La mexicana que extiende redes por el derecho al aborto en EU

Cuando México llevaba dos gobiernos de un partido conservador en la presidencia, en el estado de Guanajuato, había mujeres condenadas a varios años de prisión presas por haber tenido abortos espontáneos. Hace casi 10 años, Verónica Cruz, directora de Las Libres, logró denunciar la injusticia hasta que recuperaran su libertad. Ahora, es una de las impulsoras de las redes de aborto más allá de la frontera con Estados Unidos para garantizar que las mujeres tengan acceso a este derecho.

“El aborto no es un problema de las mujeres, es un problema social con varias cargas negativas, que también le toca a la sociedad y a la cultura derribar (…) Me siento como que no estaba loca, no estábamos locas. La razón nos asistía, como hoy nos asiste con Estados Unidos, solamente es una frontera”, dice la directora de Las Libres.

Verónica Cruz parece estar segura de que la sentencia de la Corte Suprema del caso Roe vs Wade no va a frenar el aborto en Estados Unidos. “La realidad se impone”, dice con tono de confianza.

Si hace 10 años enfrentó a uno de los gobiernos más conservadores en México dijo que fue posible porque logró despertar la indignación en la gente al mostrarles lo que hacían los gobiernos.

Verónica Cruz documentó nueve casos de mujeres presas por el delito de “homicidio en razón de parentesco”, acusadas de haber “asesinado” a sus hijos en casos de abortos espontáneos.

“Primero, de arrebatarles nuestros derechos, arrebatarles a esas mujeres porque no les asistía la razón ni la ley ni nada, pero creo que lo que mejor hicimos y hemos hecho Las Libres es lograr indignación social y que la gente entienda que debemos resolver los problemas sociales, dijo.

Ho,y toca a Estados Unidos mirar hacia el sur y aprender de la experiencia en América Latina en la conquista de derechos de salud reproductiva para que las mujeres tengan acceso al aborto seguro, advierte en entrevista Verónica Cruz, directora ejecutiva de Las Libres, una organización que ha luchado por los derechos de salud reproductiva de las mujeres y que ha impulsado redes de apoyo para tener acceso al aborto autogestionado de forma segura en Texas desde México.

Cuando el estado de Texas aprobó restringir el aborto hasta la semana seis de gestación en 2021, Las Libres activaron el apoyo de las redes de aborto autogestionado para acompañar a las mujeres afectadas por la legislación.

Explica que su principal objetivo era ayudar a las mujeres migrantes, a las indocumentadas, a las latinas, pero ellas no tienen movilidad para cruzar la frontera, muchas veces no tienen dinero, ni tampoco acceso a medios de información, ni a un teléfono siquiera. Fue entonces cuando muchas mujeres de Estados Unidos comenzaron a ofrecer su apoyo tanto para acompañar como para distribuir el medicamento para poder abortar.

“Entonces, se me ocurre convocar a las redes fronterizas, muchas de ellas, nosotras las hemos formado. Solamente estábamos pensando en dotar de medicamentos a todas las redes de la frontera con Texas con Estados Unidos y que las mujeres cruzaran a México, donde no había ningún problema porque ya no era un delito”, comenta Cruz en entrevista a distancia.

“Cuando nos empezaron a llegar de otros estados diferentes a Texas, nosotras no entendíamos mucho por qué hasta que fuimos viendo que ya había muchos estados con restricciones y que hoy lo de Roe vs Wade solamente va a concretar a muchos otros estados que tenían listas las restricciones. Nosotras, lo que hemos venido haciendo estos meses es ir armando y armando y armando redes en Estados Unidos, teniendo bancos de medicamentos por todos lados para que puedan llegarle a las mujeres y preparándonos”, dice Cruz.

Y este mismo año el escenario empeoró para las mujeres. La Corte Suprema de Estados Unidos emitió una nueva sentencia en torno al caso Roe vs Wade, discutido hace 50 años, y que garantizaba el derecho al aborto. Pero el viernes pasado revocó este derecho en todo el país y dejó en manos de los estados su regulación en medio de una ola de leyes restrictivas con políticas de persecución a quien aborte o ayude a una mujer a abortar.

