pensando en tu boda, ¿quién piensa en eso?“, recalca Samaniego. Explica, además, que algunas personas rechazan su música por el hecho de ser parte de la comunidad LGBT+, aunque es la propia música la que sirve de barrera ante tales actitudes de discriminación. 

“A los músicos les digo que al ser el primer mariachi LGBT+ en el mundo tenemos que representar muy bien lo que es la música de mariachi porque eso va a ser nuestro escudo porque les podemos demostrar que este grupo de ‘jotitos’, de lo que tú quieras, puede tocar la música de mariachi bien“, dice Carlos. 

¿Cómo es el espectáculo de Mariachi Arcoíris? Vestidos con el clásico traje de mariachi, con un moño con la bandera de la comunidad LGBT y cantando las canciones tradicionales, pero agregándole el plus de la no discriminación y la apertura. 

“Generalmente no me gusta cambiarle a la letra de la música, pero lo que sí hago es que le damos otra vuelta. Por ejemplo, la canción Ella del señor José Alfredo Jiménez no le voy a poner Él a la canción, queda como Ella pero en este caso la va a cantar una mujer. 

“Como mi preferencia es hacia los hombres, yo le voy a cantar a los hombres, una canción de atracción o de amor se la dedico a alguien en el público que sea hombre (…) Podemos entre nosotros jugar con nuestro repertorio, coquetear y darle al público una experiencia nueva con este mariachi único”, relata. 

La meta: inclusión y un Grammy

Al preguntarle a Carlos Samaniego por sus planes para los próximos años, su respuesta es contundente: “nos gustaría ganar un Grammy”, uno de los reconocimientos más importantes en la industria musical.

El Mariachi Arcoíris de Los Ángeles grabó su primer disco hace tres años, para 2022 el objetivo es grabar y lanzar el segundo, acompañado de viajes por todo el mundo que les permita seguir compartiendo su mensaje. 

“Ya hemos ido a España, a la CDMX, a otros estados de este país, hay que seguir viajando y promoviendo lo que es el mensaje del Mariachi Arcoíris de Los Ángeles que realmente es aceptación. Ha habido personas que nos escriben a través de nuestras redes que nos dicen “soy músico de mariachi en este pueblo de México y cómo quisiera que ustedes estuvieran acá para poder integrarme, gracias a ustedes decidí decirle a mi familia que soy gay”“, cuenta Samaniego. 

Mariachi Arcoíris, el grupo que representa a la comunidad LGBT+ en la música tradicional - Mariachi-1280x853