“En el tema de apoyar, de la solidaridad fronteriza, de acompañar a mujeres que necesitan abortar en Estados Unidos, estamos preparadas porque seguramente la demanda va a incrementar a partir de hoy. La buena noticia es que así como más mujeres se están enterando que pueden abortar de manera segura en casa y que nosotras les podemos hacer llegar los medicamentos gratuitamente en sus manos, también así hay mucha población de la gente de Estados Unidos dispuesta a apoyar”, dice en entrevista

Las redes de acompañamiento de aborto en México

Aunque en México es posible abortar sin enfrentar procesos penales, dos terceras partes del país aún no brindan esos servicios de salud a las mujeres. Con el impulso de organizaciones como Las Libres se han creado redes de aborto autogestionado en varios estados del país, en donde las mujeres que lo necesitan, buscan y reciben asesoría y el medicamento para que puedan interrumpir su embarazo en sus propias casas de forma segura. El aborto con medicamentos es posible en las primeras 10 semanas de gestación y la misma Organización Mundial de la Salud ha publicado lineamientos y ha dicho que es la forma más segura de abortar en lugares con restricciones, como Texas.

La activista y defensora de los derechos de salud reproductiva explica que esto ha sido posible porque las mismas mujeres que recibieron el beneficio del aborto autogestionado son las que buscan apoyar a más mujeres, ya sea donando medicamento, distribuyéndolo o acompañando a las demás.

Desde enero de este año, cuando iniciaron, las redes a las que ha apoyado Las Libres han logrado ayudar en mil 500 casos de aborto autogestionado desde México para mujeres en Texas y otros estados del país vecino.

“Eso va a ser muy importante para la sociedad de Estados Unidos, a propósito de este gran drama y lo que es este retroceso porque creo que es el inicio de la lucha de derechos colectivos. Creo que la sociedad estadounidense está muy acostumbrada a los derechos individuales, a luchar cada quien”, advierte Cruz.

La experiencia de lugares restrictivos

Verónica Cruz ha luchado por los derechos de salud reproductiva de las mujeres ante gobiernos conservadores en México que las han criminalizado y encarcelado y tal vez por eso está segura de que las leyes restrictivas del derecho al aborto en Estados Unidos no van a frenar a las mujeres que busquen abortar.

“Justo por tener lo restrictivo tuvimos que desplegar y desarrollar mil formas creativas para poder garantizar esa seguridad a las mujeres, luego fuimos obligando a la población de que hablara de un tema que no quiere hablar porque las leyes restrictivas son problema de quienes toman esas decisiones, pero la población tenemos responsabilidad sobre eso, a quiénes votamos y para qué los votamos. Me parece que la sociedad también tiene que responsabilizarse de las decisiones que toma y eso cómo trae consecuencias en este caso fatales, por ejemplo, para las mujeres en términos de que se muera el derecho“, dice.

En ese sentido, las organizaciones en México tienen mucha experiencia que aportar a las mujeres de Estados Unidos. Existe otra ventaja que se tiene en el país y es que justamente debido a las restricciones, se expandió el uso de aborto con medicamentos para tener un aborto seguro sin tener que ir a una clínica, cuando en Estados Unidos la mayoría de los abortos eran en clínicas y con otros métodos

“Ese es el gran obstáculo ahorita en Estados Unidos, que está muy estigmatizado el aborto con medicamentos. Y es obvio, se entendía que lo seguro era en la clínica, brindado por prestadores de servicios de salud. Ahí está el protocolo de la Organización Mundial de la Salud. Creo que hay muchísimo miedo en EU y los dos retos que yo veo más importantes a derrumbar es el miedo y el estigma hacia el aborto“, dice.

Asegura que la solidez de las redes de acompañamiento es la organización comunitaria, la organización colectiva y la solidaridad entre las mujeres.

“Las leyes restrictivas solo ponen en riesgo. Creo que la gente tenemos que saltar ese obstáculo, la realidad se va a imponer y la realidad ahí está.  Las mujeres van a seguir abortando a pesar de las restricciones, más vale que sea de forma segura”.